jueves, 20 de agosto de 2015

APOCALIPSIS: EN CINCO SEGUNDOS...


El Sol abrasando pieles y superficies,
durante cinco interminables segundos,
cinco tan solo...sin el oxigeno,
protector de la vida.
Sobreviene la ultravioleta amenaza
que se cierne mística,
y oscurece el día, sin perspectiva.
Aciago firmamento, tenebroso cielo,
peces muertos y arrasados campos
de animales y vegetación de ceniza.
Eclosiona brevemente la lluvia ácida, 
de un vespertino careo con la muerte.
Piezas del metal no tratado, 
se unen entre sí, en puntos de soldadura,
formando capas de oxidación permanente, 
soportando el peso de la corteza terrestre,
que se desmorona monstruosamente alicaída. 
El sonido acompasado de millones de explosiones acústicas, 
en vorágine deflagración de oídos humanos,
y los de toda clase de mamíferos,
tan solo...durante cinco segundos.
Mientras el viento se ahuyenta y difumina
al liquidar el aire su presión atmosférica,
que volatiliza los edificios y rascacielos, 
al son del arpa del Arcángel Gabriel;
resuena el réquiem por el etéreo oxígeno...
...durante cinco raspados segundos, 
entre el desastre telúrico y el caos.
De polvo eres y en polvo te convertirás,
exhala el profeta Jesús, Hijo de Dios,
al señalar a  la civilización de hormigón en supina decadencia,
exangüe, agónica.
Devastación fugaz y a la vez sempiterna.
Donde cada célula viva está inmersa en estallidos
que conforman nubes de gas hidrógeno...
Arena, viento y mar de playas,
claras o estancadas aguas dulces,
son convertidas al estado gaseoso 
cuyo reino se expande hacia la globosfera.
...solamente en cinco segundos...
Los océanos que fueron inconmensurables, 
se evaporan infinitamente, sangrando en el espacio.
Partículas de hidrocarburo liberadas...
temibles y amenazantes sobre la faz de la tierra
y en eventual presencia en el espacio,
flotan y flotan desaliñadas por la Troposfera...
Y se produce una fatal duplicidad, 
la capacidad oxigenorespiratoria se multiplica 
y el aire denso hace acto de presencia.
Quizá el papel y la pluma volarían más...
si ello fuese posible. 
La gasolina trabajaría más y mejor...
si ello fuera factible.
Seríamos más felices y nuestra mente más potente...
si ello pudiera ser realizable. Pero no...
...En cinco segundos, ya nada es igual.
¿Para qué la cognición mejorada?
¿Por qué rendir físicamente?
Si a mayor oxígenación, aumentan las paradojas...
y el tamaño de los insectos
 en la memoria de la tierra, 
en los esquilmados restos de la civilización.
He aquí, gigantes y atroces bestias, 
devorando a sus inferiores.
Y los Cuatro Jinetes, cabalgando sin resuello. 

AUTORA: MARISA DOMÉNECH


Publicado originalmente en el blog donde colaboro como escritora: 


Canción de la Tierra (Earth Song) - Michael Jackson

 
Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario