-->
Ir al contenido principal

--->>Pincha también en este Archivador Diario

Mostrar más

EN BUSCA DE PSICOFONIAS (RELATO DE TERROR)


¿Y yo qué hago aquí? ¿Y yo qué hago aquí? -repetía incesantemente aquel niño de ocho años 

Psicofonías. Eso venían a cazar esos dos parapsicólogos con sus artilugios. 

-Mira, ese líquido pastoso podria ser ectoplasma. 
-No digas tonterías. No es más que un salibazo, lo que pasa es que este caserón y el paraje que lo rodea están tan oscuros que no se distingue bien lo que ves.
-Tú siempre tan escéptico.
-No vayas a pensar que de buenas a primeras vamos a encontrar nada en un ratito que estamos, apardalao...
-Pues me quitas la ilusión.

-Oscuro, oscuro.. mami... mami... No puedo ver, no puedo tocar el juguete... mami...

Las estancias desvencijadas estaban llenas de telarañas y de bichos de todo tipo, microscópicos y grandotes, como arañas negras parecidas a tarántulas desplazándose de lado, cucarachas de todas las formas y colores, ratas grises y negras, gusanos con antena, de cola enroscada...

-Mamá, ¿dónde estás? Tengo mucho frío y no tengo piernas y brazos... mamá...Todo está rojo, rojo, rojo, rojo, rojo, rojo.....Estoy salpicado de rojo.... ¿Qué me pasa? ¿Qué me pasa? Quiero irme a casa, los demás niños se fueron corriendo y... se fueron... y se fueron... y me dejaron solo... mami...

-!Un hacha, Antonio! Mnnn... oxidada. Lleva mucho tiempo aquí, al parecer...
-Interesante para nuestras investigaciones, Luis.
-Eso no significa nada en particular. ¿Has encontrado alguna otra cosa más que suciedad y mierdas de perro salvaje o de lobo en este sitio, o qué? Además de que huele que apesta...
-Sigue resgistrando con la grabadora de audio alguna parafonía de voz electronica. Debe haber EVP a punta pala.
-¡Qué impaciente eres Antonio.
-Lo que haga falta, Luisín
-¡Venga ya, no me llames así! Sabes que no me gusta nada tu ironía barata.
-No soy irónico, solo gracioso, jajajjja.
-Ya lo veo, ya.

-Mami, el montruo... que viene otra vez... que viene... horrooooooooor... Me toca mucho.... mami...No quiero que me abrace, abrázame tú mama... mamá... ven a buscarme... no sé que hago aquí... 

-El piloto se enciende, estamos en presencia de actividad psíquica o intrapsíquica, seguro..- Graba... graba...
-Si Friedich Jurgenson, el primer psicofonista de la historia, levantara la cabeza, se descojonaría de tí mogollón, Antonín. Te la devuelvo, jajajjja. Sobre todo porque se supone que era un poco farsante.
-Pues está documentado que grabó el trino de pájaros en el bosque un verano. Y que al reproducir su magnetófono escuchó además el sonido de una voz en noruego que intentaba estropear el trinar de esos pájaros.
-¡Bobadas! ¡Seamos serios!
-La anécdota acaba con que volvió a repetir la grabación después, asegurándose de que nadie merodease por la misma zona en varios metros a la redonda y grabar libremente al pájaro pinzón. Cuando volvio a reproducir el sonido a través del aparato, en esta ocasión, le pareció escuchar la voz de su madre fallecida. Le llamó por un nombre afectuoso y era perfectamente reconocible, un detalle que solo él y su mujer sabían.
-Claro, de ahí viene la leyenda urbana de las psicofonías.
-Oye, pero entonces, ¿tú a qué has venido?
-A refutar ciertas paranoias de la ciencia que no son más que pseudociencia. No está demostrado científicamente su existencia.
-Tú eres parapsicólogo.
-Soy aficionado en mis raros libres para ciertas cosas no validadas. Como sabes, mis clases en la universidad tienen más que ver con otros aspectos de la parapsicología. Me ocupo, sobre todo, de la mente bajo ciertos condicionantes, podríamos llamar, sensitivos..
-Como alumno tuyo te diré que eres un iconoclasta.
-Y tú medio tonto.
-Profesor palurdo...
-Eh, eh, para el carro. ¿Qué tendrá que ver todo esto con mis clases? No seas un turista del misterio. Lo cierto es que me has insistido tanto que aquí estoy, para dejarte en ridículo y sin comprender todavía cómo aprobaste. Primeramente, cualquier lugar suele estar gentifricado y los aparatos de medicion no son fieles con los parámetros físicos reales, sino app fakes. Y te recuerdo lo siguiente: antes de iniciar una sesión totalmente aventurera como ésta, debemos analizar el lugar donde suceden los fenómenos para poder detectar corrientes subterráneas, por ejemplo, u otras variaciones electromagnéticas que podrían producirse también por fenómenos atmosféricos. El ruido se confunde con el aire o el viento.
-Dicen que este lugar es fantasmagórico. 
-¿Quién lo dice?
-Pues personas que han venido aquí. 
-A ver si las parejitas frikis que les encanta emular las pelis de viernes 13 se confunden con sus propios orgasmos, jajjjjaja
-Hablo de gente que ha desaparecido en este lugar asqueroso, que no hay más que verlo.
-El ayuntamiento sabrá por qué no invierte en su preservación. Te digo más; quienes creen haber visto apariciones de seres queridos o de espectros, me da igual, siempre hablan de que los rasgos faciales no están definidos o de las archiconocidas "damas blancas". Pero lo cierto es que la psique es muy rica e imaginativa, y ya puestos, si hablamos del inconsciente, pues no te digo na... Pero ¿qué haces?
-Fumo marihuana, tengo mucho miedo. ..
-¿Por qué? Si aquí no hay nadie, Antonio...
-Hace rato que escucho ruidos...
-Animales, el viento... Corre una brisa nocturna considerable.
-Yo hablo de otra cosa... Son, como sonidos agudos, como chillidos y cuchilladas, sí, como puñales clavándose sobre algo.
-La maría te ha abierto ciertas conexiones neuronales y la imaginación perceptiva te está jugando una mala pasada. Anda, trae, voy a fumar yo también. Mejor, dame tú otro porro y me lo fumaré. Eres un poco gilipollas, me estás contagiando. Acabo de observar en mí mismo el efecto autosugestión por transferencia o contagio involuntario ¡Lo que me faltaba! ¡Mi reputación académica por los suelos! Ni por asomo se te ocurra contar esto...mira... puede haber un repetidor de televisión cerca y se habrá amplificado su efecto onda de transmisión por este viento enrarecido y las variaciones electromagnéticas, como ya te he dicho antes. La naturaleza geológica nos produce sensaciones extrañas antagónicas a la rutina de lo evidente o lo obvio. No sé qué saldrá de esta pijotada, ni siquiera llevamos detectores electromagnéticos que puedan evitar estas interferencias.
-Lo oigo en mis oídos, Luis. No describo lo que escucho reproducido en un aparato de ondas de radio. 
-Hombre, influye notoriamente si una persona es muy emotiva, luego hay que ver su estado sensitivo, etc, así que determinados cerebros pueden captar ciertos fenómenos, no digo que no. Nada demasiado alejado de la física.

De pronto, escuchó un alarido eclosionador repetido por tres veces justo a su lado. El se encontraba en ese momento de espaldas a Luis. Se dio la vuelta conmocionado en un acto reflejo automático y lo que vió fue alucinante. Su compañero del alma se mantenía de pie pero tambaleándose hasta derrumbarse cayendo al suelo tras unos breves segundos, con un hacha clavada en su cabeza, la cual, permanecía deformada y cortada en tres tajos. Comprobó aterrorizado que toda la sangre despedida le había salpicado la ropa casi por entero. Miró un poco más allá de ese reducido perímetro alcanzando a ver una sombra longuilínea que se difuminaba rápidamente entre la espesura de  los árboles. Sintió un pánico agónico y su primera reacción fue echar a correr espasmódicamente con el detector entre sus manos. Antonio gritaba y lloraba al mismo tiempo, entre sollozos intercalados de desesperación y de remordimiento por haber dejado a su amigo tirado y por lo que acababa de presenciar. Sus sentimientos y emociones se intermezclaban al tiempo que corría como un loco, sin parar, en dirección al coche aparcado en el desvío que daba acceso a ese lugar condenado.

-Doctor, ha despertado.
-Dele esta pastilla, es para el corazón. Se la administrará por la mañana y por la noche.
-Parece encontrarse en estado de shock, tras el infarto. Menos mal que los transeúntes que se habían quedado sin gasolina y andaban por el arcén le vieron de lejos y le socorrieron. Uno de ellos lo hizo muy bien y evitó una parada cardiorrespiratoria fulminante.
-Fue un microinfarto, en realidad. Tuvo mucha suerte este hombre. 
-¿Y qué han dicho los investigadores tras escuchar ese aparato reproductor de sonidos tan raro?
-Por lo que sé, a nosotros no nos compete saberlo. Han decretado secreto de sumario tras haberse abierto una investigación. Lo único que he llegado a descubrir es que encontraron un cadáver en las inmediaciones del paraje rural de San Lucas, donde el viejo molino y la casa abandonada esa de la que hablan tan mal.

-Es parapsicólogo y da clases en la universidad.
-Cuando se recupere, porque su estado lo más probable es que sea transitorio, le van a hacer muchas preguntas. Esperemos que recuerde lo antes posible, a no ser que nosotros, como facultativos consideremos que desde el punto de vista terapéutico sea contraproducente. Luego deberá recibir atencion psicológica si le sobreviene en tres o seis meses un shokc post-traumático. Si estaba junto a la persona fallecida y no ha sido el autor material de los hechos, es lo más probable.
-¡Qué fuerte!

The Cure - A Forest


author

Este Post Está Escrito Por:

Marisa Doménech Castillo

Soy la autora de este blog y bloguera desde 2014. Y fue un flechazo; casi por casualidad, porque fue trasteando por internet, cuando ví la posibilidad de crearme un sitio para escribir. Ahora, tras mucho trabajo de documentación en marketing digital, a mi nivel, claro, y también de búsqueda de información temática, he decidido iniciar mis pinitos como redactora de contenidos o freelance, como prefiráis, es decir, profesionalmente. Si bien, ya he colaborado con algún blog/web. En realidad soy activista política.BIO @NuevoItaca  E-MailEspero que vuestro paso por aquí sea lo más agradable posible para vosotros/as.

PINCHA EN EL VÍDEO PARA RECIBIR 
UN ABRAZO VIRTUAL
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios