miércoles, 27 de enero de 2016

LA LUNA TE ESTÁ MIRANDO

Autor imagen: 
Sergey Mironov

La historia acontecida en ese bosque mágico y alegórico encerraba una inquietante parábola social, impregnada de prejuicios y superstición pueblerina. Y no menos inquietante resultaba la figura del buhonero de la comarca. Para los autóctonos un loco, un poseído de Satanás. 

El hombre que guiaba a los lugareños a través de la espesura en las noches de plenilunio lo había vuelto a hacer. Puede que naciera con la mente proclive a perderse. Pero lo cierto es que mucha  gente tiraba la piedra y luego escondía la mano señalando con el dedo acusador: ¡es un licántropo! ¡es un licántropo!. Después se supo que fueron las habladurías y chismorreos los que se confabularon para que abandonase la cordura en una macabra trayectoria. También la epilepsia. 

Aquella noche volvió a aullar en la oscuridad. Agitaba el cuerpo convulsamente. Sus brazos ya no obedecían a la conciencia. Agarró el cuello de aquella niña, mientras desafiante, mostraba sus dientes en cada una de las mordidas. Quedó destrozada. Una semana después varios agentes de la guardia civil le buscaron sin piedad por el recóndito paraje gallego hasta encontrarle, sin sospechar que la Luna les miraba ansiosa, deseando saciar su inabarcable sed de sangre.

Microrrelato basado en la película de Pedro Olea El bosque del Lobo  > Aquí
Fuente/reseña: Diario de Cine Galicia

Warren Zevon - Werewolves of London
(Un Hombre Lobo en Londres)


Dame tu voto en HispaBloggers!

-->
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google + y simplemente introducir vuestro comentario