Ir al contenido principal

DIARIO DE UNA ESTUDIANTE IRREVERENTE: III.-NADA ES LO QUE PARECE


Para leer la parte II, pincha aquí
Para leer la parte IV, pincha aquí
------------------------------------

-Espero que estés estudiando mucho, hija. El papá no se pone porque se fue esta mañana al campo, a ayudar en la hacienda del tío Pepet. Ahora con lo de la lotería han hecho arreglos, ¿sabías que han comprado 10 hanegadas más de tierra? Es una pena que no puedas ver las obras nuevas. Por lo demás, debes saber que han muerto Pancracio el ordenario, que era primo hermano de una hermana de tu abuelito y Micaela la del Pano, la que tenía la tienda de frutos secos...De Micaela si te debes de acordar...

-¿De quieeen?

-Si, mujer, la abuela de Sarita, la que iba contigo a las verbenas, tu amiga Sarita...

-No era mi amiga...se me pegaba, eso es todo.

-¡Por cierto, estoy con la tía Rosa! Te paso con ella...

-¡Noo!... ahora no puedo.

-¡¡Pero Mine...!! La tía solo quiere saludarte...

-He dicho que no, ¿vale?

-Vale, vale, ya hablaremos, ya.
(Rosita, perdona a la niña, es que solo tenía un momentito para hablar conmigo, otro día será...)

-¿Qué dices? No te oigo bien, ¿hablas conmigo?

-Hija, no hablaba contigo sino con tu tía Rosa.

-Bueno, ¿qué? Al grano. Dime...

-A mí lo que me interesa realmente es que te estudies bien las dos asignaturas que tienes pendientes para septiembre. El hecho de que puedas pasar de curso con dos, no me deja tranquila. Quiero que las recuperes... 

-Pero mamá, si estamos hablando de ética y de dibujo... Solo tengo que presentar trabajos.

-Lo mismo me da. Tendrás que hacerlos y para eso, tienes que prepararte los temas. Desde luego, Minerva, ¿a quién se le ocurre suspender dos asignaturas maría habiendo sacado sobresaliente en todas las demás?

-Sinceramente, no me producían demasiada incentivación intelectual.

-Si te aburres en clase, es porque no mantienes tu atención concentrada en lo que explican los profesores. Solo es distracción. Recuerda que escuchar en clase requiere un esfuerzo de voluntad. Ya tratamos esta cuestión con la psicóloga. ¿Lo recuerdas?

-Mamá, ¿a qué viene hablar ahora de algo que no se puede cambiar en este preciso momento? ¡No me hagas perder el tiempo y dime lo que realmente me tengas que decir, joder...!

-Vaya, tú siempre con prisas...Cariño, te he llamado para saber cómo va. ¿Es que eso te parece mal?

-¿Váis a volver la última semana de agosto, verdad?

-Sí, como te dijimos...En fin, me da la sensación que no nos estás echando mucho de menos...

-Te tengo que dejar...llaman al timbre.

-Si es uno de tus amigos o amigas, que no te líe que tienes cosas pendientes, ¿estamos?

-Si, señorita Rottenmeier. 

-Jaja, ¡encima cachondeíto!...Ah, mira también, nena, de limpiar un poco, dar de comer a los animalitos y sacar a pasear a Tom, acuérdate... 

-Venga, va, cuelga ya pesaa!!...no te olvides de darle un beso de mi parte a la tía Estela. Pero solo a ella, ¿eh?

-Uff, ¡qué cansina eres, Minerva! Si todo el mundo ha preguntado por tí.

-Querrás decir que "todos los cotillas han preguntado por mí..." Son peor que los de la prensa del corazón...

-Eso serán imaginaciones tuyas...

-¡¡Que te tengo que dejaaaaar, que están llamandoooo!!

-Está bien, hija, volvemos a hablar pronto. Cuídate, cielo...(ummm...seguro que esta niña no está haciendo nada de lo que tiene que hacer)

-Ale, hasta luego. (che, nano, parece la policía)

-----------------------------------

Apreciado Diario: 
Todavía no me puedo creer que mis padres hayan estado a punto de separarse. Siempre piensas que estas cosas les ocurren a los padres de tus amigos y no a los tuyos...hasta que lo vives en carne propia. Lo cierto es que han tenido que superar una profunda crisis, período durante el cual llegué a creer que me iba a volver loca. Descubrir que tu propio progenitor, el perfecto y exitoso delegado comercial de una de las mayores empresas del sector inmobiliario se la estaba pegando a tu mismísima madre, no es moco de pavo. Y tampoco que probablemente lo haya estado haciendo durante mucho tiempo con mujeres distintas, más jóvenes y atractivas, quizá haya sido una práctica de muchos años, ocultándolo en un acto de vil traición. No dejaban de causarme un alarmante desasosiego las malas caras, el intenso mal rollo que generaba el que no se hablaran si no era para discutir encarecidamente sobre los líos de faldas de mi viejo. Pienso que una persona así, con ese perfil, que denota un claro y acentuado narcisismo, un elevado egoísmo de individualista mezquindad, una pertinaz superficialidad a la hora de no importarle las consecuencias de sus actos por el hecho de que estaba engañándome también a mí, manteniendo en secreto una situación a todas luces injusta y dolorosa para nosotras...pienso, estoy segura, como te decía, que es más que probable que continúe ejerciendo esa dinámica liquidadora en un futuro. Considero que lo volverá a hacer. Quién ha sido un putero redomado en su juventud, lo seguirá siendo toda su vida. No me cabe la menor duda. Poco importa si se han ido de vacaciones a un lugar tranquilo y recogido lejos del mundanal ruído para recapacitar y recuperar una relación que a estas alturas debe ser irrecuperable. La confianza marital y familiar, es algo que no se restablece así como así. Parece ser que mi madre le ha perdonado. Yo no. El muy cínico todavía negaba lo que estaba haciendo ante la evidencia, aun cuando fue mi madre quién le encontró su mini-agenda de conquistas olvidada en en un reducto del dormitorio o caída de uno de sus bolsillos y que incluía toda una serie de anotaciones erótico-festivas y de quedadas en restaurantes y hoteles caros de Valencia, Madrid, Barcelona, Murcia...Justo a donde solía viajar por trabajo. Otras señales fueron tan obvias como cuando mi madre respondió una de las llamadas a su móvil de la empresa mientras mi padre se duchaba y se topó de bruces con la voz desconocida de una de esas rameras arpías de rubia melena y tetas operadas. La  tipa se disculpó torpemente. No existía la menor duda, pues con inteligencia de pava no se le había ocurrido otra cosa que  preguntar por él usando el mismo apelativo cariñoso con el que mi madre le llamaba en la intimidad, Pichichi. Compincharse con la secretaria, la víbora de Ruth, también supuso una canallada supina. Por las voces que daban desde el dormitorio una de esas noches moviditas, parece ser que esa pija destroza-matrimonios había confundido a mi madre con Ruth. Ya me dirás qué falta de respeto. Ni siquiera tuvo la delicadeza de ponerse otro nombre, Pepe, Paco o Robustiano y disimular con esa furcia de tres al cuarto con la que se estaba acostando. ¡Y además, fíjate qué bajeza moral, prepararse las coartadas con su secretaria! Si te digo la verdad, después de ésto, pocas cosas van a tener la capacidad de sorprenderme.
-----------------------------
Apreciado Diario:
Un día de éstos va a ocurrir lo que nadie se espera. Te juro que si vuelve a molestarme el viejo verde degenerado del tercero C, no responderé de mis actos. Jamás creí que me vería inmersa en semejante disyuntiva. La historia es bastante peculiar y tiene su enjundia. No me extraña, por otra parte. Si esa rata de cloaca tiene tanto tiempo y está lo suficientemente desequilibrada como para dedicar su vida en exclusividad a vigilarme y mantenerme amenazada, realizando un sucio chantaje sobre mi persona, la inteligencia con que ha trazado su plan y la destreza en llevarlo a cabo tan solo es comparable con mi afán de venganza.

Arnaldo Aramendia. Considerado en el barrio un artista y poeta de vanguardia del movimiento de Post-Guerra. Uno de sus últimos representantes. Estuve leyendo hace poco las características de la poesía de esta generación. El habría pertenecido a la llamada poesía arraigada, llena de un profundo desasosiego existencial y rodeada de una actitud de marcada protesta social. Los entendidos del vecindario habían oído que fue un gran patriota aunque tiendo a pensar que dentro del movimiento literario su repercusión debió ser totalmente secundaria. Todos le consideran un viejecito entrañable, si bien, a mí me parece un ser huraño y sospechosamente solitario, además de un monstruo sin principios. Siento por él verdadera repugnancia.
Todo empezó el día en que sorprendentemente, advertí que mi madre se había convertido en una admiradora fidelizada de sus poemas, de sus libros, de su obra (ya te digo, que tengo el presentimiento de que debió ser el último de la fila, de los más mediocres). 

Una tarde, después de llegar de clase, mi madre me mandó subir a su casa a devolverle uno de los varios libros que aquél le habia ido prestando meses atrás. Arnaldo le había pedido con bastante premura que se lo devolviera, pues se había comprometido a regalarlo a alguien muy querido y ella lo había tenido el tiempo suficiente. El viejo le dijo que si no le importaba, se lo podía dar yo misma, así no la importunaría en las labores de la casa. Por supuesto, yo no sabía  que los dos hubiesen hecho tan buenas migas. Aunque en ese momento, no me pareció nada raro. Lo que sí había observado era que me miraba mucho desde lejos. Pero no le dí la más mínima importancia porque le veía mayor y bastante acabado como para tener deseos lascivos y tendencias sexuales desviadas. Ni se me pasó por la cabeza. "Cosas de viejos nostálgicos, que suelen acordarse de sus tiempos mozos y les gusta verse reflejados en las actitudes y poses de algunos jóvenes a los que admiran"- fue lo primero que pensé. 

Nada más verle, se apoderó de mí una extraña sensación, intensa, profundamente desagradable. Había algo sexual y lascivo en su forma de mirarme. Sus verdaderos movimientos y sus gestos libidinosos parecían haber haber estado camuflados en una identidad que no era la real. Estando allí, a solas conmigo, parecía haberse excitado solo con verme. Nada más intercambiar los saludos intentó llamar mi atención para seducirme. Era algo surrealista, una locura. El era una persona de la tercera edad, yo una simple adolescente. Además, hasta el momento, jamás habíamos intercambiado palabra alguna. Para mí era prácticamente un desconocido.
Sin venir a cuento, empezó a hacerme preguntas personales de corte erótico que estaban absolutamente fuera de lugar. Hasta que la conversación alcanzó un tono bastante fuerte.

-Debes gustar mucho a los chicos. No me resulta extraño después de tener la oportunidad de contemplarte más de cerca, cara a cara. Eres muy guapa y pareces muy lista. ¿Practicas el amor libre, la sexualidad activa en grupo?

-Oiga, ¿qué quiere? Yo solo he venido a devolverle el libro que usted le prestó a mi madre. 

-Bueno, francamente, no estoy acostumbrado a recibir visitas así. De personas jóvenes y sugestivas como tú. ¿Por qué no te sientas y me haces un poco de compañía? Me agradará conversar contigo, no sé si sabes que escribo poesía. El libro que tienes entre las manos es de mi autoría.

-Mire, no tengo tiempo de hablar con usted de sus mierdas. No le conozco de nada. Si no le importa, aquí le dejo su libro. Yo me marcho...

-Espera...No quería parecer descortés...Puedo ofrecerte algo de comer. ¿Te gustan las ostras? ¿El champán? Vamos pasa al salon y siéntate. Puedes quitarte eso peso que llevas y ponerte todo lo cómoda que tú quieras. Estás en tu casa. Cuando quiero sentirme relajado me quito toda la ropa, es así como logro desnudar por completo mi alma, lo físico tiene una imprescindible presencia en nuestro interior. ¿No te parece, preciosa?

-No sé qué le pasa a usted, ni me interesa saberlo. Probablemente esté loco. Así que me iré de aquí pitando.

Fue entonces cuando cambió por completo su gestualidad. Viendo que me había dado la vuelta con intención de salir disparada por la puerta, se encaramó hacia mí y me cogió del brazo. Pude ver un rostro crispado, a punto de estallar. 
Reaccioné tarde, puesto que sin apenas poder evitarlo, esa hiena rastrera había posado sus manos sobre mis pechos. En cuanto me ví en esa tesitura, totalmente descolocada y fuera de mí, no dudé en propinarle una fuerte bofetada, sin importarme su edad. De súbito me soltó. Y antes de que pudiera huir, me dijó en tono amenazante: 

-Detente. Si te largas así, sin más, puedo hacerte mucho daño. Tengo fotos comprometedoras. 

Al oír aquello, mi cuerpo se quedó totalmente paralizado. Mi mente me pedía una explicación razonable de lo que significaba aquella frase. No podía irme de repente sin conocer más detalles de aquel misterio, tenía que desentrañarlo.

-¿Co...como dice? ¿De...de qué fotos habla?- Le pregunté balbuceando, al tiempo que se me helaba la sangre.

-Fotos íntimas- me contestó secamente.

Un sudor frío me recorría la espalda. El corazón empezó a bombear sangre muy deprisa, sentía verdaderos escalofríos que recorrían todo mi cuerpo. Sabía que algunos fines de semana me había comportado con extralimitada libertad, que a veces, tras mis borracheras, no recordaba nada de lo sucedido. Es por ello, que esas dos últimas palabras, se habían clavado sobre mi vientre como si fuesen dos afilados puñales e iban acompañadas de la sospecha de que eso pudiera ser cierto.

-Enseñémelas y le creeré- dije tragando saliva.

Entonces, se fue hasta el mueble-bar y de uno de los cajones sacó un sobre. -Aquí están, junto con el carrete- sentenció, guiñándome un ojo. Casi vomité al presenciar la escena y el rictus de irónica maldad que representaba ese guiño. Pero me repuse a tiempo de insistirle: -Quiero verlas.

-¿No quieres saber primero dónde y cómo te las hicieron?- Preguntó divertido.

-¡Antes muéstreme la prueba del delito!- le grité con energía. Estaba consiguiendo sacarme de mis casillas, no entendía a qué venía todo aquello y por qué se había molestado en organizar una situación tan asquerosamente maquiavélica. Además, se estaba haciendo de rogar. Me costaba respirar. Con los nervios a flor de piel me abalancé sobre él para obligarle a abrir el sobre.

-Hágalo o llamaré a la policía y les diré que me está chantajeando.

Me apartó de un manotazo  al tiempo que expresaba con desprecio: -¿Y tú piensas que iba a tener validez el testimonio de una niña de dieciséis años a la que han visto colarse infinidad de veces en las discotecas para adultos, que lleva una vida bohemia, que pasa droga y que se relaciona con gente de mal vivir?

-¡Eh, cuidado con lo que dice, que no yo no paso droga! ¡Y tampoco hago nada malo!.

-Sin embargo, es fácil que pueda interpretarse todo lo contrario. Muchos de tus colegas son camellos. Está bien, puedes juzgar las fotos por tí misma. Cualquiera que las vea podrá considerar que eres una institución del vicio, querida amiguita. Vamos, un putón verbenero. Además, de que soy muy amigo de tu querida madre y cuento con su absoluta confianza, ¿cómo iba a entrar la policía en mi santa casa sin una orden judicial, al no existir indicios de lo que presuntamente pretendes denunciar? 

-Soy menor. La sombra de la sospecha recaería sobre usted.

-Se trata de tu palabra contra la mía. Te recuerdo que he sido un personaje mediático y muy  respetado en el mundillo literario. Añádele también todos tus antecedentes y ya tenemos una falsa acusación.

-Tendrían que demostrar que he hecho cosas reprobables y yo solamente me he divertido los fines de semana, como cualquier adolescente de mi edad.

La espera estaba siendo angustiosa, ese mal nacido me estaba haciendo sufrir desesperadamente, aunque, al final, se dispuso a abrir el sobre. Yo, Minerva, tenía la sensación de que todavía no había terminado conmigo. Desconocía cómo iba a acabar todo aquello y solo de pensar en mis padres y en el resto de la sociedad al enterarse de mis actos repudiables, me hacía temblar de miedo y de vergüenza.

-Acércate- dijo con rotundidad, clavando sus ojos en los míos. Desvié la mirada y me fui  hasta él quedandome muy  cerca pero a una distancia prudencial.
Levantó los brazos y puso sus manos frente a mi cara. Una a una fue pasando todas las imágenes. Habían bastantes fotografías. Me impactaron tanto, que se me escapó un poco de pis por entre los pantalones, aunque me concentré en cerrar los músculos del bajo vientre para no acabar orinándome encima.

Esos instantes habían sido tan horrorosos que apenas podía articular palabra. Sin más dilación, Arnaldo comenzó a hablar en mi lugar:

-Las ha hecho un colega de Xerea.

-¿Es muy amigo suyo?

-Ummm...digamos que solo conocido.

-¿Por qué me ha hecho todo esto?

-Para un viejo como yo, la obtención del placer no es algo sencillo, por el contrario, está lejos de mi alcance. Aun así, no tengo por más que recurrir a la lógica de la perversión. El hombre, es malvado y retorcido por naturaleza y no le importa pre-juzgar y estigmatizar a los vecinos de su comunidad a la mínima oportunidad que se tercie participando de la doble moral. Ese aspecto  es consustancial al ser humano. Aunque resulte muy pequeño burgués, es lo típico en cualquier civilización desarrollada. Cumpliéndose las condiciones necesarias que el destino me ha colocado por delante, dispongo del privilegio de poder presionar a mi oscuro objeto del deseo poniéndolo contra las cuerdas. Sobre todo, si como está ocurriendo, se obstina en rechazar ofertas jugosas. Eres mi tormento erótico. No puedo alejar mis pensamientos de tí. Sin embargo, me consuela el hecho de saber que estás bajo mi control.
-Me da asco. Ni siquiera ostenta la condición de hombre. Es usted una mala bestia, un demonio. Que sepa que a mí no me llega ni a la suela de los zapatos.

-Puede ser. Pero tú tampoco debes olvidar que te has erigido en una posición de inferioridad porque, ahora mismo, tu situación es de claro sometimiento.

-Eso es lo que usted cree, capullo. Es un enfermo y está lleno de odio pero no le tengo miedo.

-Quizá sea una mala bestia, como tú dices, pero a la vez soy persona educada y detento cierta cultura, así que voy a darte ventaja. Te ofrezco un plazo de siete días para que te lo pienses. Medítalo con la almohada, mi dulce niña. Es mejor que te calmes y recuperes tus ganas de vivir. No me gustaría que acabaras sufriendo una innecesaria y traicionera derrota. Pero sobre todo, lo que no quiero es perder la oportunidad de vivir en estado de excitante lujuria, ni que la presa acabe desangrándose atrapada en el cepo. Me sentiría eternamente frustrado si terminara destrozando una pieza tan valiosa.
Ah...una última cuestión. Sé que no te acostaste con ellas. La cosa fue entre Xerea y Aurora. Ambas se lo comieron y se lo guisaron. Tú solo te desnudaste, quedándote dormida del pedo que llevabas.

-¿Cómo sabe lo que pasó esa noche en casa de Desmond? ¿Quién hizo las fotos y le contó todo?

-No puedo revelar mis fuentes. Solo te diré que es un yonki de la década pasada que aun tiene la suerte de vivir, otro figurilla perteneciente a la colección de Xerea. Vamos, un pobre diablo que no tiene donde caerse muerto, aunque circunstancialmente sepa buscarse la vida. 

-¿Y cómo le conoció? Tengo derecho a saberlo...

-En una de mis incursiones por los ambientes de Valencia siguiéndote los pasos.

-¡O sea que me ha estado espiando, maldito hijo de puta!

-No fue complicado convencerle a cambio de dinero. Es fácil comprar los servicios de un topo drogadicto.

-Dígame quién es el topo.

-Dejémoslo así, no me interesa tentar a la suerte. Puede volverse en mi contra. Además, no cambiaría nada. En estos momentos debe andar lejos, creo que se fue de viaje, rumbo a la paradisíaca Ibiza. Puede que allí encuentre un idílico final.  
Ahora vete. Es tarde y tu madre se estará preguntando por qué no has vuelto aun.

Me fuí a casa cabizbaja. Solamente me derrumbé y comencé a llorar cuando crucé el umbral de mi habitación. Nadie notó nada fuera de lo normal. No cené. Tampoco pude pegar ojo en toda la noche.
-----------------------------------
Apreciado Diario:
Ayer convoqué a Desmond, a Aurora, a Xerea y a su círculo de confianza y les conté esta nueva vicisitud. Al día siguiente se cumpliría el segundo día del plazo y era necesario celebrar un gabinete de crisis con todos ellos. La gravedad de la situación  requería  estudiar con detenimiento todas las posibilidades a nuestro alcance para frenar la actuación del mismísimo Lucifer personificado. De conjunto, estuvimos de acuerdo en que debíamos tomar una decisión rápida y establecer un plan perfectamente orquestado y planificado. Aunque éramos nosotras tres, Xerea, Aurora y yo las únicas víctimas potenciales, los demás se reafirmaron en su solidaridad mostrándose dispuestos a colaborar en lo que hiciera falta.

Leyendo acerca de la personalidad tipo del pederasta, es decir, del depredador sexual de niños y adolescentes, extraí información valiosa. Al menos, para conocer a quién tenía delante y poder tratarlo en igualdad de condiciones.
Se entiende que cualquier adulto puede ser abusador sexual infantil. No hay un perfil específico, ni rasgos psicológicos que demarquen una tendencia observable. Tampoco se les puede englobar dentro de un sector determinado ni profesión, ni tan siquiera influyen condicionantes como la raza o el sexo, ni la afiliación a ideologías, credos o creencias de tipo religioso o político. Un abusador podría parecer a los ojos de los demás, culto, amable, educado y empatizar socialmente con la gente y, con todo, demostrar asertividad. Desde un punto de vista superficial,  nadie es descartable.
Las víctimas suelen sufrir el acoso de alguien conocido, familiar, tutor o vecino. Solo un 10% de niños o adolescentes han sufrido los abusos de una persona ajena al entorno o totalmente desconocida.
Muchos pedófilos, suelen presentar un transtorno mental, o bien de la personalidad, o bien emotivo. Tienden a dirigirse a los niños o tratar a éstos como si fuesen adultos. Es más, ellos mismos se siguen sintiendo niños interiormente y suelen manifestar que los quieren.
A lo largo del tiempo, en algunos casos pueden trancurrir años, el abusador intenta convertirse en un amigo de confianza para la família o estrechar vínculos con ella. Busca víctimas vulnerables, que carezcan de apoyo emocional, que estén dentro de famílias desestructuradas, que no reciban suficiente atención afectiva...Si hace falta recurrirá al engatusamiento, a los juegos, al establecimiento de secretos y pactos, aunque también es frecuente la extorsión, la exposición de material pornográfico, adulación, soborno, chantaje...
Estas serían las principales características de un sociópata abusador de niños, dichas a grosso modo.

Las conclusiones alcanzadas fueron, entre otras consideraciones, que no había que andarse con chiquitas con ese perro bastardo y que yo no debía entrarle por la vía de la negociación porque era prácticamente imposible que en esos términos no acabara cediendo al chantaje. Además, eso me convertiría en su esclava el tiempo que él viviera. Podría ser el cuento de nunca acabar. Por tanto, había que tomar una determinación firme y contundente. Se trataba de adoptar una solución estructural y liquidar el problema para siempre. Juro que cuando escuché la palabra "asesinato", me estremecí del horror. Por descontado, me negué en redondo. Ellos no paraban de repetirme que habían urdido el plan perfecto. No había margen de error posible. Insistían en que no debía preocuparme, que si algo fallaba no me ocurriría nada al ser una menor. Que se habían hecho reformas que regulaban la responsabilidad penal de los menores, de manera que los procesos judiciales iban a ser de naturaleza sancionadora-educativa con todas las garantías derivadas de la Constitución. En pocas palabras, que si nos pillaban yo no iría a la cárcel sino que, en el peor de los casos, me enviarían a algún centro de reeducación. A un reformatorio, para ser más exactos. 
Pero a pesar de mi confrontada posición de rechazo al plan, no había discusión posible. Se votó y todos lo apoyaron. Todos, menos yo.
----------------------------
Apreciado Diario:
Ayer se cumplió el séptimo día del plazo. A las ocho de la tarde, nos volvimos a reunir el grupo. Acudí con muy mal aspecto, me encontraba fatal y había estado sufriendo mareos y vómitos por culpa de los nervios y la ansiedad. Se suponía que el plan a estas horas se había ejecutado irremediablemente según lo convenido. Cuando Xerea me llamó por teléfono no me quiso aclarar nada sobre ese punto. Solo insistió en que debíamos vernos. Que era vital tener la reunión.
Me recomendaron o casi me obligaron a tomar cocaína. Digamos que fue para provocarme la euforia o, como mínimo, para que notara cierta anestesia mental ante al resultado que me iba a ser comunicado de inmediato. Al principio, intentaron crear las condiciones óptimas para que la velada resultara lo más agradable posible. Por fin, transcurrida una hora, los cabecillas de la trama comenzaron a hablar del tema.
En efecto, Arnaldo Aramendia, o el poeta hipócrita, o el pederasta Lucifer, el perro bastardo, o sea como fuere todo lo que solíamos llamarle, ya estaba muerto. Observé con cierto distanciamiento, por efecto de la farlopa, claro está, que Aurora parecía sentirse muy satisfecha por ello. De hecho, fue la primera que se expresó con vehemencia: -Ese hijo de perra ya no joderá a nadie. Por lo menos, a los vivos. Me alegro mogollón, ¿sabéis?. Un cabrón menos, ¿entendéis tronkos? Si mi viejo se llega a enterar de la movida de las fotos, me echa de casa. 
-Bueno, lo tuyo es que cantaba, pero cantidad, Auri. También para tu padre habría supuesto un escándalo y seguro que hubiese tenido que abandonar su escaño de diputado en Les Corts...afirmó Xerea.

-...O irse del politiqueo- dijo otro.

-Yo estuve de acuerdo, sobre todo, por Mine- se expresó Xerea- . -A mí me la sudaba un poco. Bueno, también me preocupaba Auri, por supuesto.

-¡Venga ya! Sabemos que te va un montón follar con las tías, Xere, pero no me puedo creer que para tí no hubiera habido consecuencias, que hubieses pasado de todo. Cuéntale esa historia a tu abuela, no te jode...

-Oye, respétame, colega. No soy una falsa, ¿vale?.

-Eh, eh...vamos, haya paz... Ya está hecho, todo ha salido da butten y nos tenemos que felicitar, ¿no os parece?...¿Tú qué dices, Mine? Aun no has opinado, esto lo hemos hecho prácticamente por tí, tía...que lo sepas- aclaró uno de los que perpetró el asesinato.

-Los que estuvisteis, contad...me...contadme cómo fue...-dije con cierta sensación de culpabilidad pero al fin y al cabo, colocada.

-Vale. Veréis. Ibamos yo, el Fede y el Panocha...

-¿Eh? ¿También estabas tú, pelirrojo? 

-Si, ¿qué pasa?

-Ah, no sé, como eres tan finolis...

-¡Che, tío! ¡corta el rollo, tú! ¡Que no soy gay, estoy harto de decirlo, soy metrosexual, pedazo de ignorante!

-Uy, ¡qué moderno!

-¡Si te meto una vas a ver tú, gilipollas!

-¡Pacorro, Panocha! ¡Cerrar el pico de una vez, que calladitos estáis más guapos...! -esgrimió Xerea.
...¡Venga...! sigue Toni...

-Nada, fue muy fácil. Le habíamos seguido como cada día. Nos percatamos de que siempre hacía la misma ruta por la tarde, cuando volvía del bar paseando. Transitaba siempre por un callejón solitario, todavía por el barrio del Cabañal. En esa callejuela nunca hay nadie ni pasa nadie y está siempre muy oscura. Donde los pisos apuntalaos que se caen a trozos.

-Joder, macho. Pa ser un viejo, se daba buenas caminatas. ¿Tú no vives por la Gran Vía Marqués del Turia, Mine?

-Bueno, sí, cerca...en la Plaza Cánovas.

-¡Vaya tela! ¡Qué zona más molona!.

-¡Tíos, haced el favor de no interrumpir, so bandarras! Sigue...anda...

-Pues...sin hacer ruido nos situamos muy cerca de él. Como pa chulos yo, le grité desde atrás: "Eh, mírame, perro bastardo". Se giró asustado, pero para entonces ya estábamos encima. Sin mediar palabra, empezamos a pincharle sin darle tiempo a respirar. Una y otra vez, una y otra vez...hasta que cayó fulminao. Estaba todo calculao. Teníamos el coche aparcado en una esquina de la calle. Lo envolvimos en una bolsa grande, de esas con las que se llevan los cuerpos a la morgue y lo subimos al Ford Fiesta. Luego nos dirigimos a la casita de campo del Fede, cerca de Casinos. Nos pegamos un viajecito na más. Pero bien. Una vez allí, le prendimos fuego y nos cambiamos de ropa tras una ducha, quemando también la que habíamos llevado puesta. Todas sus cosas están enterradas en una fosa séptica que hay detrás del chalé donde también introdujimos sus restos. Para acabar, echamos cal viva en el hoyo.

-¿Seguro que no os vió nadie?- pregunté.

-Seguro, seguro. Ya os digo, esa zona es un basurero. Está prácticamente deshabitada y llena de ratas y bichos. No sé ni cómo se atrevía a pasar por ahí. Ni siquiera van los gitanos. Debía andar mal de la cabeza, fijo. 

-Perdonad, he de ir al baño...

-¿Qué te pasa Mine?  ¿Te encuentras mal?

-Es la farla que la he mezclao con bebida y porros...

-Nena, habrá que controlarte un poco, que todavía eres muy cría, joder...

-No te preocupes, Xerea. Yo creo que a partir de ahora, la debemos de considerar una adulta en toda regla. ¡Dime si no! ¡Como que esto le va a suponer a la chiquilla una dura prueba de fuego...! ¿Verdad Mine?

-No soy una cría...Tienes razón, Auri -dije aparentando fortaleza.

-Anda...corre y echa la pota.

Fede me llevó a casa. No me encontraba en condiciones de coger el autobús. Una vez allí me dió pereza sacar a Tom, aunque de todos modos, lo que me costaba era andar. Fui directamente a la habitación de mi madre y sin meditarlo demasiado me tomé dos Valiums de 0'5 gramos para poder dormir. 
En un estado intermedio de sueño, me fueron llegando de forma intermitente unos versos que en condiciones normales me encantaba leer, pero que en esta ocasión no hacían más que martillear mi cabeza con ímpetu causándome un gran malestar. Se trataba del poema Coplas a la muerte de su Padre, de Jorge Manrique. Bien mirado, creo que el hecho de que mi subconsciente lo desenterrara no hizo más que recrudecer la dura realidad de los acontecimientos más recientes, estableciéndose una analogía con los peores momentos de mi vida, que se han visto reflejados en ellos: 

Recuerde el alma dormida
avive el seso y despierte
contemplando 
cómo se pasa la vida, 
cómo se viene la muerte
tan callando, 
cuán presto se va el placer, 
cómo después de acordado, 
da dolor;
cómo, a nuestro parecer, 
cualquiera tiempo pasado 
fue mejor.

Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente, 
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no, 
pensando que ha de durar
lo que espera, 
más que duró lo que vio
porque todo ha de pasar
por tal manera.

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar, 
que es el morir; 
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales, 
allí los otros medianos
y más chicos, 
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.

Y yo añado de mi propia cosecha, a la manera campechana: 
"Vida o muerte, qué mas da. Aquí de lo que se trata es de pasarlo bien mientras se pueda, porque la vida son cuatro días. Y para torturas, no estamos los jóvenes. Ya llegaremos al infierno cuando se tercie, o se tuerza este invento macabro".

A veces, no logro separar los sueños dulces de las más terribles pesadillas.

Hasta más ver. 



Para leer la parte II, pincha aquí
Para leer la parte IV, pincha aquí

¡¡ATENCIÓN!!

Esta serie de relatos, de autoría propia, es un material que he implementado como base inicial de la novela que actualmente estoy escribiendo. 
Podréis conocer el desarrollo y la finalización de esta historia tras la publicación del libro.
 


Burning - Qué hace una chica como tú en un sitio como éste




Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario


PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

  1. ¡ Madre mía! cuanta crudeza en el relato.
    Me tienes enganchado, a ver que final tienes pensado a esta vida adolescente tan azarosa y desviada de rumbo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco,
      Lo primero disculparme por la tardanza en responderte, el trabajo ha llamado a mi puerta y me ha sido imposible conectarme durante más de una semana.
      Sí, esto se pone calentito, calentito...¿Quién da más? Lo veremos en sucesivos episodios, aunque yo insisto: no todo va a ser crudo, habrá sorpresas en su sentido más vertiginoso y denostado, pero también nos va a sorprender Mine con alguna que otra contribución a la sensatez, aunque parezca mentira.
      Me encanta que te hayas enganchado, muchas gracias por tu apoyo. Pero ¿te puedes creer que aun no tengo un final? jajaja, se admiten sugerencias...
      Un fuerte abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE ENRIQUECE CON TUS COMENTARIOS.
¡¡MUCHAS GRACIAS POR PARTICIPAR!!

Mi otro Blog

LOS POSTS MAS LEIDOS DE LA SEMANA

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: POEMA SANGRIENTO

  Trabajando con fuego y acero, del telar a la máquina, del cultivo, al montaje, lo que se urde en la cadena me fabrica la mortaja. Es la producción denigrante, que adiestradamente cambia, mi tierra por un patrón,  el trigal por un centavo, creando miseria al esclavo,  en fábricas y talleres. Ni siquiera el Infierno contempla, reinado de Don Banquero, con las huelgas no nos queda,  sopa, tocino o pan negro. Por eso mujeres y niños, que son los nuevos obreros, en carromato viajan hacia el Mitin de San Pedro. La Revolución Industrial crece, y aumenta la demografía; hambre con explotación se alía, en un opio de 14 horas por la sangre derramada. El Proletariado nace, se hace con fuego y acero..


China Crisis - Working with fire and steel


-->  Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU! Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. …

LAS NUEVAS PLANTILLAS DE BLOGGER, MUCHO MAS PROFESIONALES

Como sabéis, este blog es literario y cultural y no suele tocar cuestiones relacionadas con el diseño o la programación en html, entre otras cosas, porque no es su función, ni es mi campo. Para nada soy una entendida en esos temas. Sin embargo sí he hecho algunas excepciones puntuales, siempre bajo mi experiencia y uso. Cuando he tenido que realizar alguna modificación o emplear alguna técnica concreta que varía el aspecto de alguna sección, entonces he hecho una entrada especifíca hablando de ello. Para eso tengo una apartado dedicado a esta labor que podéis encontrar en una de las pestañas del Menú de cabecera: Blogging
En esta ocasión quiero hablaros de un tema interesante a este respecto y que puede venirnos bien a quienes pertenecemos a Blogger.
Hace días nos llegó el aviso de que había nuevas plantillas para usar. Estas plantillas son compatibles con todos los dispositivos, pantallas (cualquier resolución) y sistemas operativos.
Lo que ha hecho Blogger ha sido implementar nuevos …

EL PODER DEL LOBO SOLITARIO. LA SOLEDAD BUSCADA.

El término "lobo solitario" es un binomio de dos palabras que al unirse forman un concepto abstracto que merece cierta consideración. También denota una acepción popular dentro de un contexto sociológico concreto.  Definir qué son exactamente los lobos solitarios utilizando una terminología rigurosa parece de entrada sencillo, aunque cabe precisar ciertos criterios para establecer su verdadero sentido. Lo primero que nos puede venir a la cabeza como personificación representativa es que se describe a un grupo de personas con características y rasgos singulares cuya connotación aparece claramente demarcada por el propio concepto que lo define, esto es, personas que viajan en el sempiterno camino experiencial de la vida con un criterio unívoco y con una determinada orientación independiente, con su soledad a cuestas y que luchan sagazmente por situarse en equilibrio bajo un mundo globalizado y socialmente adaptado para la interacción colectiva. Por tanto, no se puede eludir que…

TRES MICROS SOBRE LA SERENDIPIA

PAPILLA Aquella desgarbada madre se tiraba de los pelos y blasfemaba contra Dios, el Gobierno, la asistenta social, el lumpen borrachuzo de su marido, la arrogante lista de espera del comedor social del barrio, burocrática y segregacionista...Había días que su tortura diaria, lo peor de su azarosa vida miserable en aquella destartalada casa okupa llena de ratas y de cucarachas, consistía en tener que contemplar entre lloros y moqueos la interminable escasez de la despensa y la nevera. Muchas veces, el espacio interior de ambos cubículos se transformaba en la más absoluta nada. Era una solemne putada, pues esa madre, por no tener, no tenía ni papilla para el bebé. Debía de pintarla o inventársela. Su niño de año y medio que apenas pesaba siete kilos llevaba casi un día entero sin comer. Estaba tan muerto de hambre que no conseguía despegar los ojitos si su mamá no le pellizcaba en el culete. Devanándose los sesos y echándole un poco de imaginación, se le ocurrió picar un diente de ajo, …

UNA NIÑA

Una niña se presenta con su halo de pureza,   de belleza sibilina, que adivina pesadillas  y atesora reinos oscuros.  Niña de carne y hueso, de contiendas ya perdidas. Diosita de los miserables, adoptada en orfanato, mártir de los Evangelios, ángel de las vanidades.  Vanidades de hombres malos, grotescos, endemoniados. La niña sin hacer caso, va a la escuela, aprende, juega, recoge flores del campo y reza mucho, sobre todo, reza.  Niña que con la miel en los labios,  disfrutará poco tiempo, de aquí a pocos años; hasta que su virtud transmute, pues pronto se le abrirán los ojos y se los sujetarán con pinzas, para que se vea a sí misma y en qué la han convertido. Ojiplático destino. Una vez más, como tantas otras veces,  trascenderá, manchado con sangre de Estado, lo que dicta el enunciado. Será objetivo de la insidia, en jardin envenenado, paseando cuerpo enjuto, de carbono amortajado. Niña que regalas ciencia, entre bondad y querencia,  es tu candor una vela, de llamarada serena.  Esperanza que se pier…

"LOS DUENDES"

La historia de los ancestros de Pedrito, es la historia de la lucha por preservar una cultura y unas tradiciones milenarias. Han pasado de vivir en pequeños grupos de nomadas a recluírse o desperdigarse en los reductos de las ciudades. Algunos dispondrán de la suerte de gozar de mejor destino, pero sea como fuere, cualquiera de ellos tiene en comun la defensa de un  sentimiento de arraigo característico, presente en los rasgos, en la música, en el folklore, en su leyenda y en su modo de vida.
El chico vaga por la ciudad, sin salir de los límites de una barriada de gitanos situada en la zona sur, sin saber demasiado qué hacer. Su extralimitado tiempo libre, le permite reunirse con otros chavales, bajitos y morenos, como él. Marchan orgullosos por la calle. Alguna mirada inquisitiva se clava, a su paso, en sus figuras de azabache mientras canturrean y dan palmas. Por lo general, proviene de gente que lleva escrito en un gran cartel el título ostentoso de ciudadano respetable y honrado. P…

NOSOTROS, LOS GATOS (II)

!Yuuuju! ¡Hola, mis lectores! ¿Qué tal? Miaaaaau...

Quiero presentarme ante todos vosotros, dejando claro, en primer lugar, que soy una "chica mala"...ajajajaja...ajajajaja...ajaa...¿eh?...ejem, esto...ya veo que...ejem...
Bien. En el mundillo del cómic, se me conoce comoCatwoman, o si lo preferís, Gatúbela, mi nombre hispano. En realidad no soy del todo mala, aunque tampoco una monjita de la caridad, por así decirlo. Soy una figura muy carismática, sensual y poseedora de un carácter ambigüo y una personalidad compleja, con un alma dual, mitad mujer, mitad, gata. Pero antes de continuar hablándoos de mí figura, quiero remarcar que, en principio, no me correspondía a mí elaborar esta entrada. ¡Oh! ¡nooo!¡ni mucho menos! ¡porque la verdad es que no tengo tiempo, me paso la vida en la calle dedicada a robar a los ricos de Gotham! Pensé que se iba a encargar...¡dios!, no quiero ni mencionar a esa estúpida mujer...Selina Kyle...¡fuuuu! Como habréis sospechado es mi otro yo.  De todo…

FREUD, PASIÓN SECRETA (Película completa)

Freud, pasión secreta es una película dirigida en 1962 por John Huston. Su título original en inglés es simplemente Freud, aunque también se la conoce como Freud: The Secret Passion. La película parte del guion escrito por Jean Paul Sartre, quien no lo terminó por considerarlo demasiado largo. Este filme nos habla de los primeros esfuerzos de Freud para que aceptaran sus teorías. Montgomery Clift interpreta al padre del psicoanálisis. (Fuente: Wikipedia): http://es.wikipedia.org/wiki/Freud%2C_pasi%C3%B3n_secreta
 Algunas críticas:

EL SENTIDO DE LA MUERTE. MORIR EN LA LITERATURA

Francisco de Goya - Saturno devorando a su hijo  Imagen con licencia Creative Commons
La muerte ha sido desde tiempos de la Prehistoria un motivo recurrente de desasosiego. La ritualística, los sentimientos entrelazados, el duelo, el pensamiento simbólico recreado en torno a la figura de los antepasados, las diversas manifestaciones de homenaje a los muertos, la significación del misterio, su meta y su fin, son todos ellos factores que han generado un enorme impacto cognoscitivo en la conciencia colectiva de las diversas comunidades tribales y en la dinámica del conocimiento. También el concepto de muerte ha sido desarrollado por la Gnoseología ya que el conocimiento humano en general puede estar fundamentado con otros conocimientos particulares. 

Lo que unifica a las múltiples civilizaciones coexistentes es el impacto social que ha tenido y sigue teniendo la muerte desde mucho antes de encontrarse los primeros indicios de escritura. Prueba de ello son los hallazgos arqueológicos de rest…

ANALISIS DEL CORTO "LA CABINA"

HAY UN SPOILER CUANDO COMIENZA EL VIDEO, QUE  EXPLICA EN SINTESIS EL SIGNIFICADO DE LA CABINA Y COMO SE RODO.
RECOMIENDO EMPEZAR EL VISIONADO A PARTIR DE9:23Y RETROCEDER HASTA SU INICIO DESPUES, PARA DESCUBRIR EL ANALISIS DEL   DIRECTOR Y DEL ACTOR.                                                    


RESEÑA CINEMATOGRAFICA DE
 "LA CABINA"
[TAMBIEN CONTIENE SPOILERS. RECOMIENDO  VER LA PELÍCULA PRIMERO. SU DURACION ES DE 35 MINUTOS]
Título: La Cabina
Título original: La Cabina
Formato cinematográfico: Mediometraje 
Nacionalidad: España Año: 1972 Duración: 35 minutos Género: Terror psicológico Estreno: 13 de diciembre de 1972 Presupuesto: 4.000.000 pesetas Financiación: Televisión española (TVE) Distribuidora: Televisión española (TVE) Productora: Televisión española (TVE) Dirección: Antonio Mercero Producción: José Salcedo Guión: Juan José Plans José Luís Garcí Antonio Mercero Dirección artística: Antonio Sainz Montaje: Javier Morán Música: Carl Orff Fotografía: Federico G. Larraya Producción: José Sa…