Ir al contenido principal

ESA NIÑA DE PUEBLO

Plantaciones de cebollas, naranjos y alguna que otra fábrica de materiales de construcción. El recuerdo ya no es lo que era, va difuminándose. Urbanizado y reconvertido, mi pueblo ha dicho adiós a los carros y a las carretas, a las vaquerías y la leche fresca recién ordeñada y a esos corrillos de gente sentada en sillas alrededor de fachadas de plantas bajas. En esas reuniones campechanas de profundo sentir, los aldeanos hablaban de las fiestas patronales, de quién había muerto ese día o de la hija de la Asunción, que se había quedado preñada de un forastero.

Cuando era muy pequeña, recuerdo haber visto alguna llave incrustada en el cerrojo de las puertas de entrada de las viviendas, que en algunos casos permanecían abiertas de par en par. No pasaba nada de día, porque todos nos conocíamos. Muchos solían entrar sin llamar, saludando con el recurrente: -Ave María Purísima...

Un pueblo pequeño, labrador, donde la endogamia parecía que iba a perdurar por los siglos de los siglos y había casado a republicanos con nacionales, donde los amigos resultaban ser casi como de la familia, todo ello aderezado con crueles chismes, que si el hijo de Paco no era realmente el hijo de Paco, que si  menganita vivía acribillada por los cuernos o si fulanito de tal vete tú a saber qué historia...

Pero recuerdo con especial encantamiento las largas caminatas por senderos de tierra o pedregosos, en compañía de otros niños, con mochila a cuestas, cantimplora y merienda, en busca del tesoro perdido. Perpetrando inocentes travesuras con sus correspondientes novillos y el consecuente castigo de los curas y monjas del colegio, que te obligaban a hacer penitencia. Faltaba poco para tomar la primera comunión y no era plan de ir acumulando pecados. Todo esto me hace retroceder a la edad de siete u ocho años. Entonces, el tiempo pasaba insultantemente despacio, hasta que, repentinamente te topabas de bruces con la adolescencia y con el plegamiento a la realidad pura y dura, que se transformaba en sacrificio laboral para aquellos que ya no querían seguir estudiando.

Pueblo rural donde los hubiera.  Tanto que ni por allí pasaba la autovía. Ahora no, claro, en la actualidad han hecho una circunvalación nueva. Pero por aquél entonces, nos conectábamos con el mundo circundante cogiendo el tren y los que podían, que cada vez eran más, el coche; y salíamos de nuestra burbuja retroanalógica, solamente a través de la tele o la radio. Por supuesto, Internet no existía. Qué curioso, no me cuesta nada recordar los momentos en que mi madre le daba las gracias a la operadora de la centralita de telefónica cuando le pasaba a su amiga de turno y aprovechaba para desahogarse, despotricando de maridos, cuñadas y suegras.

Y los domingos a misa, engalanada con ese vestidito de los domingos y fiestas de guardar, que no se debía estropear hasta la estación siguiente, momento propicio para cambiarlo. Crecía maquinando envidias de chiquilla, viendo a las amiguitas estrenar modelos de temporada.  Si querías pertenecer al club de los niños bien y relacionarte con familias que poseían hacienda y mucha tierra, estaba complicado si no eras del feudo. La ceremonia religiosa siempre resultaba vistosa, las mujeres ancianas solían llevar un pañuelo negro que les cubría la cabeza, a algunas les veías el rostro a través de una tela de redecilla, por lo que suponías que estaban de luto riguroso. En la Iglesia se veían muchas más mujeres que hombres, de éstos, solo a unos cuantos considerados del caudillo, católicos, apostólicos y romanos.

Tuve la suerte de ir a un colegio mixto, donde todos los niños teníamos miedo de la vara correctiva, porque con ella el cura o el director -cuya fama autoritaria era notablemente perversa-, te recordaba las buenas reglas. Efectívamente, ahí teníamos a Don Vicente, toda una institución convertida en leyenda. Después de las clases, un padre nuestro y a casa.

A mi amiga Rosita le debo una explicación. Aunque el destino evitó que el reencuentro llegara a consumarse, sí que guardo la certeza que, de recordarme, tendría presente a una jovencita diferente a la que soy ahora. Me pregunto qué habrá sido de ella, antaño trabajando en la cooperativa de Sol a Sol, rompiéndose la espalda, entregando su reducida parcela de libertad, a la expectativa que le confería un novio celoso y unos padres ansiosos por culminar el proyecto de ver convertido a su único hijo varón en abogado. Sin cuestionármelo, me la veo casada, con el aspecto de una mujer de 40 años encerrada en un cuerpo que aparenta 50 y con cuatro o cinco hijos alrededor de sus faldas. Porque tenía que ser así, claro está. Nadie pretendía otra cosa de ella. Rosita tampoco esperaba menos de la vida. Por muchas prerrogativas que yo pudiera ofrecerle, eran los únicos alicientes que podía dilucidar en su corto contexto.

Ahora ya sería demasiado tarde para irrumpir en su coto privado, por mucho que yo lo quisiera. Por lo demás, rosita continuó su camino y yo hice lo propio. Sin mayor dilación. De aquellos ambiciosos cuerpecitos celestes firmemente adoctrinados en las apariencias, no me atrevo a vaticinar mucho. Pero casi con seguridad, que no habrán nadado demasiado lejos de la corriente. Solo sé que la mayoría iban para maestras, enfermeras, obreras de fábrica o amas de casa. Por lo pronto, algunos equivocaron su camino, en los años ochenta, época que arrastró a muchos de mis amigos y conocidos por el tétrico sendero de la heroína y las drogas, abismo que yo jamás me atreví a cruzar. No obstante, pude extraer enseñanzas oportunas, de aquello a lo que no quise aspirar nunca, observando a mucha gente.

No es por demonizar a mi pueblo, todo lo contrario. Si hay una cosa que tengo clara, es que por muy lejos que te encuentres de tus orígenes, jamás debes olvidar de dónde vienes. Aún así, considero más importante, el tener la capacidad de saber por dónde tirar.  Quizá por eso ya no volví. ¿Sería por miedo de lo que podía significar retroceder? ¿Por huir de la nostalgia y la rutina? Puede que con el tiempo obtenga una respuesta clara.  De lejos, me llegan cosas positivas. Parece ser que hubo transformación y el pueblo prosperó, las nuevas generaciones crearon otra conciencia colectiva, llegaron muchos inmigrantes y creció la industria...Era algo que también tenía que pasar.

Es por eso que me quedo con la siguiente frase de León Felipe, no sin hacer autocrítica por no haber aplicado esa misma enseñanza en un pasado reciente.
"Poetas, nunca cantemos la vida de un mismo pueblo, ni la flor de un solo huerto. Que sean todos los pueblos y todos los huertos nuestros."


                     EN LA PLAZA DE MI PUEBLO                     




-->
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

  1. Llego a este post de hace más de un año gracias a que lo colgaste de nuevo en Google+ y me alegro mucho porque me ha encantado.
    Yo no tengo pueblo porque nací en Madrid pero sí que iba los veranos al de mi padre y muchas de las cosas que cuentas me recuerdan mucho a lo que yo viví en esos períodos.
    Por ejemplo, los domingos mi abuela me obligaba a ir a misa y no me permitía utilizar pantalones, tenía que ponerme un vestido. Además en esa iglesia (y en aquellos tiempos) los hombres se sentaban en la parte de atrás y las mujeres delante.
    En cuanto a qué habrá sido de los compañeros de juegos....uff, yo hice una entrada hace unos meses sobre el paso del tiempo y la verdad es que a veces no sé si es mejor no saber nada de antiguos camaradas.
    Bueno, Marisa, que me ha gustado mucho esta entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kirke,
      Encantada de que hayas venido y me comentes. Pues a mí me pasa un tanto de lo mismo con respecto a camaradas, amigos e incluso algún familiar lejano, porque dicen que "la ausencia es el olvido". Debe ser, sin duda alguna, una contradicción particular mía porque a grandes rasgos me gusta la vida campestre. Todos tenemos nuestra historia.
      Aunque tuve una infancia muy feliz, también es verdad que en aquel momento no conocía otra cosa. También añadir que me siento muy orgullosa de ser de un pueblo y lo grito a los cuatro vientos solo que todo depende del camino que se recorre y las circunstancias. La mayoría de recuerdos que tengo de pequeña y adolescente son bonitos.
      Un placer disfrutar de tu compañía, siempre bienvenida.
      Un besito

      Eliminar
  2. Me ha encantado esta entrada, la forma tan bonita en que describes un lugar a través de los recuerdos de infancia. Yo no crecí en un pueblo, aunque Alicante es pequeña, tiene más de ciudad que de aldea, por lo menos desde que yo la conozco, pero íbamos de veraneo cerca de un pueblo, a una casa de campo, y por eso me suena tan cercano lo que cuentas.
    He disfrutado muchísimo leyéndote, un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chari,
      Hay tantas tradiciones preciosas y enriquecedoras que me hicieron tener cierta perspectiva que aun me influye, que no cambiaría la vida infantil que tuve, los paseos y excursiones por el campo, encontrarte a la gente conocida nada más salir de tu casa, los corrillos (aunque a veces lo pasé mal porque quizá parezca que se tiene menos libertad para actuar sin que se sepa enseguida...), las fiestas, costumbres locales, los animales que tenía cerca en las granjas, el campo y la huerta...etc.
      Te agradezco tu paso por aquí, siempre es una alegria que me visites. Y también me hace mucha ilusión que te haya gustado.
      Un beso grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE ENRIQUECE CON TUS COMENTARIOS.
¡¡MUCHAS GRACIAS POR PARTICIPAR!!

Blogs interesantes

Mi otro Blog

votar follow us in feedly Dame tu voto en HispaBloggers!  Estadísticas
Donar. Más información
MundoLiterarioTusrelatosUnión Hispano Mundial de Escritores
NetWriters

LOS POSTS MAS LEIDOS DE LA SEMANA

LA TECNICA CUT UP (O DE RECORTES) QUE USO DAVID BOWIE PARA ESCRIBIR SUS CANCIONES

La técnica Cut Up (o de recortes) que usó David Bowie para escribir sus cancionesTuitéalo

¿Puede el lenguaje literario ser transformado, modificado o recreado en nuevas formas de expresión literaria?
El lenguaje literario puede ser transformado, manipulado o modificado hasta el infinito a través de las figuras literarias y de los recursos estilísticos. Se pueden explorar y experimentar novedosamente, sin acotaciones ni límites, los valores y criterios aspectuales y semánticos (de significado) de las palabras e incluso realizar asociaciones con un grado relativo de libre desarrollo, incluso elevado al máximo nivel. El estilo y su progresión evolutiva implican un esfuerzo de búsqueda de nuevas posibilidades o de consolidación estructural de las distintas formas de expresión.
Hay que partir de que en literatura está contado ya prácticamente todo. En cuanto a contenido, nada virginal, nuevo o novedoso puede añadirse a la experiencia acumulada en el tiempo, nada que no se haya pensado o artic…

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: POEMA SANGRIENTO

  Trabajando con fuego y acero, del telar a la máquina, del cultivo, al montaje, lo que se urde en la cadena me fabrica la mortaja. Es la producción denigrante, que adiestradamente cambia, mi tierra por un patrón,  el trigal por un centavo, creando miseria al esclavo,  en fábricas y talleres. Ni siquiera el Infierno contempla, reinado de Don Banquero, con las huelgas no nos queda,  sopa, tocino o pan negro. Por eso mujeres y niños, que son los nuevos obreros, en carromato viajan hacia el Mitin de San Pedro. La Revolución Industrial crece, y aumenta la demografía; hambre con explotación se alía, en un opio de 14 horas por la sangre derramada. El Proletariado nace, se hace con fuego y acero..


China Crisis - Working with fire and steel


-->  Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU! Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. …

UNA NOCHE SOÑÉ QUE OVIDIO ME HABLABA DE AMOR. 3.- TRASCENDER

Era como si su cuerpo, conectado a su mente, en ese momento, estuviese inundado de miles y miles de vórtices o chakras activos que conformaban un holochakra o cuerpo de energía. Precisamente, su energosoma le indicaba que, él, era la identidad conformada de esa persona que le gustaba desde hacía un tiempo. Le había dicho claramente a Matilde un "Si, me gustas", respondiendo a la inquietante pregunta de ella: "¿Te gusto?"
Julio era su compañero de trabajo desde hacía dos meses. Había entrado a sustituir una baja, de modo que solo había firmado un contrato temporal, renovable, si el otro chico ampliaba dicha baja laboral.
Todo aquello que parecía ser corroborado con la mente, sin embargo, no relucía de modo práctico y en los hechos. El día a día era monótono y aburrido en aquellas oficinas. Y, paradójicamente, ni Julio, ni Matilde, habían cruzado jamás palabra alguna, fuera de los momentos puntuales en los que debían de coincidir para alguna tarea en común o, en aquell…

LAS NUEVAS PLANTILLAS DE BLOGGER, MUCHO MAS PROFESIONALES

Como sabéis, este blog es literario y cultural y no suele tocar cuestiones relacionadas con el diseño o la programación en html, entre otras cosas, porque no es su función, ni es mi campo. Para nada soy una entendida en esos temas. Sin embargo sí he hecho algunas excepciones puntuales, siempre bajo mi experiencia y uso. Cuando he tenido que realizar alguna modificación o emplear alguna técnica concreta que varía el aspecto de alguna sección, entonces he hecho una entrada especifíca hablando de ello. Para eso tengo una apartado dedicado a esta labor que podéis encontrar en una de las pestañas del Menú de cabecera: Blogging
En esta ocasión quiero hablaros de un tema interesante a este respecto y que puede venirnos bien a quienes pertenecemos a Blogger.
Hace días nos llegó el aviso de que había nuevas plantillas para usar. Estas plantillas son compatibles con todos los dispositivos, pantallas (cualquier resolución) y sistemas operativos.
Lo que ha hecho Blogger ha sido implementar nuevos …

EL SENTIDO DE LA MUERTE. MORIR EN LA LITERATURA

Francisco de Goya - Saturno devorando a su hijo  Imagen con licencia Creative Commons
La muerte ha sido desde tiempos de la Prehistoria un motivo recurrente de desasosiego. La ritualística, los sentimientos entrelazados, el duelo, el pensamiento simbólico recreado en torno a la figura de los antepasados, las diversas manifestaciones de homenaje a los muertos, la significación del misterio, su meta y su fin, son todos ellos factores que han generado un enorme impacto cognoscitivo en la conciencia colectiva de las diversas comunidades tribales y en la dinámica del conocimiento. También el concepto de muerte ha sido desarrollado por la Gnoseología ya que el conocimiento humano en general puede estar fundamentado con otros conocimientos particulares. 

Lo que unifica a las múltiples civilizaciones coexistentes es el impacto social que ha tenido y sigue teniendo la muerte desde mucho antes de encontrarse los primeros indicios de escritura. Prueba de ello son los hallazgos arqueológicos de rest…

LA IMPORTANCIA DE SABER QUÉ ESCRIBES Y CÓMO LO HACES

“Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar” (Antón Chéjov)

Ahora que proliferan los centros formativos (tanto presenciales como on-line para los escritores noveles), muchos de nosotros, que no somos escritores profesionales pero escribimos en un blog o en una web, nos preguntamos, con cierta lógica cartesiana, si sería adecuado para nuestros intereses adquirir nociones precisas sobre técnica narrativa. La gnoseología literaria, o aquella teoría sobre el conocimiento en el noble arte de la escritura, puede ser la clave vehicular mediante la cual sentirnos más seguros metodológicamente hablando. ¿Quién no ha pensado alguna vez que los mejores escritores son aquellos que presentan unos conocimientos más o menos profundos en cuanto a reglas filológicas y lingüísticas, o tratándose de actores, los que siguen un determinado "método"?. 
¿Es imprescindible, entonces, asumir el aprendizaje de normas o reglas encaminadas a encauzarnos adecuadamente mediante una técni…

THE SOLIDARITY SOCIETY BAND

The Solidarity Society Band (La banda de la sociedad solidaria) es una banda de rock que aúna estilos variopintos: desde el Jazz de Chicago y Nueva Orleans y sus variantes de blues, ragtime, gospel y rhythm and blues, además de su cancionero estadounidense, un Great American Songbook transformado en crítica social y autoreflexivo, hasta el más genuino Rock And Roll, pasando por el Glam de los setenta o la música clasica de Haendel o de Bethoven. Su labor es recoger y musicalizar la pobreza de las calles, la miseria humana de los albergues sociales en el Bronx oscuro, cuna del rap y del hip hop o también en Harlem, así como describir la natural jauría urbana de los guetos donde portorriqueños, jamaicanos y minorías étnicas varias se las ingenian para sobrevivir en medio de las letanías de las iglesias evangelistas. Todo esto para empezar. Sin embargo no se circunscribe tan solo a EEUU. Acoge a toda una generación de jóvenes y refugiados venidos de Asia y Africa que cantan y suplican po…

UNA NOCHE SOÑÉ QUE OVIDIO ME HABLABA DE AMOR .1

"Lo confieso; humildemente, reconozco que he instigado el caos más profundo en tu ordenamiento interno, que te he apremiado irremediablemente a avanzar conmigo, a que me sigas hasta el fin del mundo, sin tener ni la más mínima idea de cuál debía de ser nuestro destino, sin saber siquiera si saldríamos victoriosos o absolutamente aplastados y vencidos".
Estas, fueron las últimas palabras de Senjo a Paqui antes de morir en el hospital La Fe, de Valencia, a la edad de 68 años. Tras pronunciar esta desesperanzada reflexión, durante el transcurso de su último hálito de vida, la mano derecha, que estaba siendo suavemente acariciada, dejó de temblar.
Paqui lloraba desconsolada junto al cadáver de su pareja, allí encima, sobre las sábanas, envolviendo con su cuerpo el del amante. El cáncer terminal en fase de metástasis acabó cumpliendo con su papel y, habiéndose extendido a la mayoría de los órganos vitales, apagó definitivamente la llama de la consciencia un día como hoy. 
-No, mi ca…

EL PODER DEL LOBO SOLITARIO. LA SOLEDAD BUSCADA.

El término "lobo solitario" es un binomio de dos palabras que al unirse forman un concepto abstracto que merece cierta consideración. También denota una acepción popular dentro de un contexto sociológico concreto.  Definir qué son exactamente los lobos solitarios utilizando una terminología rigurosa parece de entrada sencillo, aunque cabe precisar ciertos criterios para establecer su verdadero sentido. Lo primero que nos puede venir a la cabeza como personificación representativa es que se describe a un grupo de personas con características y rasgos singulares cuya connotación aparece claramente demarcada por el propio concepto que lo define, esto es, personas que viajan en el sempiterno camino experiencial de la vida con un criterio unívoco y con una determinada orientación independiente, con su soledad a cuestas y que luchan sagazmente por situarse en equilibrio bajo un mundo globalizado y socialmente adaptado para la interacción colectiva. Por tanto, no se puede eludir que…

ANALISIS DEL CORTO "LA CABINA"

HAY UN SPOILER CUANDO COMIENZA EL VIDEO, QUE  EXPLICA EN SINTESIS EL SIGNIFICADO DE LA CABINA Y COMO SE RODO.
RECOMIENDO EMPEZAR EL VISIONADO A PARTIR DE9:23Y RETROCEDER HASTA SU INICIO DESPUES, PARA DESCUBRIR EL ANALISIS DEL   DIRECTOR Y DEL ACTOR.                                                    


RESEÑA CINEMATOGRAFICA DE
 "LA CABINA"
[TAMBIEN CONTIENE SPOILERS. RECOMIENDO  VER LA PELÍCULA PRIMERO. SU DURACION ES DE 35 MINUTOS]
Título: La Cabina
Título original: La Cabina
Formato cinematográfico: Mediometraje 
Nacionalidad: España Año: 1972 Duración: 35 minutos Género: Terror psicológico Estreno: 13 de diciembre de 1972 Presupuesto: 4.000.000 pesetas Financiación: Televisión española (TVE) Distribuidora: Televisión española (TVE) Productora: Televisión española (TVE) Dirección: Antonio Mercero Producción: José Salcedo Guión: Juan José Plans José Luís Garcí Antonio Mercero Dirección artística: Antonio Sainz Montaje: Javier Morán Música: Carl Orff Fotografía: Federico G. Larraya Producción: José Sa…