sábado, 8 de agosto de 2015

Indeep - Last Night A DJ Saved My Life

Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario


DIARIO DE UNA ESTUDIANTE IRREVERENTE: IV.-EN LAS FAUCES DEL LOBO


Para leer la parte III, pincha aquí
Para leer la Parte V, pincha aquí
--------------------------------------

-Mira tronka, no me vengas con películas...ahora eres una grogui de mierda y no una pija, pues te jodes. Las condiciones son éstas. Si quieres lo tomas y si no ¡puerta! Aquí tienes la mercancía y cortas el rollo, bakalao...Es ésta y na más ¡Cago en diez...!

-¿Qué no, tía! ¡Quedamos en que iríamos al cincuenta por ciento! ¡Somos socias!

-Perdona, tronka...Te paso de lo mejorcito que hay...Esto va así, en cadena. Si quieres sacarte más...ya sabes...¡a comer nabos!

-¡En la puta vida, Grochen!

-Acabarás haciéndolo pardilla...Ya sabes, ¡fuma, folla y bebe, que la vida es breve!

-¡Guarra!

-Joder tía, no te quejes tanto, que acabas de empezar. 

-Date prisa, que me quiero meter un chute...

-¿Pa eso quieres la mitad? ¿Pa trincártela tú? No, tía, no, así no vas bien...Casi to tie que ser pa'l trapicheo...En caso de tener mucho vicio, te hará caer en el precipicio...el beneficio, tronka, el beneficio...Yo te doy nieve, pirulas, tripis, volcanes, caballo y to eso y te apañes. Y tú me devuelves el sesenta por cien.

-¡Pero no es justo...!

-¿Y quién ha dicho que la vida lo sea, pajarito?...Dame las gracias, t'he regalao un vinilo de Barricada, jajaja.

----------------------------------

Apreciado Diario:
Antes que heroinómana soy humana. ¿Que cómo llegué al caballo?
Ni yo misma lo sé. No me acuerdo.
Pero tengo la conciencia tranquila, no soy una yonkata estándar. Ni mucho menos. Lo controlo.
Hace varias semanas que no te escribía...es cierto. Sé que transcurre el tiempo etéreo tal y como galopa a ráfagas suaves el vacuo aire...De mis viajes por Andrómeda no quiero hablar. La felicidad resulta efímera, una ensoñación fugaz que se diluye en cuanto menos te lo esperas. En mis sueños nocturnos, se repite como en un dejà vu la contemplación de una capa reflectante de papel de aluminio super gigantesca. Me coloco delante y empiezo a rezar, como si fuera el mismo Dios. Hasta que los cielos se nublan repentinamente y cae una portentosa tormenta impregnada de enormes rayos y truenos. Inmediamente descienden dos arcángeles vestidos con capas negras y máscaras de fiesta, que llevan puestos encima de la cabeza sendos tricornios, para llevarme con ellos a las calderas de Pedro Botero, quien me espera impaciente. Traspasamos el subsuelo y entonces empiezo a gritar y a darles patadas porque no quiero que me quemen. Finalmente, me despierto tiritando de frío y sudando. Luego me digo a mí misma aliviada: "menos mal que solo era una pesadilla".

Fumo coca dos o tres veces al día desde hace un par de meses, aunque hace poco la Grochen me enseñó a ponerme picos de dama blanca. Así que también he comenzado a chutarme. Que no, que no quiero hablarte de esos seres rápidos, escurridizos, inteligentes y fibrados que pueblan los alrededores de las  antiguas Casitas de Papel, una barriada de drogadictos y gitanos de Nazaret. Este sitio es mejor, parece estar más aislado que las Casitas Rosas del barrio de la Malvarrosa. Bueno, también me fui de la Malvarrosa porque uno de los clanes que distribuyen la heroína me la tenía jurada. 
Entre pisos de finas paredes, los toxicómanos son expertos en saltar la valla de un solar en horario escolar, bajo la mirada recelosa de las madres. Yo voy, me estoy el tiempo que haga falta para trajinar y si procede, meterme algo... y después me largo. No soy como ellos. Soy distinta. Soy persona.
En medio del calor pegajoso de la tarde, los yonkis se acercan a la fuente para llenar de agua los vasos. En el parque, mientras los niños juegan, ellos se pinchan y abandonan las jeringuillas dejando rastros de sangre y resíduos. En este lugar infernal, las discusiones y bravuconadas están a la orden del día. Aun recuerdo cómo una señora mayor, de pelo cano y vestido negro de nylon le recriminaba a uno de ellos por hacer lo que estaba haciendo y éste, ni corto ni perezoso la amenazó con clavarle la jeringuilla que según él estaba infectada de sida. Tuvo que intervenir un hombre de mediana edad medio gitano y medio payo para que se calmara. Le dió cien pesetas.
De momento no he coincidido con ninguna visita de la policía nacional. Toco madera. Aun así, he de ir a tientas, me dirijo solo a clientes conocidos para que no me pillen los policías de paisano.
El escenario se despliega entre matas de hierba seca que crece en los rincones de los muros y piedras, los drogos apalancados en el suelo, con las jeringuillas clavadas a muerte en brazos, piernas...he visto pincharse incluso en el cuello. En mi caso, lo hago en los piés, para que mi madre no me descubra. Ten por seguro que no llegaré a esos estadios...Cuando me haya divertido lo suficiente, lo dejaré. De momento, tengo un mercadeo fiel en el instituto y la Universidad, se trata de pasar farlopa, tripis, costo...ese tipo de cosas. La farlopa casi no la vendo entre los estudiantes. Pero en las barriadas de la droga, un gramo me la pagan a diez mil pesetas. Aunque no puedo venderlo todo, trafico menos de un gramo porque necesito consumir. De un gramo se pueden sacar incluso veinte rayas. Sin embargo, no puedo seguir así, no me llega para mí. Los beneficios que obtengo a la semana son discretos. La ventaja es que con decir que vengo de parte de la Grochen me respetan. De donde más pasta saco es del jaco (heroína) y la coca. Tengo que decirte que prácticamente he pasado de tomar cocaína a chutarme caballo. Es más chebereché.
---------------------------
Apreciado Diario:
Papá y mamá se separaron en septiembre, al poco de llegar de las vacaciones en el pueblo. Mamá se enteró de que papá se iba de vez en cuando a El Romaní, en Sollana, uno de los mayores y más lujosos clubs de alterne de Valencia. Para ella esta circunstancia ha supuesto la gota que culmina el vaso.
Se acabaron las comodidades y los privilegios de clase media bien situada. Mi madre se ha tenido que poner a trabajar. Por supuesto, su labor no tiene nada que ver, ni de lejos, con lo que estudió de joven, la carrera de filosofía y letras. Está de maquinera en un taller de estuches para gafas y apenas tiene tiempo para saber en qué ando. Cuando llega, se lo organiza  para dejar preparada la comida del día siguiente y dormir después de coser los estuches. Está todo muy sucio y desordenado, a la pobre después de traerse los encargos a casa para terminarlos, el tener que limpiar le viene justo. Todavía se está gestionando la documentación para arreglar la manutención que nos tiene que pasar mi viejo. Ni siquiera ha podido pagar los servicios de una abogada, por lo que tenemos una de oficio. Papá no está dispuesto a ceder el piso de Valencia. Lo único que tendrá mi madre en herencia cuando mi abuelito se vaya de este mundo será la casita del pueblo. El abuelito le ha dicho que eso es lo que le ha tocado. Las parcelitas de viñedos se las han quedado sus otras hijas, una parte mi tía Rosa (casada con mi tío Pepet) y la otra parte mi tía Estela. El interés de mi padre es que me vaya a vivir con él, a lo que por supuesto me niego rotundamente. De todos modos, esto último lo hace para joder aun más a mi madre, no porque coincida con su verdadera voluntad. Por lo que le oí comentar a la letrada, tengo entendido que en el juicio va a alegar que mi madre padece un transtorno psicológico. Pretende incapacitarla para que no pueda quedarse con la custodia. Para ello, se ha buscado testigos, que no son otros que amigos comunes de ambos con los que solía irse de putas. Todos aquellas amistades rancias que aparentaban sentir cariño por mamá la han abandonado. Solo le queda su família de Requena. Espero que no decida volver a la aldea. ¡Prefiero la muerte antes que convivir con pueblerinos, gallinas y vacas!
----------------------------
Apreciado Diario:
Creo que ya sé por qué empecé a consumir heroína. 
Desde que murió Xerea por una sobredosis de cocaína, no he dejado de recordarla ni un solo instante. Sin embargo, los recuerdos se difuminan y oscurecen agolpándose uno a uno por detrás de la consciencia, hasta que acaban convirtiéndose en pequeñas ráfagas intermitentes que forman dispersos fotogramas que acuden a mi memoria como en una sucesión de diapositivas en blanco y negro. Parece que fue ayer, pero ya hace mes y medio que la perdí. Lo que más siento en el alma es no haberme acostado con ella cuando todavía estaba a tiempo. Fue y siempre será mi hembra salvaje, mi helénica Afrodita. La diosa de la belleza, el amor, el deseo y la reproducción.
La imagen que sí percibo con absoluta nitidez y que todavía no he consigo borrar de mi mente obtusa es aquella inmediatamente anterior al momento de su fallecimiento, la misma en la que sus ojos se volvieron del revés quedándose en blanco. En su majestuoso sofá-trono del Monte Olimpo, aquel cuerpo escuálido revestido de piel mortecina se agitaba frenéticamente como un volcán entrado en erupción. De la comisura de sus labios resbalaba con violencia la espuma blanca de los endemoniados. Me fuí corriendo de su casa a pedir auxílio, pero los vecinos del rellano parecían no estar. Cuando volví, se encontraba sin vida. Me quedé paralizada, observaba, atónita, su figura inerte. Luego me fuí acercando despacio, aterrada, porque nunca había visto un cadáver. Cuando por fin intuí que su alma había traspasado el umbral de lo físico, acercé mi boca a la suya y la besé. Sentí un tacto húmedo y frío, como el de un sapo. Lo único que se me ocurrió después fue llamar a Desmond para que él se encargara de todo. A día de hoy, todavía no he sido capaz de llorarla.

La gente como Desmond, Auri, Toni, El Panocha y también todos los colegas de La Asociación, el club privado de aquellos primeros amigos de copeteo inocente y juergas light, me consideran en la actualidad una infestada. El grupo de Xerea no soporta a los traficantes de heroína, ni tan siquiera a los que la consumen. Ella tampoco podía ni olerlos. De modo que cada vez que nos encontramos en algún garito hacen como que yo no existo.
-------------------------
Apreciado Diario:
A mi madre casi le dió un telele cuando se enteró de la noticia de la desaparición de Arnaldo Aramendia. Incluso salió en las noticias de la Primera y Antena 3, así como en la sección de sucesos de los principales periódicos locales. En el Levante se le ha dado un tratamiento relevante. También se le dedicó tiempo en el programa, De tú a tú, que presenta Nieves Herrero y en el de Quién sabe dónde, de Paco Lobatón. No deja de sorprenderme, por lo demás, cómo el misterio y el morbo pueden transformar la identidad de un ser absolutamente acabado en un  prototipo mediático cuya actividad no podrá revivirse, pero que ha adquirido el reconocimiento póstumo. El destino es  así de inesperado, controvertido y engañoso. ¡Qué sofisticada ironía! ¿Verdad?. Es curioso, pero sus libros han vuelto a reeditarse y a venderse entre un público no selectivo, entre personas que si no hubiese sido por este suceso -que sigue bajo investigación y secreto de sumario-, no le hubiesen podido conocer. ¡Con qué facilidad se puede encumbrar a los mediocres frente a un hecho que parece fortuito! Sin embargo, se trata de una situación causal, hay que verlo de ese modo. Las cosas no ocurren por generación espontánea. El grupo hicimos todo lo posible para que Arnaldo Aramendia se fuera del mundo de los vivos, que a los ojos de la gente no tuviera presencia personal. La casualidad la hemos fabricado nosotros.
Al parecer, nadie sospecha, ni se ha podido aportar dato alguno. En todo caso, lo que ha habido son testimonios de quienes creen haberle visto pero que son falsos, lógicamente. No hay nada, ninguna pista, señuelo o indicio de su paradero. Para mí tranquilidad y supongo que para la del grupo de amigos de Xerea, de momento, sabemos que el cuerpo sigue enterrado en la fosa cercana al chalé de Fede y espero que allí siga indefinidamente. Porque si alguno de nosotros cayera, caeríamos todos. Lo bueno del Plan trazado es que no hemos dejado ningún rastro.
-------------------------
Apreciado Diario:
Parece una máxima eso de que nunca se está en posesión de la verdad absoluta, ya que ésta no existe. Es un axioma que tiene su razón de ser. No solo porque se estudie en filosofía o esté reflejado en el materialismo dialéctico, sino porque lo he podido comprobar por mí misma.
Verás...

De forma inesperada, Aurora me llamó. Si, lo hizo ayer. Fue para contarme, con mucha cautela, que la policía la había estado interrogando. Me dijo que le hicieron unas cuantas preguntas personales. Lo más importante para ellos era saber si Elena Gimeno (Xerea) y el entorno en el que solía moverse durante el fin de semana, conocían a Gregorio Martín (nuestro topo). Auri les respondió que estaba convencida de que no. En cuanto a ella, juró que no había oido jamás ese nombre y mucho menos le había tratado personalmente. ¿Sabes? Le andan buscando porque varios testigos aseguran haberles visto juntos alguna vez. A la policía esa circunstancia le ha llamado muchísimo la atención. Por eso, están estrechando el cerco en torno a los ambientes que estuvo frecuentando Arnaldo poco antes de conocerse la supuesta desaparición y que tienen que ver con Gregorio. De momento, las pesquisas van en la sola dirección de atrapar al yonki. Todo esto que me ha estado contando por teléfono sucedió hace una semana. 
Aurora también me ha advertido de que aunque yo sea menor de edad, cabe la posibilidad de que puedan relacionarme. Si bien, reconoce que el perímetro que hay abierto ahora mismo es muy amplio y es mucha la gente a la que están interrogando. Según Auri, de todos los posibles sospechosos, yo soy la más descartable, si es que en algún momento me alcanza el dardo. Ha recalcado que si ese hecho ocurriese, lo que tengo que decir es que no sé nada del asunto. Además, de que si la cosa se pone fea tenemos derecho a hablar delante de un abogado. Lo recoge la Ley de Enjuiciamiento Criminal. 
Al cabo de diez minutos, Aurora dió por finalizada la conversación poniendo el peso en que no debíamos preocuparnos. También me prometió que no volveríamos a hablar por teléfono, es posible que lo puedan intervenir. Dijo que sabía dónde encontrarme. Por si acaso. Se despidió de mí muy secamente.

Estoy triste porque Kira, la gata, se ha escapado. Creo que tenía un rollete con otro gato, pero siempre volvía. Hace dos días que no sabemos dónde puede estar. Nos hemos vuelto locas buscándola por el vecindario. Pero no hay ni rastro de ella. 

No solo estoy triste sino preocupada. Los análisis que mi madre me obligó a hacerme han confirmado que tengo hepatitis tipo B. Para reforzar toda esta serie de excelentes notícias, tengo que quedarme en casa por recomendación médica y guardar aislamiento hasta que se determine si únicamente soy portadora asintomática o por el contrario estoy en una fase aguda de actividad, en cuyo caso me aplicarían un tratamiento. (Según ha explicado el médico de cabecera el curso de esta etapa dura seis meses, si después de ese período el virus se mantiene en el cuerpo pasa a considerarse como un curso crónico, lo cual no implica necesariamente la presencia de síntomas. En cualquier caso, es curable). Por si esto no fuera poco, tengo cita dentro de tres días en el hospital, precisamente para que me hagan el reconocimiento que pueda precisar si tengo síntomas o no. No quiero que me vean las marcas de las jeringuillas. Espero que no me hagan desnudarme entera y me miren los piés. El colmo de los colmos es que debo ver a la Grochen para pillar y para suministrar droga a mis clientes y pagarle el sesenta por ciento del beneficio. Esta nueva vicisitud formada por cuatro encrucijadas que incluyen la huida de mi gatita  me tiene crispada. Estoy de los nervios y no me queda ni una sola dosis. Empiezo a sentir temblores y angustia. Dios mío, ¿Cómo podré salir mañana? 


Para leer la Parte III, pincha aquí
Para leer la Parte V, pincha aquí


¡¡ATENCIÓN!!

Esta serie de relatos, de autoría propia, es un material que he implementado como base inicial de la novela que actualmente estoy escribiendo. 
Podréis conocer el desarrollo y la finalización de esta historia tras la publicación del libro.


 David Bowie - Heroes

Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario