Ir al contenido principal

RECUERDOS DESDE MI CELDA




Acabó de rezar su oración y se persignó. En ese crítico momento, sentirse unida espiritualmente a Diós, lo consideraba un deber de primera magnitud y a pesar de su agnosticismo, no le resultaba extraño, acostumbrada como estaba a tener ciertos ramalazos de fe, sobre todo, cuando se ponían las cosas feas. Lo único que tenía sentido en estos instantes era mantener vivo el recuerdo, no podía ser de otro modo. Aferrada a sus viejas historias y a ese cuerpo marchito y moribundo, que permanecía inconscientemente conectado al respirador, no quería perder el tiempo en cosas nimias. Tiempo era precísamente lo que no tenía. Al abuelo pronto le llegaría la hora. Debía aprovechar los últimos momentos junto a él. Tumbada en la cama, a su lado, le abrazaba. La estampa era conmovedora y al mismo tiempo intensa. Visto de conjunto, ambos cuerpos no distaban mucho en equidistancia. El de él encorvado y rugoso. El de ella enjuto y pálido. Podía parecer solamente que un anciano y su nieta se decían adiós, pero era mucho más, finalizaba un ciclo de vida conjunta, un vínculo especial que enlazaba la experiencia y la juventud, la guerra y la paz, la pobreza y el progreso, la tragedia y la esperanza. Con contradicciones internas y profundamente personales.

Agustín fue un niño de la guerra, republicano de fe y de obra. Crecer en el fragor de la lucha, en plena Guerra Civil le había curtido en mil batallas. A pesar de la valentía demostrada en todo momento y lugar, libertad y sometimiento, eran dos palabras atravesadas en su conciencia que no había conseguido digerir plenamente. Ahora batallaba en un campo desconocido y ésta iba a ser, sin duda, la última contienda.  A pesar de todo, siempre se enfrentó con contundencia a la vida y a una problemática realista, primero como niño huérfano de padre, asesinado éste por los del bando nacional. Fue un frente de batalla en el que los hermanos se enfrentaban entre ellos, los alimentos eran requisados para alimentar a los soldados y se pasaba mucha hambre aunque hubiera cartilla de racionamiento. El día a día se vivía entre asaltos a los mercados, pillaje, ese profundo silencio que envolvía el aire, el aislamiento del exterior, el miedo, la frustración, la represión, el fanatismo religioso en la escuela y en la comunidad,  todo ello rodeado de historias malditas, fusilamientos, exilio, dramas familiares…las dos Españas marcadas con fuego y acero.

La curiosidad se transformaba en pena cuando Laura escuchaba estas anécdotas de labios de su protector. De niña le hubiera gustado ser miliciana. Lo tenía muy claro. Sin embargo, por destino le había tocado vivir el accidente de sus padres, la ausencia de su abuela que murió joven, una educación espartana y militarizada, la falta de cariño. Demasiada presión, sin duda. También durante el inicio de su juventud, la presencia del viejo, sin llegar a ser el consuelo de su tristeza, lo envolvió todo. Las ocasiones en que esperanzada contemplaba el Cielo en busca de algo divino con que alimentar su espíritu, no veía más que al abuelo Agustín.  –Abuelo, ¿tú crees que Dios existe?-.-¿Le has visto alguna vez, niña?- .-No, pero existe la fe-.- La fe es para los tontos- solía responder sécamente. Pronto la duda empezaría a corroerla, en éste y en otros temas, tan trascendentales como anodinos.

“Si yo pudiera volver a ser tan inocente como de pequeña”- se decía, atormentándose, ya que la imposibilidad caía sobre su propio peso. ¿No podía ser posible un regreso a la inocencia, a la candidez, a la pureza? Pero por mucho que intentara alcanzar la esencia verdadera de las cosas, solo encontraba realidad y materia. Las leyes físicas universales no le bastaban. Debía haber una explicación razonable mucho más allá de la conciencia que explicara por qué estaba aquí.

No estaba segura de si su abuelo aun conservaba ciertos principios, miniaturas representativas de aquellos rasgos nobles que, en algún momento, habían caracterizado a los hombres buenos y valientes defensores de causas justas. A pesar de todos los pesares, a pesar de todo lo vivido, la duda razonable persistía en quedarse. Mucho se temía que había envolturas de recuerdos que no se atrevían a salir a la superficie. Recuerdos dolorosos que desgarraban el alma, que avergonzaban, que dejaban huellas profundas en el corazón. Por indecentes y pecaminosos. Repentinamente, el abuelo lanzó un suspiro desgarrado que parecía proceder del Purgatorio de la conciencia, así se lo imaginó. Quizá estarían llamándole desde arriba para empezar a expiar la culpa y él respondía como un arrepentido en el Juicio Final, resistiéndose. Su sufrimiento le hacía empatizar con él, menos cuando aparecía algún recuerdo lascivo. De cuando Agustín la acostaba en la camita, siendo niña, y la miraba con deseo carnal. En esa época, no podía entender qué tipo de mirada, qué tipo de deseo. Pero estaba allí, acechando entre la semioscuridad de la noche, agazapado como los buitres, esperando que la presa cayera para abalanzarse sobre ella. Y así cada noche. Cada noche suponía la muerte del espíritu, la profanación de su cuerpo infantil. De su inocencia, de su candidez, de su pureza. Del verbo de Dios.

Quizá si el abuelo no se hubiese dado a la bebida y a las mujeres de mala reputación a la muerte de su esposa, no estaría en esta situación. Era extraño. Los recuerdos de juventud del viejo, narrados, parecía mentira, hasta con elaborada poesía costumbrista, no coincidían por lo honestos, con los que ella guardaba en su imaginación, de  la vida en familia, de la relación afectiva. El incesto era tabú en la sociedad. Lo aprendió enseguida sin que nadie se lo dijera. Pero de todos modos, le debía tanto al abuelo. Sentía tanto cariño por su figura patriarcal, que no había conseguido sustituir el objeto proceloso fruto de tantos años de cautiverio, por otro de más sensato proceder. No era cariñoso ni cuidadoso en el trato, pero jamás utilizó el más mínimo atisbo de violencia. Parece ser que la voluntad no se sometía a la razón, en este caso, porque no habían vivido una vida como la del resto de los mortales. Eran dos espíritus libres y esclavizados el uno al otro que se necesitaban, dependiendo enteramente. Lo cual no evitaba que los recuerdos fuesen autorretransmitidos con cierto asco, entre la culpa y la impotencia de no haber conocido la oposición y el rechazo por parte de nada ni de nadie.

Pero de todo eso hacía ya mucho tiempo. Más tarde aprendió a negarse, a rechazar el ansia y la prepotencia que da la autoridad. Había aprendido a juzgar las malas obras. Sufrió los abusos hasta la edad de 16 años. El desconocimiento dio lugar al juicio y a la razón. Y los tocamientos físicos se transformaron en otra cosa mucho más terrible para Laura. Que desde los doce había dejado de comer con normalidad, convirtiéndose en una joven anoréxica. El rostro de Laura, avejentado y agrietado, era la muestra del sufrimiento silencioso, de la culpa, del autocastigo infringido. El resto del cuerpo, delgadísimo, todo un conjunto de carne flácida y colgante, que apenas se dejaba ver de entre los huesos. Éstos se marcaban agresivamente a través de la piel, que tampoco era piel, sino pellejo. Se incorporó. Sus ojos, decorados con profundas ojeras, miraban al anciano moribundo y lo hacían sin rencor aparente. Quedaban tan resaltados que casi se salían del contorno de la cara. Después, se quedó contemplando el respirador artificial.

Agustín, el ahora anciano Agustín, respiraba con enorme dificultad. Lejos de desearle cualquier mal, esperaba que el fatal desenlace ocurriera lo antes posible. No podía seguir observando su agonía por más tiempo. “Estamos casi en igualdad de condiciones, abuelo. Yo también moriré después que tú, no tardando mucho”- reflexión que hizo ante sí misma mientras dos lágrimas le resbalaban por las mejillas. “Te he devuelto el favor, tú me cuidaste en todos mis ingresos hospitalarios y ahora yo velo por ti en tu final. Estamos los dos esperando el mismo destino. Siento que tu vida y la mía no hayan sido bonitas. Adiós”. Acercó entonces sus labios a los suyos rozándolos levemente, para no molestarle en su camino hacia el mas allá. Se movía lentamente, se encontraba muy débil pero pudo hacer un esfuerzo para cogerse de un extremo de la cama, apoyándose en un brazo y con el otro desconectar el cable del aparato. 




Enigma -Return To Innocence
                                       
   

-->
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

  1. Muy buena entrada me ha encantado. Gracias por compartirlo :-))

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Javi. Eres muy amable. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Marissa, una historia impactante. Podría decirse que había algo del síndrome de Estocolmo en esto, sin llegar a la violencia, ambos dependían el uno del otro.
    PD: Me encanta el tema de Enigma. Apropiado para el relato.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia de amor-odio-dependencia, narrada por la protagonista, que se ve envuelta en un círculo desde el que solo puede salir a través de la muerte. Es muy triste. Además, se acompaña de abuso sexual, algo que en la coyuntura histórica y la época de la posguerra era muy difícil de de denunciar, más dentro de la família. Muchas gracias por venir y comentar, siempre es un placer tenerte aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Excelente relato muy bien estructurado en un léxico perfecto. Me encanta, enhorabuena compañera un gusto leerte. Saludos desde Toledo (España)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidoro,
      Cuando se ataca a la inocencia de un niño, a veces es muy complicado que no sobrevengan los traumas en sus diferentes manifestaciones. Un tema delicado, sobre todo, en el contexto social histórico que recoge el relato.
      ¡Muchas gracias por tu visita y por tus palabras!. El esfuerzo que hay que aplicar para mejorar día a día en la práctica de escribir en un blog, finalmente se ve recompensado por el apoyo de los compañeros, como en este caso.
      Un gran abrazo desde Valencia

      Eliminar
  5. Excelente relato muy bien estructurado en un léxico perfecto. Me encanta, enhorabuena compañera un gusto leerte. Saludos desde Toledo (España)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE ENRIQUECE CON TUS COMENTARIOS.
¡¡MUCHAS GRACIAS POR PARTICIPAR!!

Mi otro Blog

LOS POSTS MAS LEIDOS DE LA SEMANA

LA MANSION

Clareaba el día. De inmediato, me acerqué a la ventana entreabierta y respiré el aire purificador de la sierra, a trasluz. Y como en un fondo de óleo, me sentí conmovido por la natural ascensión del sol rumbo a la atmósfera amaneciente, trazada a pinceladas pastel; en esta nueva mañana me era asignado un regalo que desprendía felicidad y el dulce cromatismo de la naturaleza, adornada con tenues tonalidades de ocres y amarillos. La amalgaba de colores quedaba perfectamente mimetizada, dejando tras de sí una estela brillante que se iba difuminando por entre la delgada línea que dibujaba el horizonte y el fresco prado de verde hierba que tenía delante de mis ojos, acotado por las vallas que delimitaban el jardín privado. Así era como yo veía las cosas. De forma sutil, etérea, sublime.
Llegó la hora del desayuno, pero como de costumbre, mi estómago rezumaba inapetencia mientras paseaba por los vastos rincones del salón, repletos de pilares y tabiques del siglo XIX. Habían sido apuntalados …

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: POEMA SANGRIENTO

Trabajando con fuego y acero, del telar a la máquina, del cultivo, al montaje, lo que se urde en la cadena me fabrica la mortaja. Es la producción denigrante, que adiestradamente cambia, mi tierra por un patrón,  el trigal por un centavo, creando miseria al esclavo,  en fábricas y talleres. Ni siquiera el Infierno contempla, reinado de Don Banquero, con las huelgas no nos queda,  sopa, tocino o pan negro. Por eso mujeres y niños, que son los nuevos obreros, en carromato viajan hacia el Mitin de San Pedro. La Revolución Industrial crece, y aumenta la demografía; hambre con explotación se alía, en un opio de 14 horas por la sangre derramada. El Proletariado nace, se hace con fuego y acero..


China Crisis - Working with fire and steel


-->  Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU! Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. …

LOS LIBROS Y EL NUEVO MUNDO (Microrrelato)

Y finalmente, el Caos, que había dado origen al Universo Cosmológico ancestral se expandió sobre sí mismo concentrando un inconmensurable abismo sin fondo sumido en la oscuridad. En este mundo paralelo cronológicamente anverso y con temporalidad de futuro, todo ocurrió en modo antagónico a la creación terrenal que los hombres habían experimentado en el otro viejo lugar, como una realidad independiente de dicha percepción humana, percepción en modo alguno conocedora del símil formador que se estaba gestando en esta lejana nueva galaxia multidimensional.
El Caos de este otro lado, siendo también principio de todas las cosas, parió una tierra novedosa, después de engullir todo lo que yacía como materia y de sucumbir a las tinieblas de lo finito. Este agujero negro de concentración de masa elevada que había generado hacía años luz un campo gravitatorio similar al de la Tierra, pasó tras el fuerte estallido, de la nada al algo, de la materia y la antimateria al contenido de moléculas y átom…

POESÍA DEL ALMA CHICA

ABRIL
Llueve.  Resbalan las gotas por el frio cristal 
empañado de vaho. Afuera los niños gritan y corren. El ruido de una comba inocente, ¡zas!,  viento y arcoiris preparan el futuro incierto. Niños, cuerdas, tirachinas y pelotas de reglamento  se entremezclan en un batiburrillo infantizoide. La nocilla es untada con pasión por una enseñante  entregada a la rutina de la represión. Mujer cultivada que llora  mientras recibe la represalia del amante 
sobre sus facciones.  El cristal enmudece 
al son de la lluvia líquida.  Pareciera guardar un secreto inconfesable. El arcoiris representa la reparación simbólica 
que no llega en los hechos. El viento desata su furia. 
Igual que un amante iracundo. Como un recuerdo de los clamores 
ahogados en la noche. Una mañana conciliadora. 
La violencia ocultada. El pan con nocilla y una clase de matemáticas 
son la tregua al horror. Paz sin principios. 
Mujer devota. 
Resignación. 
Silencio. La tarde se enquista. 
Se aproxima irreflexivamente. Hay riñas. Las traviesas manos 
se disp…

"EL GRITO" DE MUNCH, MUCHO MÁS QUE UN CUADRO

Creo que todos o prácticamente todos, conoceremos la archifamosa obra pictórica"El Grito", deEduard Munch,que fue un pintor y grabador noruego nacido en 1863. El cuadro se enmarca dentro de lacorriente expresionista.
Al igual que le sucede a mucha gente, siempre me llamó la atención este cuadro por la fascinación que desprende y por su visualidad y expresividad. Se podría catalogar como la caracterización más genuina de la angustia humana en el terreno pictórico. De hecho, Munch, guarda otras obras con esta temática. Como no soy experta en obras de arte, ni en pintura y mucho menos una purista de la ciencia artística, dejaré en manos de los expertos y críticos el análisis más formal del legado de este cuadro. Voy a limitarme en este post a exponer detalles, esbozos psicológicos, curiosidades y otras ideas originales derivadas de la representación de El Grito,así como los elementos y manifestaciones que hayan podido influir con posterioridad y como repercusión. De entrada, os …

NOSOTROS, LOS GATOS (II)

!Yuuuju! ¡Hola, mis lectores! ¿Qué tal? Miaaaaau...

Quiero presentarme ante todos vosotros, dejando claro, en primer lugar, que soy una "chica mala"...ajajajaja...ajajajaja...ajaa...¿eh?...ejem, esto...ya veo que...ejem...
Bien. En el mundillo del cómic, se me conoce comoCatwoman, o si lo preferís, Gatúbela, mi nombre hispano. En realidad no soy del todo mala, aunque tampoco una monjita de la caridad, por así decirlo. Soy una figura muy carismática, sensual y poseedora de un carácter ambigüo y una personalidad compleja, con un alma dual, mitad mujer, mitad, gata. Pero antes de continuar hablándoos de mí figura, quiero remarcar que, en principio, no me correspondía a mí elaborar esta entrada. ¡Oh! ¡nooo!¡ni mucho menos! ¡porque la verdad es que no tengo tiempo, me paso la vida en la calle dedicada a robar a los ricos de Gotham! Pensé que se iba a encargar...¡dios!, no quiero ni mencionar a esa estúpida mujer...Selina Kyle...¡fuuuu! Como habréis sospechado es mi otro yo.  De todo…

LAS NUEVAS PLANTILLAS DE BLOGGER, MUCHO MAS PROFESIONALES

Como sabéis, este blog es literario y cultural y no suele tocar cuestiones relacionadas con el diseño o la programación en html, entre otras cosas, porque no es su función, ni es mi campo. Para nada soy una entendida en esos temas. Sin embargo sí he hecho algunas excepciones puntuales, siempre bajo mi experiencia y uso. Cuando he tenido que realizar alguna modificación o emplear alguna técnica concreta que varía el aspecto de alguna sección, entonces he hecho una entrada especifíca hablando de ello. Para eso tengo una apartado dedicado a esta labor que podéis encontrar en una de las pestañas del Menú de cabecera: Blogging
En esta ocasión quiero hablaros de un tema interesante a este respecto y que puede venirnos bien a quienes pertenecemos a Blogger.
Hace días nos llegó el aviso de que había nuevas plantillas para usar. Estas plantillas son compatibles con todos los dispositivos, pantallas (cualquier resolución) y sistemas operativos.
Lo que ha hecho Blogger ha sido implementar nuevos …

LA PRACTICA NO REMUNERADA EN RESTAURANTES ESTRELLA MICHELIN GUARDA UNA RELACION DIRECTA CON LA REFORMA LABORAL

La práctica no remunerada en restaurantes Estrella Michelín guarda una relación directa con la reforma laboral.

No busquemos al chivo expiatorio de turno, los culpables de la crisis y de las medidas de saqueo e intervención de la economía que se aplican a través de la política como factor dirigente, son: la oligarquía financiera aliada y dependiente del Imperialismo. Los responsables no son las empresas pequeñas ni medianas, ni las marcas de prestigio gestionadas por el emprendedor que ha formado un imperio o un emporio. No, no lo son ni Amancio Ortega, ni Juan Roig, ni Jordi Cruz. El FMI ha impuesto la reforma laboral, la "madre de todas las reformas". Y la Troika ha secundado el proyecto de saqueo y de recortes como socio de segundo orden.

No quería hablaros del problema de las prácticas en empresas, los contratos becados en la Universidad y los cursos de formación reglados que imparten asociaciones directamente vinculadas con el SERVEF, ligado a la polémica de las controver…

FASCINACIÓN OCHENTERA

Un fascinante recorrido por la Década de los Ochenta, sus iconos sociales  y culturales, la moda, usos y costumbres, la historia de la televisión, el cine, el marketing publicitario, la Movida y sus tendencias vanguardistas: La New Wave y con ella el Tecnno, la música electrónica, los Neorrománticos, la corriente-movimiento en Madrid y en las principales ciudades, también con un análisis sociopolítico de la Transición Española...¡No te lo pierdas! Recordatorio para nostálgicos y curiosos que incluye una estimulanteselección de vídeos!...
















Costumbres de la adolescencia
En 1980 yo tenía once años y además de padecer el típico acné puberil, sentía ilusión por los nuevos cambios que comenzaban a aflorar. Recuerdo que solía reunirme por las tardes, al salir de clase, con mis amiguitas en la casa de alguna de ellas o en la mía propia para escuchar música con el tocadiscos de vinilo o el radiocassette.

Observé que muchas niñas de mí círculo de amistades tenían un equipo de sonido donde l…

UNA NIÑA

Una niña se presenta con su halo de pureza,   de belleza sibilina, que adivina pesadillas  y atesora reinos oscuros.  Niña de carne y hueso, de contiendas ya perdidas. Diosita de los miserables, adoptada en orfanato, mártir de los Evangelios, ángel de las vanidades.  Vanidades de hombres malos, grotescos, endemoniados. La niña sin hacer caso, va a la escuela, aprende, juega, recoge flores del campo y reza mucho, sobre todo, reza.  Niña que con la miel en los labios,  disfrutará poco tiempo, de aquí a pocos años; hasta que su virtud transmute, pues pronto se le abrirán los ojos y se los sujetarán con pinzas, para que se vea a sí misma y en qué la han convertido. Ojiplático destino. Una vez más, como tantas otras veces,  trascenderá, manchado con sangre de Estado, lo que dicta el enunciado. Será objetivo de la insidia, en jardin envenenado, paseando cuerpo enjuto, de carbono amortajado. Niña que regalas ciencia, entre bondad y querencia,  es tu candor una vela, de llamarada serena.  Esperanza que se pier…