Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 26, 2018

MARISA DOMENECH

MARISA DOMENECH CASTILLO

MORTUORION, EL ZOMBI BUENO

Realmente a esta joven excepción de muchacho (al menos joven en apariencia) parecía gustarle el trozo de carne de ternera que le ofrecía esa mujer. En cambio los restos humanos muertos no se los comía con un placer tan morboso e irresistible. Era angustioso ver la necesidad perentoria que tenían estos seres de devorar con verdadero frenesí la carne humana. Lo había comprobado empíricamente hace ya algunos años y era incuestionable que se trataba de una anomalía biológica post-mortem, según la doctora. Ella era una científica investigadora, miembro de ese pequeño residuo de supervivientes que habían quedado tras la preliquidación y que con pocos medios trataban de buscar una cura al mal que afectó a la humanidad allá por el 2050, hacía casi tres décadas.
Sin embargo, sus ojos miraban distinto de los otros. Por fin, un probable indicio de mínima conciencia básica, aunque fuese dominantemente instintiva. Denotaba cierta empatía y simulaba la compasión. No sabría precisar si se trataría sol…
Comment Form Deja tu commentario...