lunes, 6 de abril de 2015

SEÑALES


¿Qué podemos pensar de esa madre coraje que lucha abnegadamente por su hijo inmerso en el mundo de las drogas, siempre dispuesta, llegado el momento, a dar la vida por un alma descarriada, sangre de su sangre?

¿Qué vaticinamos del hombre jugador, que sin llegar a profesionalizarse ha arruinado a su família, perdido su negocio, la salud y la moralidad de la sensatez? Pobre víctima de la ludopatía, que no ha conocido nunca la capacidad de reflexionar ni de enmendarse.

¿Qué será por lo pronto de la puta del 5º B, que vive esclavizada por su proxeneta cerca de las Ramblas, ella que siempre fue de buen corazón y no soportaba a un progenitor espuriamente enamorado de ella, verdugo de su madre?. ¿El sacrificio de esta mariposa cautiva que escapó a su destino lascivo para encadenarse a otro peor, habrá sido en vano?.

¿Qué le deparó a aquel entrañable ancianito que ha cuidado física y espiritualmente de su mujer los últimos diez años, víctima del alzheimer?


Pues bien, quién lo diría, pero podemos encontrar las respuestas en la curiosidad humana. En estos cuatro casos, no ha actuado la arbitrariedad, la suerte o el azar contumaz que desacreditan al libre albedrío y la voluntad disciplinada.

Esas cuatro desdichadas personas, han desentrañado el misterio de la redención en vida, antes de separarse el alma del cuerpo. En plena carrera terrenal. Ha sido gracias a un trabajo afanoso de constancia y superación de las barreras físicas y materiales. También a contracorriente de todo aquello considerado convencionalmente. Vidas truncadas que se rehacen. Gracias al....................UNIVERSO Y SUS LEYES. Porque creer en la esperanza, y pedir dones, es confabularse con el Universo.


Según la fe espiritual, la interpretación del éxito viene a ser como una ayuda UNIVERSAL. Segúramente por haber solicitado humildad durante la trascendencia.


Ella, la madre fiel y responsable, viuda desde hace tiempo, ha tocado fondo las últimas semanas. Conforma la más fidedigna imagen de la desesperanza y la depresión. Su único hijo se encuentra sumido en las drogas. Siempre se culpó de no haber rehecho su vida volviéndose a casar, de que su tierno infante hubiese crecido sin padre. Se castiga por ello en el día a día sin cuestionamiento. En una de sus incursiones nocturnas de desvelo por la caja tonta, haciendo zapping, un programa de investigación despierta su curiosidad. Hablan de su mismo problema. Y aportan soluciones reales y efectivas. Entre otros aspectos, el contenido del reportaje ofrece información de algunos centros de ayuda. Y ni corta ni perezosa busca más información por internet, hasta toparse con la dirección de uno de esos centros de desintoxicación que no dista mucho del barrio. Allí le alientan de la posibilidad de curación de su hijo si consigue orientarlo a una visita. No solo revierte en el hecho de convertirse en un polo de referencia crucial para el muchacho, la madre también logra zafarse de la adicción a los tranquilizantes.
 
Como en un juego de cartas simbolizando la vida, el arcano mayor, Iris, diosa de la Templanza, despierta del letargo, y el hombre que juega al póker en una desenfrenada carrera hacia la perdición, pone boca arriba las cartas y desfonda lo que le quedaba de sus cuentas bancarias. Ha perdido todos los ahorros de su vida. Sin embargo, lejos de despertar la ira de los dioses del azar, hace acto de presencia la Templanza. Un buen tarot le espera al día siguiente, de la mano de su amiga la bruja, quien le augura un final feliz. Tras la sesión, él se marcha decidido a cambiar su destino. Al cabo de unos cuantos meses su mujer le perdona, consigue un nuevo trabajo, se cura de su vicio y jura y perjura a las estrellas y a la Luna que jamás volverá a apostar. La vidente Lola le ha descrito a su salvadora de cartón: una hermosa mujer joven, de negros cabellos y sonrisa equilibrada, vestida con los colores del arco iris. Éste, simboliza la promesa y renovación de la comunión, un canal entre cielo y tierra. La diosa-mujer lleva una copa de oro y plata, que representa al Sol y a la Luna. Lo masculino y lo femenino. Expresa la unidad de los contrarios. Lo malo puede transformarse en su opuesto, la bondad. Y el jugador se decide por esto último, reflejo de una naturaleza buena y cariñosa, cualidades que representa Iris. Esta vez, las creencias esotéricas se vuelcan hacia un objetivo de vida. La lucha por la supervivencia se ha iniciado y no parece encontrarse con ningún muro de contención. El tarot y la diosa Iris, solo han sido un elemento vehicular. Todo lo demás lo realiza con esmero este mortal perdedor sin apenas darse cuenta. Aunque le resulta eficaz encomendarse a un acto de fe.

A la joven prostituta del barrio de las Casitas de Papel, jamás se le hubiese ocurrido visitar un museo, si no llega a ser porque ese domingo ha conseguido escapar de la férrea vigilancia de su chulo, pensando en la ocurrencia de vivir un día de plena libertad haciendo algo totalmente diferente. Se imagina jugando el papel de una culta estudiante que se empapa de arte y de literatura. Poder visualizar en un cartel-anuncio la imagen del Altar de Virtus, el dios romano de la valentía, le supone la apertura al mundo de las señales universales. Mientras, pasea, tropieza con la librería Soriano. Al entrar se dirige directamente, como en una corazonada, hacia la sección de psicología. Allí encuentra un libro que le llama mucho la atención: Los miedos y el aprendizaje de la valentía, de Jose Antonio Marina. Esa misma noche, cuando su mafioso jefe acaba de cobrarle las cuentas de la semana, se dispone a comenzar su lectura. No tarda en descubrir otro mundo totalmente diferente, una llave de paso hacia su reciente iniciación a la asertividad. Al cabo de un tiempo, interpone una denuncia en la comisaría destapando una red de trata de blancas, pues consigue eludir por unas horas el asedio, el terror y las amenazas. Ha sabido aprovechar muy bien el trato de favor de su proxeneta, pues siempre ha sido su alumna más aventajada, la encargada de cuidar a las nuevas y por ello ha podido disponer de una vida de semilibertad, tras nueve años de esclavitud y servicio. Todavía tendrá que traspasar nuevas fronteras, un abismo que parece no tener fin, interminables sesiones con el psicólogo, con la trabajadora social, su vital colaboración como confidente de la policía...Hasta lograr ir renaciendo poco a poco de sus cenizas, como el Ave Fénix.

El viejo mira a su mujer, que contempla el espacio vacío con ojos ausentes. Le da su comida despacio, la viste, la asea, y la saca a pasear por las calles de Calcuta. Es un indio que cree, con plena conciencia, en los dioses ancestrales. El último libro leído acerca de mitología así se lo atestigua. Una noche, el poder de la autosugestión le hace soñar con un mono. Pero no es un mono cualquiera. Januman, que adopta esa forma animal en la mitología hinduísta, es un dios venerado por muchos fieles a lo largo de la historia. Amigo de Rama, una de las más importantes deidades del panteón hindú. A Januman se le distingue esencialmente por su vigorosidad y su carácter virtuoso. Ostenta la característica de ser uno de los dioses más humildes que existen. Se diría que es la personificación de la humildad. En India y en muchas partes de Asia, es considerado el benefactor de los enamorados, expresa la lealtad, el valor, la fidelidad, la abnegación y la amistad. A partir de entonces, la vida onírica será la antesala de la redención de sus pecados y la fuerte creencia en el buen karma. Lo cual le acredita para ser el mejor esposo y cuidador del que podía disponer su amada esposa enferma. La mente reposante, llena de sueños bonitos y esclarecedores, libera de los sufrimientos y otorga paz y consuelo en el descanso para librar duras batallas diurnas.

¿Qué tienen en común todos estos casos? ¿Qué nexos de unión podemos encontrar al observar sus experiencias de crecimiento?

Insatisfacción e infelicidad permanente, rebeldía, deseo profundo de cambio, búsqueda más allá de la percepción inmediata de las cosas, ansias de respuesta a numerosas incógnitas vitales, afán por la unidad con una espiritualidad poco convencional, deseo de conocer y sentir el amor incondicional por todo lo que rodea la vida, una inmensa inquietud con la que expandir la conciencia...

Todos estos elementos psíquicos, producen el despertar de la concienciación, de la iluminación del ser, de la plenitud. Cuando nos quitamos la venda de los ojos y nos negamos a filtrar aquellas cosas que vemos, entonces, surge la posibilidad de darnos cuenta de pequeños detalles que en el pasado han permanecido ocultos.

Al comprender de qué material está hecha nuestra naturaleza, siempre que reconozcamos nuestros miedos, traumas o fantasmas psicológicos y no los escondamos de nuestro corazón, el cerebro comienza a fabricar señales, tendiendo un puente entre nuestro interior y el universo. Ambos están hechos de lo mismo, toda nuestra naturaleza personal es una prolongación en miniatura de propio Universo exterior, un trocito de cielo.


Amaral - El Universo sobre mí

Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario