Ir al contenido principal

De to hay en la viña del señó, también gente güena, ¡qué carajo! (RELATO CORTO)



Nos encontramos en la sala de entrevistas de la sección de Recursos Humanos (RRHH) de una ETT de Sevilla. Se trata de una de las más importantes Empresas de Trabajo Temporal que existen actualmente en España a nivel nacional. El gestor del departamento llevaba tres meses de empleador de dichas oficinas, tras su traslado de Madrid y la verdad sea dicha, a la hora de asumir responsabilidades en el tema de contratación laboral su práctica era bastante peculiar, además de controvertida para la empresa:

-Buenos días, señorita...
Ejem...su nombre, por favor...

-Ah, perdón...Camelia Flores Navarrete.

-Un momento...Ok. Aquí tengo su ficha...
Tanto gusto...Yo soy Luís. Luís Escamilla Bernal. Bueno, ante todo, gracias por venir y por confiar en nuestros servicios que ponemos gentilmente a su disposición.

[Camelia responde un tanto descolocada por la entradilla de recibimiento]:

-Gra...grasias, muy amable.

-Bien, el enfoque que le daremos a esta entrevista de trabajo será muy sencillo. No se asuste. Solamente la requeriré para formularle unas breves preguntas, concisas, directas y fundamentales, con las que trataré de conocer su perfil y su disposición para una trascendental y efectiva búsqueda activa de empleo.

-Como usté diga, señó.

-Empecemos. ¿Qué edad tiene?...

-Treinta y tré años.

-Estado civil...

-Casá.

-¿Tiene usted hijos?

-Si, un retoño de cuatro añitos, na más.

-Pero observo que está usted embarazada, ¿no es así?

-Si, señó. De cuatro mese y medio.

-De acuerdo...
Antes que nada, permítame que le aclare que las preguntas que hacen referencia a su situación personal se corresponden con un criterio rutinario, nada que pueda afectar a su demanda de empleo, Camelia.

-Vale. Aseptaré las reglas que haiga.

-Hábleme ahora de sus anteriores trabajos. Descríbame su currículum profesional, si es tan amable...

-Pueeé...he estao trabajando toda mi vía en hostelería. Bares, discotecas, restaurantes, también en ferias de muestras, limpiando en chalés...To eso.

-O sea, de cara al público.

-Si, asín es.

-La despidieron de su último trabajo en el restaurante Picazzo, según el documento de rescisión de contrato que nos ha entregado...

-Si...ejem...es como usté dise.

-Y por lo que parece deducirse de la documentación que referencia su vida laboral, llevaba inactiva unos dos años, antes de trabajar un mes y que la despidieran de este último trabajo. ¿Ha cobrado usted prestación o subsidio por desempleo en alguna ocasión?

-Se me había acabao el paro dos mese antes de entrá en el restaurante...

-¿El motivo del despido?

-Estoo...me dijeron que no aseptaban a camareras en mi estado. Es desir, embarasás.

-Mnn...ya veo. ¿Lo especificaba estrictamente el contrato que firmó con ellos?

-No, no se desía na de eso. En ninguna de las cláusulas se espesificaba.

-Me atrevo a preguntarle, que por qué no les denunció por despido improcedente, si puede saberse. Estaba en su derecho.

-Imaginé que podía perder el juisio y no quería pagá las costas y demás...¿Por qué me lo pregunta? ¿Es revelante, quiero desir, relevante, o puede ser malo pa mi situasión laboral?

-No, descuide. Únicamente me aseguro de obtener el máximo de información con el objetivo de que encuentre un empleo digno, ajustado adecuadamente a su caso particular. Nada más.

[Esta vez, Camelia contesta con cara de desnortada]:

-Ahh, vale. Perdone usté, no me esperaba ese detalle...ejem.

-En cuanto a sus estudios académicos, aquí pone que solo cursó el bachillerato...

-Si.

-¿Formación adicional o complementaria de la que no tengamos constancia? ¿Algún curso, máster o prácticas de empresa promovidas por algún organismo oficial, cursillos del INEM, etc?

-No, señó.

-¿Es usted de etnia gitana?

-Si, señó.

-Conforme. Eso es todo lo que necesitaba saber de conjunto.
Entonces...y de acuerdo a los datos que acabo de valorar de conjunto, como le decía, le traslado las ofertas que en principio le pueden ir mejor. Destacaría en primer lugar una propuesta de trabajo interesante, tras haber ido estudiando puntualmente su caso mientras le realizaba la entrevista...

-¿Si?

-Dependiente de telefonía móvil. La única pequeña molestia es que deberá desplazarse desde Alcalá de Guadaira, donde reside usted, hasta Sevilla, pero no queda muy lejos. Puede utilizar el transporte público.

-¿De...de teleoperadora de una compañía de teléfonos?

-Si. En atención al cliente, básicamente.

-¡La madre de dios!...uy, discúlpeme...

-¿Qué le parece? Estará dos meses de prueba con la retribución que marca la ley y después se le atribuirá un contrato temporal renovable si la empresa se siente motivada a que continúe su labor. Eso quiere decir, que de entrada, si cumple con sus horas, es eficaz en su tarea y no le aplican ningún expediente disciplinario, le prorrogarán el contrato hasta cumplimentar la posibilidad de alcanzar un contrato indefinido. 

-Mu...muchas grasia, don Luís. Me siento felís de poder trabajá en eso. Grasia.

-Por favor, nos podemos tutear, faltaría más. 
Esta es la dirección de la compañía. Empiezas el lunes que viene. Mucha suerte. Eso es todo, hemos terminado ya.

-Grasia, grasia, Luís.

-Una última cosa. Me gustaría conocer a título personal tu filosofía laboral como sistema de vida. ¿Qué frase o frases motivadoras te empujan a cumplir con tus expectativas en ese sentido, Camelia? 

-Mira, Luís. Despué de esta experiensia, te voy a ser franca. Yo te diría lo siguiente: "Que de to hay en la viña del señó, también gente güena, ¡qué carajo!".

------------------------------------------------------------------

[A Luís Escamilla le rescindieron su contrato al cabo de dos años, comunicándoselo por carta, tras haber apoyado públicamente y por escrito la sentencia que favorecía la derogación del ERE de la Multinacional Coca-cola en Fuenlabrada, después de haber vuelto a las oficinas de la delegación de Madrid. Tras esta incidencia negativa en su expediente de trabajo, reanudó sus servicios laborales como asesor jurídico en la atención de personas en peligro de exclusión, especialmente en materia de desahucios, labor que complementaba como asistente social en barrios de potencial marginalidad]


Aviador Dro - Amor Industrial 


Dame tu voto en HispaBloggers!


-->

Coméntame qué te ha parecido el post y yo te responderé encantada. ¡No olvides que en este blog lo más apreciado eres TU!
Queridos amigos, seguidores y lectores: como habréis observado se ha cambiado el sistema de comentarios. Ahora en este blog se ha implementado DISQUS. La manera de comentar es sencilla, si no queréis registraros directamente en DISQUS (nueva modalidad de conversaciones donde también existe un foro) podéis loguearos desde vuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google +

PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

  1. Hola Marisa, Ay como me es familiar todo, y a mi que me da, que para ti también,....genial tu relato. Menos mal que no me ha salido un entrevistador con vena machista y xenófoba, a lo que estamos acostumbrados. Luis escamilla,.... porque siempre pensamos que las mujeres somos las que tenemos la vena de asistentes sociales, las que luchan por los derechos sociales,....es así? Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola joseme españoles,
      ¿Qué tal, querida amiga? Me alegro mucho de que estés aquí otra vez y de tu apoyo.
      Realmente necesitaríamos una mano amiga alguna vez, como se puede apreciar las personas solidarias como Luís, dejan huella y un agradable gusto por la vida, por seguir batallando las arduas experiencias del día a día y las laborales. Si bien no es muy común encontrarte con gente así en recursos humanos de una empresa temporal, desgraciadamente.
      Muchas gracias por tu aporte y por tu lectura.
      Besos y abrazos

      Eliminar
    2. Ah, también responderte a tu opinión de que parece ser que hay más mujeres que hombres que encabezan proyectos solidarios. A mí también me lo parece. Puede que nuestra mentalidad nos sea más propicia, quizá por identidad de género, no te sabría decir a ciencia cierta. La verdad es que gracias a dios, hay mucha gente que se dedica a ayudar a los demás. Muy buena apreciación la tuya.
      Besos otra vez

      Eliminar
  2. Muy interesante el relato, muy humano y real la situación, aunque hay pocos Luis Escamilla. Saludos y cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mariaE nieto,
      Encantada de saludarte, me alegro de que estés en este espacio de amistad.
      Me produce alegría que ese sentimiento de empatía os llegue a los lectores, es esperanzador encontrarse con personas como Luís Escamilla. Y como tu muy bien dices, si hubiese más gente como él otro gallo nos cantara porque es verdad que no es común que alguien actúe como él en el ámbito en el que se mueve. Los recortes, el negocio para las empresas que aspiran solo a la máxima ganancia...en fin, la historia es a contracorriente.
      Muchas gracias por tu aporte y por tu visita.
      Saludos y cariños, amiga!!

      Eliminar
  3. Genial y también ocurrente post, Marisa, ¡hacía tiempo que no venía por tu casa!
    Desgraciadamente lo que expones está 'de moda'. Gente del nivel socio-cultural de Camelia y gente del talante de Luís. Es la realidad misma a la que se enfrentan muuuuchas personas.
    ¡Muy bien contado y con gracia!

    Un beso fuerte, Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo,
      Si, parece ser que Luís tuvo en cuenta la situación personal de Camelia y valoró su personalidad buscando salidas concretas a sus problemas particulares. Un tema de posición, de perspectiva resolutoria y de justeza en aplicar soluciones eficaces.
      Muchas gracias por tu valoración tan positiva y por tu apoyo. Yo también me alegro mucho de verte.
      Besos y cariños

      Eliminar
  4. Qué pena que no todos los entrevistadores de recursos humanos sean como Luis, un tipo comprensivo y solidario con el prójimo. El toque de humor de tu relato le quita algo de amargor a una situación triste, me ha gustado mucho.

    Espero que a Camelia le fuera muy bien en su nuevo empleo :))

    Un fuerte abrazo, Marisa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia,
      Encantada de tenerte en mi rinconcito.
      El hecho de contratar a personal de recuersos humanos que no le importe aplicar una política de despidos masivos y que tenga en cuenta preferencias restrictivas, tiene mucho que ver con las leyes o por ejemplo con la aplicación de reformas laborales. Creo que es una cuestión de política de estado. Si no te acoges a las orientaciones generales de la empresa, cogen a otro y hay mucho índice de paro como para no tener que tragar sin remedio. Y otra cosa es que sí que hay gente como Luís, concienciada y solidaria por su formación y por la manera de organizarse socialmente, aunque no abunden en Recursos Humanos ni en contratación laboral. Si hubiese más gente como él se podría presionar más desde dentro.
      Me alegra de que te haya gustado el relato y que destaques el tono de humor. He pretendido que fuese también desenfadado.
      Un beso muy fuerte

      Eliminar

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE ENRIQUECE CON TUS COMENTARIOS.
¡¡MUCHAS GRACIAS POR PARTICIPAR!!

votar follow us in feedly Dame tu voto en HispaBloggers!  Estadísticas
Donar. Más información
MundoLiterarioTusrelatosUnión Hispano Mundial de Escritores
NetWriters