martes, 21 de julio de 2015

DIARIO DE UNA ESTUDIANTE IRREVERENTE: II.-FASCINACIÓN


Para leer la Parte I, pincha aquí
Para leer la Parte III, pincha aquí
 --------------------------------------

-Mira Grochen, me lo he pensado bien y, de momento, voy a seguir con mis propios negocios, no necesito más guita de la habitual, no tengo deudas ni le debo cuentas a nadie y así es como quiero seguir...

-No sabes lo que te pierdes, tronka. Eres una agonías...¿Sabes qué? Si te enrollas de guay con ellos los tíos te pagan y si encima van to ciegos, aun les puedes sacar más...
Pero entonces, ¿tampoco vas a pasar costo ni maria, ni na de na?

-No me taladres. He dicho que no me interesa. Gracias, de todas formas.

-¡Te rajas...! ¡Hala y que te follen!

-¡Pero mira que eres chunga, tía!

-¡Vale, reina, continuaremos hablando, tú y yo aun no hemos terminao! 

-Claro, seguiré pillándote para porritos y te ayudo con las mates por la patilla, si quieres... 

-Que sepas que no pienso estrujarme la olla, aun me quedan dos años pa tripitir hasta que mechen de aquí... 

-Allá cada cual con su conciencia...

-No te cantees, so lista...ummm...¡cambiarás de opinión, fijo!

-No lo creo, hasta ahora me está yendo de guay, estoy que lo tiro...

-Acuérdate de esto: vendrás hasta mí arrastrándote como una gusana.

-Me las piro que tengo clase. ¡Nos vemos el viernes en Woody! Chau (maldita yonki).

-Hasta luego, chorba. (Puaff, eres una puta friky).

----------------------------------

Apreciado diario:
Mi dignidad es mucho más importante que ir partiendo la pana por ahí...No siempre se debe ni se puede. Considero que hay un momento para todo. xD, espero no llegar nunca a caer tan bajo como la Grochen. Tengo una reputación y he de seguir manteniéndola.
Además, he conocido a un ángel Adonis maravilloso. De esas personas que solo te encuentras una vez en la vida. Sé que se llama Elena, aunque todos la llaman Xerea.
No está colgada, ni es una bocachancla como la Grochen. Es más bien un personaje cool y distinguido de la noche valenciana. No sabría especificar de qué tribu es. Solo entiendo cómo es. La entiendo y la comprendo. Oh, mi Venus de Milo, mi genuina Afrodita, diosa del amor y la belleza, tú que surgiste del mar y del semen de Dios, tú que fuiste llevada por los vientos Céfiros y vestida por las Horas que te guiaron a la morada de los Inmortales. No te cases con Efesto ni te marches con Ares, yo te templaré y haré que no siembres la discordia sino la pasión, yo seré tu paloma y arrastraré tu carro mientras te regalo una rosa y un mirto...oh, mi dulce y apasionada Venus...entrégame tu alma y tu cuerpo.
Creo que me he enamorado.
Me la presentó un "nerd" de la movida, amigo mío, Desmond. Bueno que no se entere que le llamo Nerd, él se considera un Geeks. Bien mirado es cierto, porque no se aisla y es muy extrovertido. Y un gamba, tiene buen cuerpo pero es muy feo. Parece ser que son íntimos, tanto que todo el mundo dice que representan a dos seres incondicionales, colegas inseparables con derecho a roce, bastante liberales y underground. Van mucho por Harmony, la tienda de discos que hay en el Pasaje Doctor Serra, a escuchar grounge y punk-rock. Ella me contó que es habitual de Spook. Tanto, que tambien trabaja allí. De relaciones públicas y de camarera. Mi amigo Desmond es un friky total, edita cómics, le encanta el cine y la computación y juega al rol en La Asociación. Todavía estoy esperando que me enseñe a perfeccionar mi juego de ajedrez, pero asegura que no tiene mucho tiempo para mí. Debe dosificarse, ¡qué cabrón!. Aunque nos llevamos bien, porque es un poco rata de biblioteca y hedonista, tal cual.
Ella, mi musa, viste con clase. Siempre va muy maqueada. Con su pelo cardado y teñido de negro azabache y su ropero retro del mismo color. A pesar de todo, no le gusta el bakalao, es partidaria de la regeneración de los 90 y por eso promueve la cultura del remember. Pero entonces, estoy pensando que si vivió la generación anterior en toda su intensidad, debe tener por lo menos diez o quince años más que yo. ¿Te das cuenta? Mi baby es una nostálgica del tecno y la electrónica alemana y una neorromántica. De esos ya no quedan demasiados. Vale, yo también soy una purista, un especimen raro, esto es así. Me alegra saber que tenemos muchas cosas en común.
La Ruta Destroy está matando a mucha gente que conozco. Porque básicamente, no se saben controlar. Lo mejor para consumir es hacerlo con higiene y equilibrio. Los lumpenes que empiezan a proliferar en los bancos y parques de la ciudad no tienen nada que ver conmigo. Xerea y yo no somos igual, tenemos un estilo impecable dentro de la vanguardia. No creo que lleguemos a eso jamás.
---------------------------- 
Apreciado diario:
Hoy Xerea me ha dicho una cosa que me ha dejado impactada: "...la verdadera movida, la genuina, junto con el tecno, han muerto y con ellos, la magia de grupos como Immaculate Fools, Alien Sex Friend, Flesh for Lulu, Soft Cell...la fascinación ochentera ha pasado a mejor vida, se largó a otra dimensión. Ha nacido la música rave y la vulgaridad. Cambian las tendencias como cambia la historia. Tú yo formaremos parte de esa historia, inevitablemente, pero tenemos que prevalecer por encima de ella, elevándonos a una categoría superior a la media. ¿Quieres ser de mi mara, de mi grupo y visitar mi kely (casa)?". Le he contestado con un escueto "si", sorprendida. Entonces, me ha cogido por los hombros, me ha mirado sin sonreirme, haciendo un extraño y estimulante recorrido con sus manos por mis brazos y cintura y luego, acariciando suvamente mis mejillas me ha regalado un largo beso, era un beso interminable. Yo no sabía cómo mover mi lengua y necesitaba respirar, me asfixiaba, pero no podía dejar de sucumbir a la sublimación del momento. Estaba temblando, ella se dió cuenta de mi nerviosismo y separándose lentamente de mí, me preguntó con tranquilidad: -¿Eres virgen?. Le respondí que sí, un tanto avergonzada. No me esperaba esa pregunta, no creí que fuese importante. Después, se me quedó mirando un instante, que me pareció una eternidad, sin dejar de penetrar su refulgente y felina mirada de ojos verdes en el interior de los míos. Me sonrió ligeramente, casi con candor de madre. Segundos después, se levantó súbitamente del sofá del salon del piso de Desmond y se despidió de mí: -Nos vemos, ya hablamos, encanto-. Todavía no entiendo ese gesto. Me ha dejado bastante flaseada.
------------------------
Apreciado diario:
Ayer domingo, por la mañana, acudí al piso de Desmond. Cuando éste me abrió la puerta, me lo encontré completamente desnudo, en pelotas de arriba a abajo. Sin preguntarle nada me adentré hacia el salón. Enseguida me dijo: -Ven, estamos en el dormitorio. Me daba corte verle con una tía en la cama y preferí sentarme en el sofá. Pero él insistió: -Venga, mi chiqui, vente, no seas tonta.
Y de repente la ví. Desnuda entre las blancas sábanas, atractivamente femenina, deslumbrante, relumbrando como la diosa que era. Aun sin maquillaje su belleza exótica era insultante. Verlos a los dos, imaginando lo que habrían estado haciendo antes de llegar yo, me dió una impresión mortal. Si, verdaderamente me sentí morir. Las mariposillas en el estómago típicas de los enamorados, que últimamente me acompañaban, dieron paso a la más profunda agonía. Sentía náuseas de la ansiedad que se me había instaurado y empecé a sudar por todos los poros de mi piel.
Xerea, me miró por unos instantes, aunque parecía que no me veía. Era como si no pudiera observar más allá de su introspectivo y egocéntrico viaje imaginario mientras hacía un recorrido psicodélico por su mente divergente. Y a Desmond, un poco más sereno, si cabe, le ocurría lo mismo. El caso es que iban más ciegos que un murciélago con unas Ray-Ban.
Ella empezó a reír desenfrenadamente, tras dar un buen repaso a mi figura. -¿Y este pipiolo quién es? ¿A quién me has traído esta vez? ¿Es que piensas montar una guardería en tu casa? jajajajaja. Desmond intentó, un tanto incómodo, compensar la situación porque me vió francamente mal, con el rostro desencajado. Rió nervioso, carraspeó ligeramente y en lo que pareció una disculpa, dijo: -Perdónala, jeje, es que la amiga se encuentra algo indispuesta. Voy...voy a traerte una cerve, ¿quieres una Mahou?. Se fue rápido hacia la cocina dejándome a solas con ella.

-Soy...soy Mine....¡Y no soy un pipiolo!, dije cabreada.

-Hola Mine...jajajaa. Encantada de conocerte. No sabía que ya te gustaban estas cosas. ¿Quieres meterte en la cama con nosotros? Mira que le tengo dicho que busque gente de veinticinco para arriba, pero la verdad es que mi castor no tiene muy buen ojo. (Lo de castor lo decía por sus dientes, los de arriba le sobresalían profusamente del labio superior. Es más, le gustaba llamarle así) -Puedes probar, igualmente, vamos anda, no me importa.

-No, no. 

-¿Prefieres mirar, entonces? Eres una remilgada voyeur...qué interesante. Será, sin duda, una nueva experiencia para mí.

-Tampoco. Solo he venido a ver a Desmond. Y a devolverle el último CD de Seguridad Social.

-Puajjj. ¡Seguridad Social! Eso es una caca.

-Si tú lo dices...-le repliqué.

De pronto, se incorporó a un lado de la cama y empezó a vomitar. Me había quedado mirándola todo el tiempo sin saber que hacer hasta que paró de echar la pota y, exhausta, dejó caer su cabeza sobre la almohada.

-Vas de pena, chica- le dije en ese momento.

Xerea, más despejada tras haber tirado la última papilla, se percató al fin de  mi identidad. 

-Vaya, mi tierna luciérnaga. No podías haber venido en peor momento. La resaca es un castigo de los dioses y la antítesis del placer. Siento...siento que me veas así...

-Creí...cre...creí que yo te gustaba- dije en un alarde de inusitada sinceridad.

-Y me gustas, princesa. Esto no tiene nada que ver contigo.

-No me trates como a una cría. No soy como las demás chicas de mi edad.

-Lo sé, eres especial.

-¿Entonces, por qué me has puesto los tochos?

-¿Los qué? jajajaja, ¿te refieres a por qué me acuesto con otros y con otras? Es lo que hace todo el mundo, la mayor parte de la humanidad. Al menos, en la sociedad actual; en Valencia y en España toda la gente de mi edad, tenlo por seguro.

-Pero...pero...pense que si yo te gustaba te reservarías...

-¿Reserv...? Buf, niña, estás en un error de análisis, la gente se acuesta con la gente antes de encontrar una pareja. Aunque yo soy un espíritu incontestable que se decanta por el amor libre, no me gustan las ataduras. No es bueno nadar con la corriente ni seguir a pies juntillas los dogmas religiosos, ni morales. Los prejuicios sociales en los noventa están erradicándose...¡Ya era hora! ¡Brindo por el desenfreno! ¡Viva el éxtasis y el sexo!
¿Qué edad tienes, Mine?

-Dieciséis pero aparento más...

-Eres muy joven. Puede que no haya llegado aún tu momento.

-Eso es mentira. Lo entiendo todo perfectamente. (Lo grité medio llorando por el dolor y un corazón desgarrado por una verdad cruel, una verdad que viniendo de mi musa me pareció casi incuestionable). 

-Vive, luciérnaga de cristal. Vive, brilla con luz propia. Que no te afecte nada de lo que yo ni nadie podamos decirte. Vive el momento, no existe el futuro. El futuro es un parapeto de cemento y hormigón con el que chocarás ineludiblemente. Tiene capacidad para destrozarnos. Y la juventud es muy corta como para desperdiciarla en moralina y sensatez. Para escapar de eso hay que vivir el presente. No hay nada más allá de esto. Si tenemos que morir, moriremos como héroes, no como entes sometidos, siendo vulgo del fracaso y el aburrimiento...si es necesario, nos subiremos en nuestra nave espacial para alcanzar los límites del Universo, más allá de Orión, y sentiremos poderosos, a través de nuestro pensamiento, los rayos C brillando en la oscuridad de la noche inmutable cerca de la puerta de Tannhäuser. Hagámoslo mientras podamos. Porque después, todos esos momentos se perderán...en el tiempo...como lágrimas en la lluvia...es hora de vivir y morir como héroes...

-Eso se parece a la escena final de la película de Blade Runner- afirmé en un intento de disimular la rabia.

-Casi, casi....Dijo suspirando.

Me encontraba emocionada y conmocionada. Con las lágrimas cayendo sobre mi cara. Así como hacía apenas diez minutos, mi amada Xerea, asemejándose a un témpano de hielo no había manifestado ningún atisbo de empatía hacia mí, en este crítico momento, viendo que me encontraba en medio de un bajón descomunal, me ofreció la solución a mis tristezas y a mi inconsolable pena. Lo que me ofreció fue...una pastilla de Speed. Según ella, un elixir del placer. 

-Ten. Tómate esto y desaparecerán todas tus dudas y temores. Es más cutre que la mesca, que ya no se hace, pero mucho más barato. Personalmente, prefiero el éxtasis aunque para tí y para empezar, no estará nada mal- dijo sin inmutarse.

Me la tomé sin pensar, deseando borrar la sensación de desapego a la vida que me inundaba por completo.

Esa tarde, me presentó a todos sus amigos radiactivos. Estuvimos bailando en N.O.D como unos verdaderos poseídos. Era nuestro pequeño santuario de los domingos. El grupo venía de un pueblo de Alicante, Almoradí, donde estaba El Central, que ya había chapado por la hora que era. Uno de esos amigos, Harry, me contó que el ambiente allí había sido impresionante, había un podium giratorio, un aparato que soltaba burbujas de jabón sobre ese mismo podium giratorio, algunos efectos pirotécnicos y un sonido que se multiplicaba a 55.000 W de potencia. El chico, a quien  parecía hacerle tilín, me regaló una camiseta y un llavero de El Central. Después de eso y tras hablar largo rato con Xerea, dejó de prestarme atención de manera brusca. Puede que aquélla le anunciase que no me van los tíos, o qué se yo. Más tarde o más temprano se tenía que enterar. 
No me importó. Fue apoteósico. Bailábamos descalzos alrededor de la pista sumergiéndonos en una atmósfera frenética y caliente. Luego nos trasladamos al parking, era una movida after hours increíble. Nos dejaban estar en el aparcamiento, reuniéndonos multitud de personas y hasta había equipo de sonido. ¡Qué fuerte! Me encontré con gente de toda España, también con guiris de muchos países, chicos y chicas fashion botando sobre el suelo. Andábamos como flotando, en medio de una euforia indescriptible, al menos, no la había sentido nunca. No paré de reir, de cantar las canciones que echaba el DJ. Si lo tuviera que resumir en una sola palabra, diría que la marcha fue "alucinante". La mala noticia consistió en que una chica fue atropellada por un coche al bordear la carretera. Se formó un gran tumulto alrededor y finalmente vino la policía a cortarnos el rollo.
No encuentro explicación, me he pasado todo este lunes durmiendo hasta las 8 de la tarde, no me he podido levantar de la cama ni despegar los párpados. Pero me ha dado igual. Ya me leeré los temas mañana.
El problema principal es que ni siquiera he podido dejar de pensar en Xerea y en todo lo que me manifestó ayer. Ahora sé que entre nosotras no se producirá la exclusividad, que ni ella me pertenece ni yo le pertenezco. Es una manera de no comprometerse que sigue generando en mí cierta perturbación. ¿Cómo es posible que rechace el amor de pareja? ¿Es quizá ese el camino más práctico? ¿El menos doloroso? Todavía no me hago a la idea, pero tarde o temprano deberé afrontarlo. ¿Y cómo puede pensar que es mejor la muerte a la vejez? Busqué una palabra que me resultaba familiar, Nihilismo, me sonaba de haberla escuchado no hace mucho. Describe a personas y una cierta ideología o filosofía de vida que, al mismo tiempo, conforman un movimiento social. Quería obtener una razón a todo lo que había sentido hacía apenas unas horas y me propuse ahondar en ese tema, buscando la lógica, intentando acercarme más a la realidad ya que me parecía estar viviendo un mal sueño. Investigando sobre ese término he recabado información general. Parece ser que el Nihilismo es una corriente artística y filosófica que se basa en la negación de la vida. Es un supuesto existencial donde la vida convencional, tal y como la conocemos, carece de un significado concreto y objetivo, de un propósito o de las consabidas metas que todos nos hacemos a lo largo de nuestra singladura. Esta doctrina hace una critica social, política y cultural de los valores de una sociedad que participa del sentido de la vida. Nietzsche habló de ello como concepto, reordenándolo y estructurándolo, aunque su origen proviene de la antigua cultura griega, a través de la Escuela Cínica y el llamado Escepticismo. ¡Qué trepidante resulta tener un amor que es nihilista, ama la cultura de la muerte y además quiere morirse joven!. 
Si bien seguiré reflexionando acerca de esta nueva vicisitud, he decidido no pasar de Xerea. La quiero. Estar con ella me produce fascinación en todos los sentidos.

Son las diez de la noche. Voy a sacar a Tom a pasear. Le prometí a mamá que haría las tareas de la casa hasta que papá y ella volviesen del pueblo...Hasta otro rato.
----------------------------
Para leer la Parte I, pincha aquí
Para leer la Parte III, pincha aquí



¡¡ATENCIÓN!!

Esta serie de relatos, de autoría propia, es un material que he implementado como base inicial de la novela que actualmente estoy escribiendo. 
Podréis conocer el desarrollo y la finalización de esta historia tras la publicación del libro.
 


Glamour - Imágenes

            



Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario