sábado, 23 de abril de 2016

LOS LIBROS Y EL NUEVO MUNDO (Microrrelato)


 
Y finalmente, el Caos, que había dado origen al Universo Cosmológico ancestral se expandió sobre sí mismo concentrando un inconmensurable abismo sin fondo sumido en la oscuridad. En este mundo paralelo cronológicamente anverso y con temporalidad de futuro, todo ocurrió en modo antagónico a la creación terrenal que los hombres habían experimentado en el otro viejo lugar, como una realidad independiente de dicha percepción humana, percepción en modo alguno conocedora del símil formador que se estaba gestando en esta lejana nueva galaxia multidimensional.

El Caos de este otro lado, siendo también principio de todas las cosas, parió una tierra novedosa, después de engullir todo lo que yacía como materia y de sucumbir a las tinieblas de lo finito. Este agujero negro de concentración de masa elevada que había generado hacía años luz un campo gravitatorio similar al de la Tierra, pasó tras el fuerte estallido, de la nada al algo, de la materia y la antimateria al contenido de moléculas y átomos, iniciándose el choque de los elementos dispares: los congelados contra los abrasadores, la humedad contra la aridez, la blandura contra la dureza, los elementos pesados contra los ligeros... Las cosas eran todo y nada al mismo tiempo. La diversidad biomolecular dió lugar a una vida distinta  a la apercibida por los ojos de los hombres del otro mundo equidistante. Y tras la bio en el nuevo mundo, se produjo la evolución de un varón y de una mujer y toda su genealogía.

Por tanto, la esencia divina y la humana se retroalimentaron en una dinámica ya conocida en otro polo. Pero en esta ocasión no existió la muerte física tal y como se nos visualiza a través de la mente terrenal, no se generaron las guerras ni las desigualdades, ni los abismos sociales de tipo economicista derivados de la política y los ejércitos, no devino la enfermedad, tampoco el odio ni la mala praxis, el pensamiento se organizó desde otra naturaleza diferente y neutral. Los seres humanos que habitaban este universo, pronto se hicieron eco del conocimiento, del verbo y de la palabra; también de la escritura. Todo ello, como prolongación de la sabiduría adquirida. 

En consonancia, ninguno de sus habitantes dejó nunca de leer libros. Los libros formaron en todo momento y lugar una parte fundamental, psicológica, gnoseológica y socialmente necesaria para el desarrollo de las sociedades y sus estratos. La sinergia era perfecta. Se trataba de la perfección del conocimiento.



23 DE ABRIL, DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO

Mago de Oz - Molinos de Viento
Dame tu voto en HispaBloggers!
Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google +