-->
Ir al contenido principal

--->>Pincha también en este Archivador Diario

Mostrar más

El relato corto de Peter Gunn

Partiendo de un relato corto costumbrista  y negro, que he redactado con todo mi cariño, aprovechándome de una sólida y encumbrada base cinematográfica y televisiva clasicas, nuestro personaje, Peter Gunn, toma las riendas de la lucha implacable contra un grupo de gansters y policías corruptos allá por los años cincuenta. El caso puede dar mucho de sí, pero aquí os expongo la expresión concentrada de todo un mundillo de los bajos fondos muy particular y heterogéneo. Porque en sí misma, la o las historias que conforman este sustrato tan original como unívoco, representan a un icono totem de la década a la que se circunscribe. 

Allí va Petter Gunn, uniformado con su peculiar estilo: gabardina clásica gris-marrón junto a su sombrero de detective, un tanto atrapulado en sus maneras -todo hay que decirlo- y bajo un compendio escénico esencial que ilustra todas sus potencialidades. El ambiente se acompaña también de un inigualable tono jocoso y satírico que no dejará indiferente a nadie. 


Qué sería de él sin la chica de rojo vintage, tan guapa y cool, y los coros sinérgicos e imaginativos que ilustran el contenido de la trama, elementos primordiales: un bar de mala muerte, la Jukebox, (para nosotros, la tradicional sinfonola), un camarero despistado que no acierta ni una a la hora de deslizar la bebida por la barra, acto que ejecuta leyendo un periódico sensacionalista de máxima tirada, la gatuna sinfonía catárquica de dos cuerpos entrelazados por la pasión que bailan su singular balada, Peter Gunn y la morenaza, hasta que...



Llega la famosa pelea entre los gánster y los dos protas, para dirimir un objetivo clave y nodular, el de sustraer en el primer caso una joya magnífica y exclusiva robada de un museo y, en el segundo, de devolverla a su ubicación original, eso sí, salvando la ambición caprichosa de la dama de compañía y más que posible aliada de Gunn, pero con la que hay que mantener un avispado control. Por eso de las más que probables traiciones y derrotas propiciadas por las típicas y tópicas mujeres femme fatale literarias. 

La atmósfera vivenciada por los chicos y las chicas ye-ye norteamericanos y su atractivo juego de movimientos desdibujando una fiesta colorista, envuelven mágicamente al entregado Peter, también un despistado en apariencia, aun cuando deba de resolver impepinablemente este caso complejo, puesto que son muchas las manos que pretenden atrapar el oscuro objeto del deseo, incluidos los policías de una trama un tanto desvinculada de la legalidad pertinente.

Afortunadamente, nuestro detective fetiche es listo y ha guardado una copia de la joyita en cuestión en una caja fuerte, a fin de marear la perdiz; a todo esto, se suceden las peleas y los desencuentros inoportunos. Y la reliquia original queda protegida ni más ni menos que en el interior del bolsillo superior de su gabardina.

Finalmente, y tras una implosión de hechos concatenados, al tiempo que se produce una lucha sin cuartel por la piedra falsa, Peter Gunn y su chica se alejan satisfechos con su símbolo material, la piedra verdadera. Ella no demasiado contenta al principio, pues le hubiera gustado poseer el regalito que Gunn deposita definitivamente en el lugar justo del museo.

Otra aventura resuelta, gracias a la imaginación del autor primigeno de la obra en formato serie, y la película de Blake Edwards posterior, extendiendo su grado de influencia notorio, del mismo modo, por el trabajo no menos importante por parte de grupos de rock-pop que han puesto a disposición de los visionarios espectadores y oyentes sus remakes musicales: Emerson Lake and Palmer, The Art of Noise y fundamentalmente Henri Mancini, compositor del tema original. Tampoco hay que olvidar la versión de The Blues Brothers, quizá la más conocida.

The Art of Noise - Peter Gunn



author

Este Post Está Escrito Por:

Marisa Doménech Castillo

Soy la autora de este blog y bloguera desde 2014. Y fue un flechazo; casi por casualidad, porque fue trasteando por internet, cuando ví la posibilidad de crearme un sitio para escribir. Ahora, tras mucho trabajo de documentación en marketing digital, a mi nivel, claro, y también de búsqueda de información temática, he decidido iniciar mis pinitos como redactora de contenidos o freelance, como prefiráis, es decir, profesionalmente. Si bien, ya he colaborado con algún blog/web. En realidad soy activista política.BIO @NuevoItaca  E-MailEspero que vuestro paso por aquí sea lo más agradable posible para vosotros/as.

PINCHA EN EL VÍDEO PARA RECIBIR 
UN ABRAZO VIRTUAL
PINCHA EN LA FRANJA NEGRA PARA DESPLEGARLA Y COMENTAR DESDE GOOGLE +

Comentarios