-->
Ir al contenido principal

--->>Pincha también en este Archivador Diario

Mostrar más

LA PRACTICA NO REMUNERADA EN RESTAURANTES ESTRELLA MICHELIN GUARDA UNA RELACION DIRECTA CON LA REFORMA LABORAL



La práctica no remunerada en restaurantes Estrella Michelín guarda una relación directa con la reforma laboral.



No busquemos al chivo expiatorio de turno, los culpables de la crisis y de las medidas de saqueo e intervención de la economía que se aplican a través de la política como factor dirigente, son: la oligarquía financiera aliada y dependiente del Imperialismo. Los responsables no son las empresas pequeñas ni medianas, ni las marcas de prestigio gestionadas por el emprendedor que ha formado un imperio o un emporio. No, no lo son ni Amancio Ortega, ni Juan Roig, ni Jordi Cruz. El FMI ha impuesto la reforma laboral, la "madre de todas las reformas". Y la Troika ha secundado el proyecto de saqueo y de recortes como socio de segundo orden.


No quería hablaros del problema de las prácticas en empresas, los contratos becados en la Universidad y los cursos de formación reglados que imparten asociaciones directamente vinculadas con el SERVEF, ligado a la polémica de las controvertidas declaraciones de Jordi Cruz respecto de si está bien o mal trabajar gratis para la alta cocina y los restaurantes 5 Estrellas Michelín, sin antes no poner este tema bajo situación y fundamentarlo con la Legislación Laboral vigente. 

Si bien, como  no soy ni abogada laboralista ni tampoco experta en la materia, no lo circunscribiré estrictamente a los pormenores legalistas. Lo que quiero es adentrarme a fondo en un terreno que conozco mejor y hacer una comparativa respecto de la propaganda oficial del Gobierno y sus estamentos, dada mi condición de activista política. Es, sin duda, desde mi conocimiento y experiencia en el ámbito de lo político y de las reivindicaciones sociales, desde donde puedo contribuir ampliamente en hacer mi pequeña contribución, que no es si no, una consecuente crítica social. Esta se corresponde con la denuncia de lo políticamente correcto. También implica un llamamiento a la reflexión objetiva. A la justeza en obtener las condiciones de vida dignas que todos merecemos, apelando a la unidad sindical, progresista, organizativa y de todos los agentes sociales dispuestos a luchar por la igualdad de derechos.

Nos hemos acompañado de un 1º de Mayo inundado por reivindicaciones sociales, consignas contra la reforma laboral y los recortes, por la mejora de las condiciones salariales... En el terreno político asistimos a una implosión de los casos de corrupción. Las exigencias en la forma del clamor colectivo han estado secundadas fundamentalmente por la necesidad de enfrentarse a la reforma laboral, a la precariedad, a los bajos salarios y a las pensiones de miseria. 

Hace escasos días, el FMI, encabezado por su presidenta, Christine Lagarde, volvía a exigir una nueva reforma laboral en España y más fusiones bancarias, más reformas y mayores ajustes, lo que se traducirá definitivamente, a corto, a medio y a largo plazo, en más recortes y un incremento del saqueo contra la mayoría de la población. Otorgando a esta terrible tesitura -que parece a simple vista coyuntural aunque perdure dilatadamente en el tiempo desde los inicios de la crisis en 2008-, un carácter estructural, en un intento de estabilizar la explotación y la opresión para todos los sectores sociales.

El Fondo Monetario Internacional, organismo de carácter privado controlado por Washington, no contento con esto, pretende acometer nuevas reformas de hondo calado en el sistema de pensiones (lanzando el órdago de su insostenibilidad para justificar el tener que recurrir por necesidad imperiosa a la privatización inevitable como correctivo económico) e implantar nuevos copagos en la sanidad. Es decir, consolidar el ajuste y los consiguientes mecanismos de compensación de la crisis y de recuperación del déficit público (término acuñado como eufemismo pero que en realidad hace referencia a la manipulada deuda externa) con el objetivo de disponer de la excusa perfecta que justifique la actual reforma laboral, con medidas como conceder salarios de miseria, abaratamiento del despido, precarización de los puestos y las categorías laborales, modificación del modelo de contratación a fin de ajustar degradantes y eficaces condiciones de explotación, destrucción de derechos laborales, eliminación de los convenios colectivos y de la figura del despido improcedente, asentar la temporalidad en el período de contratación, etc.

Todas las políticas de recortes, saqueo y austeridad dirigidas contra los trabajadores por el Gobierno de Rajoy durante los últimos años, sirven a los intereses del F.M.I, de la Troika, a su Banco Central Europeo y a su Comisión Europea. Intereses que actúan bajo taxativas imposiciones orquestadas como un proyecto antiguo pero que en esta coyuntura se van a instaurar de modo permanente.

Precisamente, ante el reciente 1º de Mayo pasado, el informe de Gestha (sindicato de Técnicos de Hacienda), deja claramente evidenciado que el camino de la recuperación económica solo existe para la Gran Banca y los grupos monopolistas. La falseada recuperación que tanto nos ha vendido el gobierno del PP arguyendo que ha pasado lo peor y que avanzamos hacia la absoluta salvación de la economía en nuestro país, no se sostiene con los datos oficiales una vez se recoge su correcto balance. Sin embargo, para el pueblo trabajador no existe más que la condena a la precariedad y a unas condiciones de vida durísimas. En su informe, Gestha denuncia que el 47% de los trabajadores asalariados cobran menos de 1.000 euros al mes. Y 132.502 directivos de grandes empresas, multinacionales y monopolios ingresan exactamente lo mismo que los 5.754.174 de trabajadores con sueldos más bajos que el salario mínimo. Se puede afirmar que ser mileurista a día de hoy es una aspiración cara y malograda mayoritariamente, puesto que un tercio de los trabajadores españoles vive bajo el umbral de la pobreza.

Avalando esta situación, no debe sorprendernos que en materia de contratación, una empresa obtenga un ahorro considerable al hacer un contrato en prácticas. Este es un modus operandi que la propia legislación permite gracias a que se incluyó en la regulación de las últimas reformas laborales. A cambio de unos requisitos exigibles, una empresa puede recibir bonificaciones si contrata a toda o a una parte de la plantilla según el modelo de contratación en prácticas o período de prueba. Si en el momento en que se concierta el contrato en prácticas, el trabajador está realizando prácticas no laborales, la bonificación de las cuotas a la seguridad social será del 75% (25% adicional en los casos de Sistema Nacional de Garantía Juvenil). 

Una cuestión muy importante que los empresarios deberían saber es que bajo cualquiera de sus modelos contractuales hay implícita la obligatoriedad de dar de alta al usuario en prácticas. Está regulado por el artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores en el caso de que una persona haya acabado sus estudios oficiales. Aunque no se rija por el propio Estatuto, el contrato estará regulado por este artículo. Por tanto, hay que considerarle un trabajador, con salario, vacaciones, adscrito a un convenio y con el resto de derechos y obligaciones asumibles.

En los casos en que no se hayan terminado los estudios, las variables o combinaciones se disparan. Existen prácticas no remuneradas en las que la Universidad firma con la empresa un convenio que fija unas condiciones dadas, necesarias por otro lado para poder acabar los estudios. Otras veces, son los servicios públicos de empleo los que firman un acuerdo con estas empresas beneficiarias de bonificaciones o exenciones fiscales. Hay prácticas de formación profesional o abocadas a la formación de empleo. La autorización también llega para algunas entidades privadas a las que se les permite ofrecer prácticas en empresas.

Todas las modalidades de becas o de prácticas están sujetas a ley. La ley particular que las regula y pone en común, dictamina que al ser una acción formativa, estas modalidades, en principio, pueden no ser remuneradas.

Si la empresa paga una cantidad en dinero o en especie, puede conceder como contraprestación, en lugar de un salario, únicamente alojamiento o comida. En cualquier caso, dice la ley que la retribución en especie estará sometida coercitivamente a tener que dar de alta al trabajador en la seguridad social.

Todas estas cuestiones normativas las he extraído de un trabajo de documentación al respecto pero tal y como observamos desde el panorama actual de precarización y rebaja de las condiciones laborales, podemos aceptar fácilmente como habitual que, o bien, se incumplan dichas garantías, o bien, simplemente se opte por no pagar al demandante de estos cursos, ofreciéndole como compensación una retribución en forma de alojamiento o alimento.

A su vez, la alta cocina no está exenta de cargar con las críticas sociales. Un ejemplo reciente lo tenemos en la situación generada por las declaraciones de Jordi Cruz defendiendo que los becarios no cobren: "Para ellos es un privilegio". El chef y jurado del programa televisivo "Masterchef" tiene un 50% de la plantilla de su restaurante Àbac sin cobrar, la mitad está conformada por aprendices. Según propias palabras: "Un restaurante Michelín es un negocio que, si toda la gente en cocina estuviera en plantilla, no sería viable".

La reacción inmediatamente posterior en las redes sociales ha sido brutal, con la noticia convertida en Trending Topic en Twitter. Días después ha intentado contrarrestar estas vergonzosas declaraciones argumentando en su defensa: "me da mucha envidia cuando veo que alguien viene de estar en la cocina de Martín Berasategui, por ejemplo. Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. No son esclavos". Y continúa para señalar: "podría tener solo a 12 cocineros contratados y el servicio sería excelente, pero si puedo tener a 20, podría ser incluso mejor. Las dos partes ganan. Es un tú me das tus manos y yo te enseño".

Pero la realidad no es nada emblemática, ni siquiera aceptable. Más bien, parece que responde a todo lo contrario. Trabajadores becados han afirmado públicamente que llegaron a trabajar en diversos restaurantes premiados con Estrella Michelín o de renombre, de 16 a 18 horas y en unas condiciones de precariedad y de explotación que en pleno siglo XXI sorprenden en un país como España. También hablo de ello en este post del blog colaborativo en el que participo regularmente, Blogger House: Cursos en restaurantes Estrella Michelín

Aunque, no debemos olvidar que estamos inmersos en el sistema capitalista y que los medios de producción, que quedan en pocas manos, son propiedad de quienes tienen el poder: la oligarquía financiera, aliada y dependiente de esos acérrimos enemigos nuestros que provienen del exterior  y señalados con nombres y apellidos al principio del artículo: FMI, Troika, Gran Banca,..

Quiero acabar tal y como he empezado el artículo refiriéndome al 1º de Mayo, el gran día de la clase obrera, nuestro día, conmemorativamente dedicado a todos los trabajadores. Multitudinarias manifestaciones han tenido lugar en las distintas provincias españolas teniendo la oportunidad de salir a la calle a exigir nuestros derechos. Me reafirmo en la tan imprescindible necesidad de buscar la unidad de todas las organizaciones y partidos progresistas, de los sindicatos, asociaciones, agentes sociales y cumbre social, de todos los sectores afectados por la crisis y los recortes, del pueblo en su conjunto.

En segundo lugar, debemos partir de la exigencia en crear conciencia para trabajar desde la lucha unitaria y colectiva y conseguir derogar la reforma laboral, la madre de todas las reformas. La reforma laboral constituye la base material para instalar en nuestro mercado laboral el despido libre y gratuito, provocar la pérdida del poder adquisitivo -en torno a un 3'8 %, llegándose a alcanzar el 5'4%-, la aplicación del empleo temporal y parcial, de la rebaja salarial, de las injustas recategorizaciones, la gestación de trabajadores pobres con salarios de supervivencia, la implantación de la eliminación de los convenios y la negociación colectiva que ha llevado a los sindicatos mayoritarios a consignar la quiebra de su carácter de clase combativo...

Mientras tanto, se ha reforzado el papel de la patronal de las grandes empresas y multinacionales, así como su capacidad para decidir sobre los aspectos más relevantes de las condiciones de trabajo (duración de la jornada laboral, regulación de las horas extra, garantía en el cumplimiento solo de las horas declaradas en el contrato, vacaciones, descansos, permisos, pluses, peligrosidad, protección de riesgos, etc

Porque todos los factores mencionados, que son los que restringen las condiciones de bienestar y de dignidad, han permitido al capital nacional y extranjero extraer cada vez mayor plusvalía para fomentar la explotación y lograr el máximo beneficio para sus bancos y monopolios. 

No se conseguirá la victoria sin tensar a todas las fuerzas, sin visibilizar y dar voz a los que sufren por estas reformas, sin la aplicación de políticas que permitan redistribuir la riqueza que generamos una mayoría y de la que se apropia una ínfima minoría. 


Silvio Rodríguez - Primero de Mayo 


author

Este Post Está Escrito Por:

Marisa Doménech Castillo

Soy la autora de este blog y bloguera desde 2014. Y fue un flechazo; casi por casualidad, porque fue trasteando por internet, cuando ví la posibilidad de crearme un sitio para escribir. Ahora, tras mucho trabajo de documentación en marketing digital, a mi nivel, claro, y también de búsqueda de información temática, he decidido iniciar mis pinitos como redactora de contenidos o freelance, como prefiráis, es decir, profesionalmente. Si bien, ya he colaborado con algún blog/web. En realidad soy activista política.BIO @NuevoItaca  E-MailEspero que vuestro paso por aquí sea lo más agradable posible para vosotros/as.
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios