Ir al contenido principal

LA NOCHE DE WALPURGIS


En un lugar de la Europa Central...

Es Walpurgis...
Es Walpurgis...

Palabras... palabras... y palabras.... 
...llenas de odio ¿Reproches? Ni te lo imaginas. 
Muchísimo más que eso.
Latigazos que se escupen por la boca.. 
Remanentes de la crueldad 
conduciendo a la necrópolis
para enterrar la compasión.

Puñales clavados en los hemisferios:
dando golpes ¡muere espíritu! ¡muere razón!
Provocan. Escupen. Ladran. Cortan la carne.

Palabras... palabras... y más palabras...
al son de cuchilladas.

Y de repente, el puñal que clava palabras pare más puñales.
El vientre se ha abierto y salpica sangre purulenta.
Toda una amalgama de sentimientos, 
de manos que rajan centímetros cúbicos de piel,
que despedazan a tiras,
desmembran los apéndices de los troncos,
cortan cabezas,
y acumulan hemoglobina en grandes jarras
mientras desde los altares de la misa negra,
una vez finalizado el viacrucis macabro, beben el elixir.
Rituales de la equidistancia.
Una ceremonia satánica de las intenciones 
pero también de las obras.
Tortura enaltecida.
Tormento gutural y un sinsentido que cobra vida
tras matar al ruiseñor.

La esperanza que retoña en las hojas secas que caen del árbol
de cuya escasa sabiduría residual
se conserva un solo paisaje mortecino,
tras el ocaso del sol en el parque.
Ahí empezó todo.
Al cabo de una discusión violenta.
Y un rapto.
Se grita, se asesina, se sodomiza la paz.
Una paloma blanca es cortada por la mitad y echada en la olla.
Se contornean las sábanas blancas multitudinarias debajo del escenario
escondiendo a los relameres
enaltecidos por el deseo caníbal.

"No queda nada, no somos nada
y en nada nos convertiremos".
Repetido cada vez que atruenan
los insultos y la vejación acompañados de un vómito espurio.
Puñal con finísimo filo punzante,
materializando el dolor a través de hincar
en el alma y en su destello esencial. 
Rechinar de dientes.
La llama del infierno.
Y una lánguida oscuridad.
Por no llamarla tenebrosa, que ya se reconoce.

Palabras... y palabras... y más palabras...
a ritmo de dentelladas y colmillos que succionan
la verdad entre cien mentiras.
Se apoderan cien falacias
de los cien encapuchados
escondidos tras las consabidas sábanas blancas de seda 
y una cruz invertida en el dorso.
Cien anonimatos que no quieren ser desentrañados.

Invocan al demonio,
es como hablarle a un santo mártir. 
Es incrustar la lengua metálica del instrumento, 
ese mismo puñal comido por las comisuras bucales
de una víctima conscientemente ensañada.

El le dijo que era un sacrificio necesario.
Y su cerbatillo respondió por medio de la impotencia
y se dejó llevar.
Derrotado.

La hermandad de la magia mayor
glorifica cada acción
marcando el paso al unísono.
Energía psíquica y adrenal.
Purga de las necesidades dogmáticas.
El altar se recubre sanguinoliento.

Pero lo primero fueron las palabras, 
que se volvieron desgarro del alma.
Las heridas no tienen culpable conocido. 
Porque ellos dicen tener razón.
Todos cantan a coro.
Tapados y de incógnito.
Condenan sin resuello
y honoran el sufrimiento. 

Lo peor de todo no son los puñales que finiquitan la vida.
En el acto no hay defensa posible.
Y el verdugo solo vocifera
mientras comienza a acuchillar 
al cabo de dos horas de preámbulo tensional.

El incauto no puede más e magina el acto asambleario
ya con los ojos cerrados. En aquel templo del mal, desangrándose.
Lleno de carceleros de las ideas.
De enterradores de cuerpos.
De sacerdotes de misales en honor a los difuntos 
que empoltronan un cadáver tras otro en derredor del suelo.

Llegarán más.
Después, el ritual de iniciación
convertirá a una multiplicidad de sacerdotes.
Se canta un himno estruendoso,
articulando palabras como puñales.
Palabras como puñales.
Palabras como puñales.
En el momento del nadir
se rezan versículos de la Biblia Negra.

Es la noche de las brujas.
La Noche de Walpurgis.



ELNOTICIERO.ES

Ayer fue desarticulada una secta satánica que al parecer podría haber cometido más de un centenar de asesinatos en los últimos dos años en la ciudad de Oslo, concretamente en Gronland. Este barrio es conocido por su alto índice inmigratorio y se le reconoce como el epicentro de graves problemas de delincuencia en la capital, según han señalado fuentes de la policía nacional noruega. Dicha información fue recogida en un primer momento por el periódico Aftenposten, el más prestigioso del país y que además defiende una línea editorial pro islam. Dicho medio ha revelado que tras la detención de varios supuestos miembros de la red, el juez instructor ha decretado el secreto de sumario mientras deja el caso abierto a la investigación oficial para esclarecer los hechos.


Madonna - Illuminati



author

Este Post Está Escrito Por:

Marisa Doménech Castillo

Soy la autora de este blog y bloguera desde 2014. Y fue un flechazo; casi por casualidad, porque fue trasteando por internet, cuando ví la posibilidad de crearme un sitio para escribir. Ahora, tras mucho trabajo de documentación en marketing digital, a mi nivel, claro, y también de búsqueda de información temática, he decidido iniciar mis pinitos como redactora de contenidos o freelance, como prefiráis, es decir, profesionalmente. Si bien, ya he colaborado con algún blog/web. En realidad soy activista política.BIO @NuevoItaca  E-MailEspero que vuestro paso por aquí sea lo más agradable posible para vosotros/as.
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios

votar follow us in feedly Dame tu voto en HispaBloggers!  Estadísticas
Donar. Más información
MundoLiterarioTusrelatosUnión Hispano Mundial de Escritores
NetWriters