Ir al contenido principal

EL CUENTACUENTOS, ZEUS, LA MONA Y LA MONITA



“Señores y señoras, niños y niñas, vengan y escuchen, tengo cuentos, cuentos maravillosos, vengan y escuchen...” 

Marcial era un cuentacuentos magistral, original y atípico, que solía situarse en la esquina entre Colón y la calle de Correos, casi siempre en uno de esos días que más prisa tenías. Solías verle ubicado con afán profesional en su rincón imaginativo de prosa y verso, muy atareado con sus rimas y leyendas y sus historias de la vida, generando corrillos, expectación y muchedumbres de fans y oyentes por doquier, que se paraban a escucharle para ofrecerle después, solo alguna moneda a cambio de su sabiduría. Pero él, fiel a sus principios los mismos de una gloriosa estirpe de contadores de historias –según tenía costumbre de decir- , no aceptaba jamás donativo alguno. Te estrechaba la mano, te abrazaba y te expresaba lo agradecido que estaba por haberle escuchado y te animaba a que tú mismo extrajeras alguna enseñanza o moraleja. Daba la impresión de ser un loco errante, un bohemio sin oficio ni beneficio, “a saber de qué viviría y dónde”, aunque había algo en él que desconcertaba. 

Despistada yo que habiéndole invitado en alguna ocasión a café o a un vinito en el centro de la ciudad, no logré averiguar jamás de dónde venía ese espíritu libre e inconformista, que lo mismo narraba un fragmento de una novela de García Márquez, que recitaba una jarcha medieval. Resoluto, un rato largo, tenía repertorio para cualquiera, memoria sobrada y cuentos para dar y vender. “Hoy no está, me voy directa al Corte Inglés y le compro el regalo a Ana”. Me lo crucé sin esperármelo al salir, cruzando el Parterre. Un grupo de guiris equipados con mochilas se habían parado y le escuchaban en inglés. “Qué arte, dios mío, hasta sabe idiomas. Voy a acercarme”. Creo que esta vez se trataba de un trozo de “El Mercader de Venecia” de Shakespeare y vaya, descubrimiento, casi seguro que lo contaba en el inglés arcaico de la misma época del autor. Al terminar, me dirigí a él, sorprendentemente, iba yo muy contenta por habérmelo encontrado. 

-Y bien, Marcial, ¿qué vas a brindarme hoy?

- Escucha esto. Pero no es para ti, sino para tu marido, cuéntaselo tú a él y que saque sus propias conclusiones. Esta es una fábula de Esopo, tenemos que aprender mucho de los griegos, de hecho, son nuestros anteriores padres culturales. Te diré-:

 “Hizo Zeus una proclama a todos los animales prometiendo una recompensa a quien su hijo sea juzgado como el más guapo.

Vino entonces la señora mona junto con los demás animales y presentó, con toda la ternura de madre, un monito con nariz chata, sin pelo, y enfermizo, como su candidato para ganar el premio.

Una gran risa fue el saludo general en su presentación. Y ella orgullosamente dijo:

-Yo no sé si Zeus pondrá su premio sobre mi hijo, pero sí sé muy bien, de que al menos en mis ojos, los de su madre, él es el más querido, el más guapo y bello de todos.

Debemos estar siempre orgullosos de lo que amamos, y no tener pena en publicarlo”. 

-Si, muy bonito. ¿Pero qué tendrá que ver Rubén con este cuento? ¿Qué sabes tú de mi familia? 

-De allí de donde vengo lo sabemos todo, también ayudamos a aquellas almas que no saben encontrar su camino, quizá solamente por pereza o excesiva dedicación mundana, no se hayan parado a pensar. No hablo de ti, sino de tu hija y el padre. Pero bien está. Tú díselo a tu marido. Hazme caso, nada de lo que te pueda yo contar será en vano. Y ahora dejémoslo así. 

-No, espera, hay algo muy extraño en todo esto. Déjame que te invite hoy a ese vinito de la tierra que tanto te gusta. Vámonos. Hablemos. Me has dejado muy intrigada. Yo jamás te he contado nada de mí y de los míos. Creo en las señales y en que no nacemos y vivimos lo que vivimos por casualidad, ¿sabes? 

-Cierto. Todos tenemos una misión en esta vida y también sin saberlo buscamos y buscamos sin hallar los tesoros perdidos. Cuando las cosas importantes permenecen siempre cerca de nosotros. No hace falta mirar hacia el horizonte, puede ser que lo que buscas esté delante de tus pies, en la orilla del mar, si miras más allá de lo inmediato entonces no alcanzas el conocimiento-. 

Pero en esta ocasión, el viejo sabio cuentacuentos no quiso aceptar la invitación, escudándose en que tenía prisa y debía volver a su casa se fue y le perdí de vista. 

Me quedé pensando con tranquilidad en la fábula de “Zeus y la mona madre”, para hallar aquello que podía quedar resguardado en algún punto de mi corazón y no había sabido reconocer, acerca de mi hija, Anita.

El cumpleaños fue precioso. Una turba de niños y niñas amiguitos del cole se pasaron por casa, yo le ofrecí mi regalo, una estupenda tablet, los compis de Ana hicieron lo propio, y también los papás que venían con ellos, siendo una monumental tarta de chocolate la gran protagonista tras la recepción de los regalos. Me daba mucha rabia que Rubén no hubiera podido venir este sábado pero lo intenté disimular como pude delante de los niños. Lo refrendó vía telefónica con la típica excusa y un remilgado y cursi:

-Lo siento, querida, no sabes cuánto deseaba estar allí, pero he de viajar a Bruselas por el trabajo. Ya sabes cómo son los de la competencia. El proyecto tiene que salir adelante y lo debemos promocionar con acierto y un márketing efectivo para conseguir la externalización. Mi regalo lo habrás recibido ya. Creo que le gustará mucho. De veras que lo siento desde lo más profundo de mi corazón, excúsame ante la chiquilla. Un beso-. 

Estoy regando las plantas del jardín. Mícaro, el gato juguetea con Anita en el salón. Parece ya más tranquila. Junto a ella, la tablet y el inseparable mini ordenador de colores, regalo de Rubén, el papá distante e imperturbable. Y entre mis pensamientos reiterativos la figura de Marcial, el asceta pensador y cuentacuentos y sus fábulas y narraciones, todas esas joyas de la literatura de nuestras vidas, que no han cesado de recorrer mi mente desde ayer, y constituyen todo un paisaje vitalista lleno de imágenes. Son como diapositivas que van pasando por mi cabeza y que me intentan decir algo. 

Pero, ¿el qué? Algo tan bello, caramelizado con una voz tan perfecta de declamador de teatro o doblador de películas y que encierra una moraleja. Hacía algún tiempo que le escuchaba con interés cuando me lo encontraba paseando por el centro o el casco antíguo. Historias que parecían insólitas cuando eran contadas por él, originales vivencias que iban desde Sherezade y los Cuentos de las mil y una noches, las fábulas y obras del teatro clásico griego, fragmentos de novela contemporánea como, clásicos españoles de todas las épocas, narrativa hispanoamericana y tantas otras recopilaciones literarias, innumerables, la capacidad de Marcial para transmitir su arte era inabarcable. Y él conseguía darle otra vuelta de tuerca, tanto que todo parecía cotidiano, real, como la vida misma. "Pobre hombre inadaptado de la tierra y el sistema explotador en el que vivimos. O quizá privilegiado por no querer pertenecer a él". 

Las cosas inmediatas, eso es, meditar mientras arreglo los geranios y corto las malas hierbas. Creo que ya entiendo el mensaje, pues me ha venido por inspiración una conclusión: Zeus representa a Rubén, mi ex marido, la mona madre soy yo y la monita desvalida y fea es mi hija Ana. A Rubén al parecer no le importa demasiado su educación y cuidado, con pasarme una suculenta pensión, no escatimar en regalos a la niña y pagarle el colegio está convencido de que cumple con su deber de padre y que eso es suficiente. Hablaré con él como me aconsejó el narrador de cuentos. Pero, ¿cuándo? Si siempre anda viajando. Claro que no podía ser de otra manera, precisamente ese es el motivo por el cual nos separamos-. 

Extraño que hoy domingo no estuviera en el punto de encuentro. Ayer tampoco ni anteayer. Extraño, ¿le habrá ocurrido algo? Justamente ahora, que es cuando necesito hablar con él, para que me oriente en la decisión que quiero tomar… Bueno, será mejor que me conecte al skipe, Rubén me ha prometido que hablaríamos por aquí y se acerca el momento. 
Ah, mira está en verde. 

-Hola Rubén. 

-Hola, Juana. ¿qué tal va todo? 

-A nosotras nos va muy bien, ¿Y a ti? Por lo que veo estás muy ocupado, como es habitual, que ni siquieras puedes venir a visitar a tu hija en un día tan especial como el de su cumpleaños. 

-Mira Juana, ya te dije que lo sentía. Pero me fue imposible acudir. Cosas de negocios. ¿Le gustó el regalo? 

-Si, no se separa de él. Parece ser que todavía te recuerda, cosa complicada, porque no suele verte nunca. La última vez fue hace tres años. 

-Me lo dices en un tono y unas formas que parece más bien un reproche por tu parte. Esperaba encontrarte más agradable, la verdad…

-¿Agradable? ¿Voy a ser agradable con un tío que ni siquiera es capaz de llamar por teléfono a su propia hija para felicitarla, en el día más esperado para ella? Menudo cara dura. 

-De todos modos, sabes perfectamente que Ana no tiene la capacidad de recordar demasiado a las personas. Su memoria es muy selectiva, debido a su alto grado de síndrome de down. 

-Ella es perfectamente capaz. Sus notas van acordes a su etapa cronológica. Otra cosa es su inteligencia emocional. De todos modos y precisamente por eso en mi opinión tu actitud está sobrepasando la situación. Está creciendo sin un padre que la guíe y le demuestre afecto. No sé hasta qué punto puede eso retrasarla en su madurez afectiva o confundirla. Después de terminar la celebración, estuvo llorando todo el tiempo sin saber decirme por qué. Pero ten en cuenta una cosa, voy a luchar con uñas y dientes para que nadie ni nada sea un impedimento en su formación ni en su desarrollo psicológico. Y en eso incluyo tu relación con ella. 

-Pero, Juana…¿qué has querido decir con ello? No entiendo a que viene…

-Te lo diré claramente: ya que eres una presencia invisible y nociva en la vida de nuestra hija, creo mi deber apartarla de cualquier influencia negativa. 

-Sigo sin entender…¿me estás diciendo que no voy a seguir siendo su padre? 

-No. Lo que quiero es el divorcio. Voy a luchar por la custodia completa. Por mi parte, además quiero que nunca vuelvas a acercarte a ella.


                                                   MECANO - FÁBULA

-->
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

Blogs interesantes

Mi otro Blog

votar follow us in feedly Dame tu voto en HispaBloggers!  Estadísticas
Donar. Más información
MundoLiterarioTusrelatosUnión Hispano Mundial de Escritores
NetWriters

LOS POSTS MAS LEIDOS DE LA SEMANA

EL TREN Y LA ENSAIMADA

Clavé la mirada libre,  de mis ojos verdes apresados, en los criterios heterodoxos de tus sublimes brazos,  ¿de cuántos besos y abrazos estaremos hablando?
Pasmada me quedo,  observando las roturas y las tenebrosas florituras de aquello que se debe obviar; toda lucha es dura y ardua, de pasmo solemos gritar. ¿Pero qué hay de la práctica en la soltura de las batallas por dar? Recuerda que no está de más la prueba y la forma en demostrar.

Se abrió un pétalo de rosa,  se cortó la mala yerba, se quemaron los rastrojos, aunque solo fuera unas horas. Días, a más tardar.  Unos pocos años, si me apuras,  cuesta repoblar jardines y campos  tras un incendio. Y me enerva. Porque aun tengo la espina ¡ay, púa que escalda!  clavada en el duodeno.
Tengo frío, estoy cansada,  espinada y contrahecha por los huesos.  Aunque la rosa florezca,  cantando entre rosales a los abriles con olor a lavanda. Hay una tregua inspiradora. Miles de aprendices, cadetes, rodean la pradera madre, la del sol que reseca la contienda y aporta clorofila a la…

ALGUNOS ASPECTOS DEL AMOR Y LA MUERTE DE UNO DE LOS ÚLTIMOS ROMÁNTICOS: BÉCQUER

Entre sudor y fiebre de empozoñada tuberculosis, se debatía entre la vida y la muerte el gran poeta del amor romántico. Ella, la amada sin nombre, nunca lo despediría, el mundo sí, aunque fue después de su trascendida muerte física. 
Con sus rimas en los estantes, agonizante en las postrimerías de su vida, había presentado ante sí mismo a su amor ideal, intocable, inmaterial, fusionándose en una unión idílica y rupturista. Amor fugaz frente a la realidad objetiva de Stendhal, Clarín y Flaubert y sus respectivas Ernestinas, Anas y madames Bovary. 


¿Qué es poesía? --dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.  ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía... eres tú.

Es tarde ya y Becquer debe marchar. Allí. En la casa número 7 de la Calle Claudio Coello, se nos va sin remisión. A pesar de sus desvelos, la seguirá amando por encima del bien y del mal, en las oscuridades misteriosas de las noches heladas. 
A aquella desconocida muchacha que había visto en el balcón de la casa de la Cal…

TRES MICROS SOBRE LA SERENDIPIA

PAPILLA Aquella desgarbada madre se tiraba de los pelos y blasfemaba contra Dios, el Gobierno, la asistenta social, el lumpen borrachuzo de su marido, la arrogante lista de espera del comedor social del barrio, burocrática y segregacionista...Había días que su tortura diaria, lo peor de su azarosa vida miserable en aquella destartalada casa okupa llena de ratas y de cucarachas, consistía en tener que contemplar entre lloros y moqueos la interminable escasez de la despensa y la nevera. Muchas veces, el espacio interior de ambos cubículos se transformaba en la más absoluta nada. Era una solemne putada, pues esa madre, por no tener, no tenía ni papilla para el bebé. Debía de pintarla o inventársela. Su niño de año y medio que apenas pesaba siete kilos llevaba casi un día entero sin comer. Estaba tan muerto de hambre que no conseguía despegar los ojitos si su mamá no le pellizcaba en el culete. Devanándose los sesos y echándole un poco de imaginación, se le ocurrió picar un diente de ajo, …

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: POEMA SANGRIENTO

  Trabajando con fuego y acero, del telar a la máquina, del cultivo, al montaje, lo que se urde en la cadena me fabrica la mortaja. Es la producción denigrante, que adiestradamente cambia, mi tierra por un patrón,  el trigal por un centavo, creando miseria al esclavo,  en fábricas y talleres. Ni siquiera el Infierno contempla, reinado de Don Banquero, con las huelgas no nos queda,  sopa, tocino o pan negro. Por eso mujeres y niños, que son los nuevos obreros, en carromato viajan hacia el Mitin de San Pedro. La Revolución Industrial crece, y aumenta la demografía; hambre con explotación se alía, en un opio de 14 horas por la sangre derramada. El Proletariado nace, se hace con fuego y acero..


China Crisis - Working with fire and steel


-->  Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU! Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. …

LAS NUEVAS PLANTILLAS DE BLOGGER, MUCHO MAS PROFESIONALES

Como sabéis, este blog es literario y cultural y no suele tocar cuestiones relacionadas con el diseño o la programación en html, entre otras cosas, porque no es su función, ni es mi campo. Para nada soy una entendida en esos temas. Sin embargo sí he hecho algunas excepciones puntuales, siempre bajo mi experiencia y uso. Cuando he tenido que realizar alguna modificación o emplear alguna técnica concreta que varía el aspecto de alguna sección, entonces he hecho una entrada especifíca hablando de ello. Para eso tengo una apartado dedicado a esta labor que podéis encontrar en una de las pestañas del Menú de cabecera: Blogging
En esta ocasión quiero hablaros de un tema interesante a este respecto y que puede venirnos bien a quienes pertenecemos a Blogger.
Hace días nos llegó el aviso de que había nuevas plantillas para usar. Estas plantillas son compatibles con todos los dispositivos, pantallas (cualquier resolución) y sistemas operativos.
Lo que ha hecho Blogger ha sido implementar nuevos …

EL SENTIDO DE LA MUERTE. MORIR EN LA LITERATURA

Francisco de Goya - Saturno devorando a su hijo  Imagen con licencia Creative Commons
La muerte ha sido desde tiempos de la Prehistoria un motivo recurrente de desasosiego. La ritualística, los sentimientos entrelazados, el duelo, el pensamiento simbólico recreado en torno a la figura de los antepasados, las diversas manifestaciones de homenaje a los muertos, la significación del misterio, su meta y su fin, son todos ellos factores que han generado un enorme impacto cognoscitivo en la conciencia colectiva de las diversas comunidades tribales y en la dinámica del conocimiento. También el concepto de muerte ha sido desarrollado por la Gnoseología ya que el conocimiento humano en general puede estar fundamentado con otros conocimientos particulares. 

Lo que unifica a las múltiples civilizaciones coexistentes es el impacto social que ha tenido y sigue teniendo la muerte desde mucho antes de encontrarse los primeros indicios de escritura. Prueba de ello son los hallazgos arqueológicos de rest…

EL PODER DEL LOBO SOLITARIO. LA SOLEDAD BUSCADA.

El término "lobo solitario" es un binomio de dos palabras que al unirse forman un concepto abstracto que merece cierta consideración. También denota una acepción popular dentro de un contexto sociológico concreto.  Definir qué son exactamente los lobos solitarios utilizando una terminología rigurosa parece de entrada sencillo, aunque cabe precisar ciertos criterios para establecer su verdadero sentido. Lo primero que nos puede venir a la cabeza como personificación representativa es que se describe a un grupo de personas con características y rasgos singulares cuya connotación aparece claramente demarcada por el propio concepto que lo define, esto es, personas que viajan en el sempiterno camino experiencial de la vida con un criterio unívoco y con una determinada orientación independiente, con su soledad a cuestas y que luchan sagazmente por situarse en equilibrio bajo un mundo globalizado y socialmente adaptado para la interacción colectiva. Por tanto, no se puede eludir que…

"EL GRITO" DE MUNCH, MUCHO MÁS QUE UN CUADRO

Creo que todos o prácticamente todos, conoceremos la archifamosa obra pictórica"El Grito", deEduard Munch,que fue un pintor y grabador noruego nacido en 1863. El cuadro se enmarca dentro de lacorriente expresionista.
Al igual que le sucede a mucha gente, siempre me llamó la atención este cuadro por la fascinación que desprende y por su visualidad y expresividad. Se podría catalogar como la caracterización más genuina de la angustia humana en el terreno pictórico. De hecho, Munch, guarda otras obras con esta temática. Como no soy experta en obras de arte, ni en pintura y mucho menos una purista de la ciencia artística, dejaré en manos de los expertos y críticos el análisis más formal del legado de este cuadro. Voy a limitarme en este post a exponer detalles, esbozos psicológicos, curiosidades y otras ideas originales derivadas de la representación de El Grito,así como los elementos y manifestaciones que hayan podido influir con posterioridad y como repercusión. De entrada, os …

HAIKUS, PEQUEÑOS SOPLOS DE VIDA NATURAL

-"Ven, toma", grité, y el perro del trineo se arrastró hacia mí.
En pared, duermes. Abril del caracol. Cama húmeda.
Oleo esbozado por pintor de paisajes: Sorolla y playa.
!Cigarra tonta! ¡Prepara el invierno ya! ¿Ves a la hormiga?
Se cayó el gato. Enfurruñado sale de la piscina.
De nuevo el mundo recibirá a las flores de otoño. Rosas.
En el deshielo, huyendo van las truchas del pescador.
Libre en su estío, Juan Salvador Gaviota no caza, vuela.
Se eleva el cóndor. Desafía a la nieve del Machu Picchu.
Los rayos del sol ya calientan álgidos en pleno agosto.

El bajel marcha curtiendo al Sol las pieles de los piratas.
Bajo la lluvia corren los caracoles con lentitud.
Comen melones.  Todavía es invierno. Son de cámara.
¿Por qué preguntas?

UNA NOCHE SOÑÉ QUE OVIDIO ME HABLABA DE AMOR. 3.- TRASCENDER

Era como si su cuerpo, conectado a su mente, en ese momento, estuviese inundado de miles y miles de vórtices o chakras activos que conformaban un holochakra o cuerpo de energía. Precisamente, su energosoma le indicaba que, él, era la identidad conformada de esa persona que le gustaba desde hacía un tiempo. Le había dicho claramente a Matilde un "Si, me gustas", respondiendo a la inquietante pregunta de ella: "¿Te gusto?"
Julio era su compañero de trabajo desde hacía dos meses. Había entrado a sustituir una baja, de modo que solo había firmado un contrato temporal, renovable, si el otro chico ampliaba dicha baja laboral.
Todo aquello que parecía ser corroborado con la mente, sin embargo, no relucía de modo práctico y en los hechos. El día a día era monótono y aburrido en aquellas oficinas. Y, paradójicamente, ni Julio, ni Matilde, habían cruzado jamás palabra alguna, fuera de los momentos puntuales en los que debían de coincidir para alguna tarea en común o, en aquell…