Ir al contenido principal

EL PODER DEL LOBO SOLITARIO. LA SOLEDAD BUSCADA.



El término "lobo solitario" es un binomio de dos palabras que al unirse forman un concepto abstracto que merece cierta consideración. También denota una acepción popular dentro de un contexto sociológico concreto. 
Definir qué son exactamente los lobos solitarios utilizando una terminología rigurosa parece de entrada sencillo, aunque cabe precisar ciertos criterios para establecer su verdadero sentido. Lo primero que nos puede venir a la cabeza como personificación representativa es que se describe a un grupo de personas con características y rasgos singulares cuya connotación aparece claramente demarcada por el propio concepto que lo define, esto es, personas que viajan en el sempiterno camino experiencial de la vida con un criterio unívoco y con una determinada orientación independiente, con su soledad a cuestas y que luchan sagazmente por situarse en equilibrio bajo un mundo globalizado y socialmente adaptado para la interacción colectiva. Por tanto, no se puede eludir que en esa significación inciden aspectos y connotaciones negativas, oscuras y que presentan una relativa opacidad. No tenemos más que recordar la máxima: "el hombre es un ser social por naturaleza", lo cual es cierto y meridianamente objetivo.

Como complemento, la definición aparente de "lobo solitario" puede dar pie a otras acepciones y ámbitos que confluyen no siempre del mismo lado. Por ejemplo, en periodismo se está reconociendo la catalogación de "lobo solitario" a aquellos individuos que sin pertenecer, apoyar o vincularse directamente con grupos terroristas cometen actos violentos del mismo calibre que si los hubiera ejecutado una banda armada. Generalmente suelen ser sujetos con una mente narcisista, transtornada, dismórfica, integrados en ambientes marginales. Parece ser que éste es el perfil de los nuevos terroristas, a juzgar por los últimos casos dados a conocer entre la opinión pública. No quería referirme particularmente a ellos cuando hablo de estos personajes. Los lobos solitarios desde un punto de vista tanto subjetivo como objetivo, conforman ese sustrato de gente que habiendo pertenecido anteriormente al grupo, con el tiempo deslinda los campos con él, fija límites o se mantiene agazapado, muy distante de las costumbres convencionales. Dicho así, a grosso modo, parece una generalidad, pero veamos...

Herman Hesse, en su obra "El lobo estepario" lo define así (entre fragmentos):

"Soledad era independencia, yo me la había deseado, y la había conseguido al cabo de largos años. Era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas."
 
"… abrí mi cuarto, mi pequeña apariencia de hogar, donde me esperaban el sillón y la estufa, el tintero y la caja de pinturas, Novalis y Dostoyevski, igual que a los otros, a los hombres verdaderos, cuando vuelven a sus casas, los esperan la madre o la mujer, los hijos, las criadas, los perros y los gatos."

"El hombre simpático, pero sentimental, que canta la canción del niño dichoso, quisiera volver también a la naturaleza, a la inocencia, a los principios, y ha olvidado por completo que los niños no son felices en absoluto, que son capaces de muchos conflictos, de muchas desarmonías, de todos los sufrimientos."

"Por eso la mayoría de los seres humanos vive tan irrealmente; porque creen que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Sinclair, el camino de la mayoría es fácil, el nuestro es difícil. Caminemos."


Desde Hesse marcando la especificidad que le otorga a la categoría de lobo solitario, alcanzamos la posibilidad de integrar un paralelismo con el lobo cazador real. Podríamos considerar a los lobos solitarios hombres como la vertiente humana de los lobos del mundo animal, que se manejan como cazadores gregarios, que se agrupan en manadas, aunque haya algunas especies que prefieren el aislamiento y pasan solos la mayor parte de su vida. 
Ser un lobo solitario alude a ser un tipo antisocial, aislado y/o solitario. Esta sería, quizás, la parte menos positiva de la argumentación del término. ¿Es un símil poco afortunado, inoportuno, injusto para quien ama la soledad, oscuro, improductivo...? De momento, es lo que se asemeja a simple vista...
Pero sigamos...

Las personas con orientación independiente o con elevada autonomía personal se podrían encuadrar también dentro de este grupo. Por ejemplo, individuos que viven solos, sin familiares a su cargo, o aquellos otros que desempeñan labores durante una jornada laboral completa de forma absolutamente aislada del resto de colectivos y de compañeros, o en régimen autónomo donde tampoco disponen de colaboradores o ayudantes... Igualmente entrarían a formar parte de este sector los que adolecen de relaciones sociales fuera de su entorno inmediato o no tienen de ningún tipo, los que no salen a divertirse el fin de semana porque carecen de amigos y conocidos en los que ampararse o no quieren aguantar compromisos u obligaciones, etc. Acabamos de añadir  nuevas categorías de indivíduos que se pueden dar mezcladas entre sí pero cuyas premisas de actuación no deberían calificarse necesariamente como negativas o perjudiciales para dichos individuos o para los demás.

Por lo pronto, hemos encontrado una nueva connotación: la que define a sujetos libres que recurren a la soledad buscada. Entonces...¿es esto malo en sí mismo? La soledad, cuando es consciente o recurrente, no tiene por qué ser un síntoma de vacío existencial, debilidad congénita, marginalidad o inadaptación. Ese supuesto ha de tratarse como un signo de rebeldía y también de madurez personal. Precisemos que nadie vive de manera totalmente aislada.  Y quien decida emprender un sistema de vida de tipo ermitaño e irse a una montaña a meditar, en algún momento necesitará de la civilización, dado que su infancia ha quedado inexorablemente ligada a un grupo de personas inmersas en un contexto social conocido y de cuyo soporte ha dependido. Es más, habrán tenido que  sustraerse a la protección de padres o tutores sobre los que cimentar su desarrollo. De igual modo, el contexto, tiempo de vida y lugar de residencia están históricamente determinados, pero la convivencia social es un nódulo común en todos los individuos de la especie humana desde que el mundo existe acompañado por el hombre, inductor del desarrollo de las civilizaciones.

Sin embargo, y siempre teniendo en cuenta su propia voluntad y unilateralidad, conocemos el caso de personas que no necesitan de otras personas para interactuar en sus distintos ámbitos a la hora de vivir una vida plena o rodeada de sofisticada eficacia. Incluso el nivel de satisfacción alcanzado puede llegar a ser tan intenso que han podido culminar proyectos importantes manteniéndolos como un pilar fundamental de su existencia.

Y bien. Llegados a este punto...¿qué puede haber de especial o de atractivo en el hecho de experimentar un tipo de vida extremadamente independiente o con un alto grado de soledad autocondicionada? ¿Qué ventajas sustanciales se obtienen?

Podría deducirse que para poder vivir con una mayor libertad de aislamiento o con un grado de autonomía superior, estos seres asociales, misántropos, han debido de hacer frente a numerosos obstáculos. En consecuencia, los principales puntos clave extraídos después de observar estas formas socialmente adaptativas se resumirían en los siguientes: 

1.- Son calculadores a la hora de establecer una fundamentación económica de subsistencia en todo momento. Esta es su principal base material, la independencia financiera.
2.- Son personas con una capacidad analítica especialmente cualitativa a la hora de elaborar de antemano conclusiones cruciales para la toma de decisiones tras haber sopesado los pros y los contras de cada problema o situación que se les presenta, a través de la observación de diferentes variables, premisas o algoritmos.
3.- Se responsabilizan de las consecuencias inmediatas derivadas de sus actos, decisiones y actitudes y no suelen responsabilizar a otros, al menos, no como suele hacerse dominantemente. De forma que eso les pueda permitir mantener su capacidad de autonomía tanto psicológica como material.
4.- Algunas de estas personas no se conforman con ser simplemente eficaces, sino que además desarrollan sus ideas, proyectos y planes de manera creadora.
5.- Su sistema de creencias se basa en la ley del propio esfuerzo. Este es un condicionante "per se". Es una cuestión en sí misma.

Las presentadas son unas reglas genéricas que se instauran de modo estable con independencia del carácter, la personalidad o el temperamento, pues estos tres criterios conductuales están asociados a las personas en particular. Porque no existe un clon tomado de otro clon. Cada indivíduo es único e irrepetible y construye sus herramientas personales y su propio marco histórico-social conforme a su particular evolución, trayectoria, experiencias vitales y circunstancias diversas. Parámetros que influirán en mayor o menor medida a la hora de llevar a cabo un sistema de vida complejo acorde con la situación geográfica y la época que le ha tocado vivir. Sin obviar factores como la educación recibida, el entorno original o primario y el ambiente en el que se han relacionado con otros individuos de los que aprender y extraer juicios y valoraciones. Todas las ideas sin excepción provienen de una práctica social condicionada por la pertenencia a un grupo determinado.Twittealo Esta práctica social está mediatizada por el conocimiento acumulado que se ubica en el tiempo y el lugar que les corresponde. Se regirán por estas normas hayan nacido en la India, en Nueva York o en Madrid; o vivido en la Grecia Clásica esclavista, en el Antiguo Oeste o en una sociedad de capitalismo desarrollado como la actual.

Antes habíamos comparado al lobo solitario hombre, con su homónimo en la fauna animal, en particular con los lobos que se independizan de la manada. La asociación con el lobo se utiliza no desde una argumentación fenotípica o aspectual sino desde una línea de conducta. Es un método que se utiliza atendiendo al estudio de las dinámicas de grupo en investigaciones sociológicas. 

Los lobos viven en manadas, si. Pero ocurre que en ocasiones y conforme a las relaciones sistémicas que orientan a su especie, éstos dejan de tener un liderazgo que les otorgue el valor de jefe o director del grupo. Otras veces, es el propio lobo el que se autoexcluye. Paralelamente, la gente vive en familia, en un ambiente conformado dentro de su grupo o de su sector, en una sociedad dinámica mediatizada por lo que dicte la mayoría, que suele obedecer a una minoría. Puede suceder, al igual que ocurre en el caso del lobo dentro de su propio ecosistema, que una persona en su sociedad concreta no quiera ostentar el cargo de gestor o responsable catalizador de un grupo, sea un padre de familia, un profesor de un instituto o de universidad, el director de una empresa, un líder mediático, etc. Y decida finalmente ir por libre, adaptándose con cierta soltura o solvencia a las circunstancias en solitario. A veces, se separará por pura necesidad o por desapego. No importa. Su relación con el mundo y con el entorno inmediato no estará imbuida de convencionalismos o ideologías dominantes, casi con total seguridad.

Vayamos ahora con los aspectos que podríamos denominar peyorativos. Insisto en que la personalidad, el carácter y el temperamento dependen única y exclusivamente de la idiosincrasia individual, de cómo ha vivido sus propias experiencias el individuo en cuestión. No existen los parámetros de carácter y de personalidad  predeterminados. Afirmar esto sería incurrir en algo categórico y determinista. Todo depende de la práctica social de cada cual. Sin embargo, en la viña del señor hay de todo. Y solo por haber, hay personas que actuarán motivadas por unos determinados principios o por otros bien distintos. Que pueden llegar a ser antagónicos en relación a lo  considerado normal; puede ser. ¿Por qué no?. Radicalizándolo al máximo, algunas personas que se mueven de forma independiente o viven en soledad son consideradas raras avis, como mínimo peculiares. Pero no he querido profundizar en mi análisis tomando como referencia estas cualidades para intentar demostrar superficialmente que se deben tener en cuenta los estereotipos. Estos solo alcanzan a describir caracterizaciones exageradas que quedan injustamente ridiculizadas.

A este respecto, se podría identificar a las personas señaladas con la etiqueta de "lobos solitarios", como poderosas, orgullosas, valerosas. Pero también por contraposición, precisar que poseen rasgos tendentes al oportunismo, al oscurantismo en las intenciones, a la inestabilidad o al resentimiento por el hecho de haber renunciado a una parte importante de su vida inicial, frías y calculadoras porque necesitan mantener su autosuficiencia ante los demas y su independencia como leitmotiv...

En todo caso, vuelvo a reiterar que el culto a la personalidad no es una línea de demarcación válida para enjuiciar comportamientos y actitudes. Todos cometemos errores y no somos perfectos...¿y?
Por ello, me remito a presentar una línea de conducta general, donde lo más destacable son los 5 rasgos inequívocos expuestos anteriormente y que se manifiestan en personas que saben cuidar de sí mismas, que no necesitan crear relaciones de codependencia insanas y volubles, que buscan el equilibrio isostático mientras se preocupan única y exclusivamente por desarrollar sus proyectos y aficiones con independencia de lo que puedan hacer o decir personas ajenas a su propio universo autónomo. Por mucho que se las defina como perfeccionistas o individualistas, a la larga, las características que determinan su modus operandi coinciden en lo fundamental con las presentadas por las grandes personalidades de la historia, celebridades de todos los ámbitos que se han visto inmersas en circunstancias muy duras y en adversidades difíciles de superar hasta que han podido ver culminadas con éxito todas sus metas. Francisco de Quevedo, Charles Bokowsky, Friedrich Wilhelm Nietzsche, Arthur Schopenhauer, Carolina Herrera, Salvador Dalí, Stanley Kubrick, Oscar Wilde, Ludwig Van Beethoven, Kurt Cobain, Thomas Robert Malthus, Donatien Alphonse François de Sade (Marqués de Sade) o Howard Phillips Lovecraft, serían algunos ejemplos. Después, cada uno de nosotros podrá juzgar si procede, sus motivaciones, la naturaleza de sus intenciones, o el carácter positivo o negativo de sus actuaciones. Por supuesto, también se puede -y se debe además- valorar como honorable o detestable ciertos patrones de conducta que motivan a individuos, grupos y sociedades diversas para ejecutar las acciones pertinentes reconducidas hacia un propósito plenamente dirigido. Para poder enjuiciar y etiquetar siempre estaremos a tiempo. Y no deja de ser justo hacerlo así. Porque todo lo que esté mal en cualquier orden y estamento, siendo ajeno a los buenos principios, habrá que señalarlo, aislarlo y denunciarlo.

Quiero finalizar con un poema, Lobo Estepario, de Herman Hesse, cuyo título es similar al de la novela del mismo autor y se incluye dentro de la misma. Describe a un personaje lobuno (un alter ego) que representa las dos naturalezas antagónicas que operan en un mismo ser y que presuponen un desdoblamiento de personalidad. El protagonista del libro, Harry Haller, no es el único sinónimo que alberga esta dualidad. Para el autor, la sociedad en la que vivimos, desnaturalizada y natural a la vez, es un continente sistémico de hombres con esencia animal, semejante al lobo, a la serpiente, al zorro, al pez...Son dos formas de sentir y de entender el mundo, equidistantes pero complementarias.
El poema es el fiel reflejo de la lucha interna entre dos contrarios que conforman una personalidad desdoblada: el mal y el perjuicio hacia los demás hombres por parte del protagonista, quien amaba a los otros hombres y cuyos hombres le amaban a él y su arrepentimiento posterior. Como trasfondo, la compañía de la soledad esteparia. Una intensa angustia provocada por su esquizofrenia le conduce hacia la infelicidad existencial. Lo endógeno tendrá severas consecuencias en lo exógeno, el interior de sí mismo ejercerá una influencia inexorable en el mundo desangelado, auspiciado por las guerras y la muerte.
    Yo, lobo estepario, troto y troto, La nieve cubre el mundo, El cuervo aletea desde el abedul, Pero nunca una liebre, nunca un ciervo. ¡Amo tanto a los ciervos! ¡Ah, si encontrase alguno! Lo apresaría entre mis dientes y mis patas, Eso es lo más hermoso que imagino. Para los afectivos tendría buen corazón, Devoraría hasta el fondo de sus tiernos perniles, Bebería hasta hartarme de su sangre rojiza, Y luego aullaría toda la noche, solitario. Hasta con una liebre me conformaría. El sabor de su cálida carne es tan dulce de noche. ¿Acaso todo, todo lo que pueda alegrar Una pizca la vida está lejos de mí? El pelo de mi cola tiene ya un color gris, Apenas puedo ver con cierta claridad, Y hace años que murió mi compañera. Ahora troto y sueño con ciervos, Troto y sueño con liebres, Oigo soplar el viento en noches invernales, Calmo con nieve mi garganta ardiente, Llevo al diablo hasta mi pobre alma. 
     ---------------------------------------------
     
    NOTA ACLARATORIA 
EL LOBO (canis lupus), es un animal gregario, vive en grupo y su práctica social es la caza grupal. Es uno de los escasos predadores sociales que existen en la naturaleza (como leones y otros cánidos). Un lobo solitario es o bien un joven en dispersión, en busca de nuevos territorios o bien un ejemplar viejo que no está en facultades para la caza Lo que he intentado es introducir una imagen poética a modo de símil que enlazara con el sentido temático del ensayo. He cogido una pequeñísima parte de un todo; la irrupción de un lobo solitario desde el punto de vista biológico y de ecosistema constituye siempre una excepción bajo condiciones muy poco frecuentes. Espero que se entienda esta puntualización para los amantes del lobo. A mí los lobos me producen hondo respeto y admiración. Espero que la lucha por la defensa de su hábitat y de su preservación como especie (en la Península Ibérica se encuentran en peligro de extinción) se afiance y consolide, mediante la exigencia a las altas instancias del Estado para que dictaminen leyes justas en combinación con otras alternativas promovidas por los defensores de su figura. Remarcar que la imagen icónica del lobo solitario tan solo existe literariamente y no se corresponde con la imagen verdadera. Un criterio puramente literario es el que me ha impulsado a introducirlo como recurso narrativo en el contenido del texto. Como se puede apreciar desde su lectura, el tema que refiere esta entrada no tiene nada que ver con un tratado de ciencia ni con el lobo real.
     
Arturo Meza - Lamento


Madonna - Jump


Licencia de Creative Commons
Marisa Doménech Castillo
Dame tu voto en HispaBloggers!

Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
*[PROCEDIMIENTO PARA COMENTAR]:
-SISTEMA DE COMENTARIOS DE FACEBOOK (la caja de comentarios situada arriba del todo):1.- Debes estar conectado a tu cuenta de Facebook, si no es así, resulta imposible enviar el comentario. El propio plugin te advierte: “Inicia sesión para continuar”. Puedes hacerlo desde este blog pinchando dentro del recuadro de la caja y luego en el botón que te lo permite, cuando éste quede resaltado de un azul más oscuro.2.- Escribe tu comentario en la caja rectangular 3.- Finalmente, pincha en “Publicar”.
-SISTEMA DE COMENTARIOS DE DISQUS: (la caja de comentarios situada justo debajo de la caja de Facebook):1.- Pincha en el interior de la caja (el recuadro rectangular que se encuentra debajo del nombre del blog).2.- Inmediatamente se abrirán cuatro opciones: a) El botón D (de Disqus) para comentar desde una cuenta de Disqus. Si no tienes cuenta puedes abrirte una, pero esto es opcional. B) El botón f (de Facebook) para comentar loguéate desde tu cuenta de Facebook. Para hacerlo desde el blog mismo, cuando pulses en el botón, te pedirá el correo y la clave de tu cuenta. C) Botón de Twitter. Para comentar desde aquí te pide el correo y la clave de tu cuenta de Twitter. D) El Botón g (De Google +). Para comentar te pide el correo y la clave de tu cuenta.3.- También puedes comentar como “Invitado”: Una vez hayas pinchado en el cuadro horizontal, debajo del mismo y a la derecha de las 4 opciones anteriores, hay otro cuadro horizontal estrechito y alargado. Pincha dentro y abajo del todo, donde pone: “Prefiero comentar como invitado”, marcas la pestañita cuadrada que hay delante de la frase y a continuación escribes el nombre y el correo. Para enviarlo pincha el botón que tiene dibujada una flecha
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

Mi otro Blog

LOS POSTS MAS LEIDOS DE LA SEMANA

LA TECNICA CUT UP (O DE RECORTES) QUE USO DAVID BOWIE PARA ESCRIBIR SUS CANCIONES

La técnica Cut Up (o de recortes) que usó David Bowie para escribir sus cancionesTuitéalo

¿Puede el lenguaje literario ser transformado, modificado o recreado en nuevas formas de expresión literaria?
El lenguaje literario puede ser transformado, manipulado o modificado hasta el infinito a través de las figuras literarias y de los recursos estilísticos. Se pueden explorar y experimentar novedosamente, sin acotaciones ni límites, los valores y criterios aspectuales y semánticos (de significado) de las palabras e incluso realizar asociaciones con un grado relativo de libre desarrollo, incluso elevado al máximo nivel. El estilo y su progresión evolutiva implican un esfuerzo de búsqueda de nuevas posibilidades o de consolidación estructural de las distintas formas de expresión.
Hay que partir de que en literatura está contado ya prácticamente todo. En cuanto a contenido, nada virginal, nuevo o novedoso puede añadirse a la experiencia acumulada en el tiempo, nada que no se haya pensado o artic…

LA FILANTROPIA DEL ODIO

UNA MIRADA INFANTIL EN EL 39
Era pequeña y díscola, disconforme, rebelde y mística. Era una gran cautivadora enana,  una niña descarada,  una joyita varada. Una perla naciente en el inmenso océano, un porcentaje de humanidad,  infinitesimal, profundo,  nadando entre jardines con columpios oxidados 
y muñecas rotas. Los sueños almibarados, rodeados de carcasas de aves carroñeras 
y lenguas afiladas. Subterfugios compensatorios. El amor que se constriñe y el espíritu que se expande.  Dioses y ángeles que se enfrentan a demonios locales. El orden disciplinado se vuelve caótico. 
El hambre interpela a los estómagos. Otros niños y niñas reclaman la mayoría de edad. Mientras, ella juega a la tarara con sus hermanos y lanza besos al aire. Hormigas, gusanos y escarabajos, 
recorren lánguidamente el corral salpicado de zotal.  Mira a los jazmines que exudan rocío 
y hablan a través de las raíces 
cuando todos duermen.  Y al hombre del saco que vierte su odio infanticida entre las sombras del tulipanero,vestido de militar. …